Apoyo en el Duelo Gestacional y Perinatal

duelo_gestacional_perinatal

Cuando una pareja desea concretar sus deseos de tener un hijo, ambos se imaginan cómo será el bebé, dónde dormirá y hasta cómo se llamará. Empiezan a gestar a nivel mental y emocional a su futuro hijo implicando expectativas, ilusiones y proyectos de futuro. Sin embargo, estos sueños pueden derrumbarse tan sólo en unos segundos cuando se pierde este embarazo.

El duelo gestacional y perinatal se refiere a la pérdida de un bebé durante el período de gestación o bien durante el parto. Este tipo de duelo suele no ser reconocido socialmente y es usual escuchar palabras como “ya tendrás otro” o “aún eres joven” por lo que, en muchas ocasiones, los duelos gestacionales y perinatales no son públicamente reconocidos ni socialmente expresados.

Este duelo podría convertirse en duelo patológico si la tristeza comienza a interferir en las actividades cotidianas tras un prolongado tiempo. En estos casos sería conveniente que la pareja busque asesoramiento profesional o bien grupos de apoyo especialmente formados para personas que han padecido una pérdida gestacional. Estos grupos les permitirán conocer otras experiencias similares y hablar con personas que han pasado esta pérdida sintiéndote menos aislado y solo.

Cuando este dolor no se ha podido expresar y elaborar de manera adecuada, el duelo por la pérdida del embarazo puede verse complicado por los siguientes factores:

    • Duelos complicados anteriores. Experiencias anteriores en uno o más abortos espontáneos.
    • Ausencia de apoyo social y personal/familiar que impide la validación de este duelo y la expresión de sus emociones.
    • Cantidad de tiempo que la pareja ha estado buscando el embarazo.
    • Las experiencias del pasado y problemas que tenga la persona en ese momento de su vida independientemente de la pérdida. Por ejemplo: problemas laborales, familiares, económicos, etc.
    • Características personales y psicológicas de la persona. 

Sin embargo, ¿Cómo podemos ayudar a las personas que sufren una pérdida gestacional?

A continuación te daremos algunas sugerencias para que acompañes a esta pareja que está atravesando un proceso de duelo:

  1. Reconoce y acepta sus sentimientos. Como mencionábamos en párrafos anteriores, el duelo perinatal suele complicarse por la falta de validación social por  lo que las parejas se sienten impedidas de expresar sus emociones frente a los demás. En este sentido, como sucede con otras pérdidas, es importante que quienes acompañan a la pareja en este duelo le permitan expresar lo que sienten sin restar importancia a su pena ni animar a evitar esas emociones. De lo contrario, sólo estaremos negando su dolor sin respetar este duelo que deberán atravesar naturalmente.
  2. Escucha lo que tienen para decirte. Durante el proceso de duelo es primordial que los dolientes puedan expresar sus emociones y para ello los familiares y amigos tendrán un rol clave. Deben escuchar atentamente cuando les cuentan lo que sienten sin interrumpir ni decir frases que minimicen la importancia de lo que les ha pasado.
  3. Evita frases desafortunadas. Cuando sucede el duelo perinatal y/o gestacional es usual escuchar comentarios como “eran tan sólo células”, “aún eres joven, puedes tener otro bebé”, “por lo menos esta pérdida sucedió ahora”, etc.  Estas frases inapropiadas olvidan que este otro hijo que seguramente se concebirá cuando la pareja se sienta preparada se trata de otra persona que también será muy querida y deseada por la pareja pero que nunca podrá reemplazar al que han perdido.
  4. Sé comprensivo. Ponte en su lugar y piensa cómo te sentirías tú en esa situación. A veces imaginarnos esto nos permite entender con mayor profundidad su dolor. Muéstrate cercano y bríndale un apoyo sincero y respetuoso de sus emociones. Como pudimos observar, este acompañamiento a quienes están atravesando un duelo perinatal y/o gestacional debe permitir que los padres puedan vivir este duelo como se hace con otras muertes, sin importar si el bebé ha nacido o no porque este pequeño ya formaba parte de sus vidas desde el preciso instante de que se enteraron de su gestación.
Te gustó este artículo? Compártelo

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.