NO TE RINDAS
(Mario Benedetti)

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

¿Qué te pareció este poema? Coméntanos que te hizo sentir.

Manejodelduelo.com ofrece libros, audios, ejercicios y artículos gratuitos a los miembros de su comunidad. Apoyamos a las personas en duelo, a sus familiares, amigos y a los profesionales que los atienden.

Únete a la comunidad de Manejodelduelo.com

Trabajemos tu duelo juntos

Grupo de Apoyo para el Duelo Consciente

Inscripciones Abiertas

Recibe un cálido abrazo de nuestra parte. Estamos contigo!

Hecho con cariño y responsabilidad por Jessica, Leonardo, Ethel y Heitor junto a los colaboradores de Manejodelduelo.com

30 Comments

  1. Cleopatra 4 de septiembre de 2014 at 18:42 - Reply

    Es un mensaje que ayuda a motivar a la persona doliente, levantarle el ánimo.

    • Florencia 22 de septiembre de 2014 at 05:35 - Reply

      Sin dudas Cleopatra… es una invitación para que nunca bajemos los brazos. Cariños

  2. Maribel Montoya Pereira 4 de septiembre de 2014 at 19:46 - Reply

    Me parece excelente, mi hijo tiene 1 año y 2 meses de fallecido y me encuentro en una etapa demasiado sensible. Estas lecturas me ayudan demasiado. Muchas gracias

  3. Susana 4 de septiembre de 2014 at 20:42 - Reply

    Hermoso, simplemente ¡Gracias!

  4. Angeles 12 de diciembre de 2014 at 11:45 - Reply

    Muy bonito poema que nos ayuda a salir adelante.. <3

    • Florencia 15 de diciembre de 2014 at 05:31 - Reply

      Gracias Angeles. Un gran cariño.

  5. sonia castillo 14 de diciembre de 2014 at 01:37 - Reply

    aún estoy muy sensible y si me hizo pensar que debo seguir adelante, pero perdí el camino y quiero aceptar la realidad de haber perdido a mi esposo, muchas gracias

    • Florencia 15 de diciembre de 2014 at 05:43 - Reply

      Hola Sonia. Confiamos en tu fortaleza para seguir mirando hacia adelante en el camino de la vida. Dale tiempo a tu dolor, permítete expresar tus emociones y elaborar esta pérdida a tu propio ritmo… no te apresures. Deseamos desde aquí serte de gran ayuda. Un fuerte abrazo

  6. franklin madrigal rojas 17 de diciembre de 2014 at 13:45 - Reply

    En estas fechas este poema le da fuerzas, deseo de luchar y una esperanza aumque uno sienta que esta solo, alquien esta con uno y tiene apoyo divino. Gracias

    • Florencia 18 de diciembre de 2014 at 05:11 - Reply

      Hola Franklin. Es un poema que nos da aliento para seguir adelante. Deseamos desde aquí poder acompañarte en este proceso. Un fuerte abrazo.

  7. raquel 13 de enero de 2015 at 20:52 - Reply

    este mensaje lo leí en un documento que me entrego mi jefa en noviembre, a días del fallecimiento de mi padre, me sentía mal en ese momento y como si hubiese sido escrito especialmente para mi, al leerlo me lleno de fortaleza en ese momento y me ayudo a seguir adelante. es increíble como unas palabras en un momento oportuno pueden ayudar a sanar un corazón doliente.

    • Florencia 14 de enero de 2015 at 05:18 - Reply

      Hola Raquel. En momentos de tanto dolor, los gestos de cariño y contención de las personas que nos rodean son esenciales… una palabra, un abrazo, un poema son distintas maneras de demostrar nuestros deseos de acompañamiento y comprensión. Un fuerte cariño

  8. Eva 8 de mayo de 2015 at 11:37 - Reply

    Desde la primera vez que lo leì, me encantò!!! Me hizo sentir viva, con ganas de seguir adelante. Està hermoso!!!

    • Florencia 11 de mayo de 2015 at 05:32 - Reply

      Qué lindas palabras Eva! Nos reconforta saber que este maravilloso poema te haga sentir tan bien. Te enviamos un fuerte abrazo.

  9. Miguel 21 de mayo de 2015 at 10:53 - Reply

    Que siempre hay esperanza, siempre tenemos oportunidad de comenzar de nuevo, ante todo lo que pudo haber sucedido, siempre podemos comenzar de nuevo, o continuar, levantarse y continuar.

    • Florencia 22 de mayo de 2015 at 05:45 - Reply

      Gracias Miguel por estas bellas palabras de esperanza… Aunque a veces la vida nos golpee fuertemente, por nosotros mismos y el amor de nuestros seres queridos debemos continuar en este camino. Un fuerte abrazo.

  10. CONCEPCION CORONEL JUAREZ 28 de mayo de 2015 at 10:24 - Reply

    MUY HERMOSO Y MOTIVADOR

    • Florencia 28 de mayo de 2015 at 10:26 - Reply

      Muchas gracias querida Concepción por tus palabras. Es un poema que siempre es reconfortante volver a leer. Un fuerte abrazo

  11. TERESA 3 de junio de 2015 at 16:00 - Reply

    Es muy cierto, que todos los duelos no son iguales,
    Hace 25 años falleció mi padre, y a dia de hoy, aún lloro su auséncia, seguramente el mio fué un duelo patológico, aunque me visito un psicológo, pero la intensidad con la que viví, la enfermedad y los 10 meses tan duros que sufrió mi padre, yo le daba la morfina, era la única medicación que tenia, nunca había estado enfermo, con 74 años era una de esas personas, a las que gustaba de la vida, ver dia a dia como se apagaba, no saber como enfocar su enfermedad,cáncer, para que él no padeciese más de lo debido, eso fué, ahhh, horroso.
    Hace un mes y medio, ha fallecido mi madre, con 94 años, y enferma, durante 24, en la que evidentemente, me tocó a mi estar a todas, de dia de noche mañana y tarde, mientras trabajaba yo la cuidaba una señora, cuando me rompí una mano hace 6-7 años, la puseen una residéncia, ella entre otras cosas tenia demencia senil, le habian dado varios infartos cerebrales, etc…. Y si bien es cierto, que tengo una tristeza, por su vacio, por su auséncia, y porque ahora mi tiempo que lo empleaba en ella, lo distribuyo de otra forma, pero no me ha quedado ese sentimiento tan brutal de tristeza, dolor y frustración como cuando murió mi padre, es muy cierto que 24 años, dan para mucho, muchas noches y dias de hospital, muchas urgéncias, muchos sustos, y evidentemente, mi edad, entonces tenia yo, 43 años, y era la primera gran cosa triste que estaba pasando, ahora tengo 67, y muchos años dedicados a mi madre, creo que una compensa a la otra, la edad, la dedicación, y la edad de mi madre con todo un gran ciclo de vida hecho
    Gracias por su atención
    Teresa Romero.

    • Florencia 4 de junio de 2015 at 05:39 - Reply

      Gracias a ti querida Teresa por confiarnos tu experiencia de duelo. Cada duelo es absolutamente personal porque dependerá, entre otras cosas, del vínculo especial que nos unía a la persona fallecida así como de los recursos personales que contamos en esa etapa de la vida para afrontar esta pérdida. Por eso no son buenas las comparaciones… cada duelo encierra sus propias emociones, temores e incertidumbres que poco a poco podremos ir elaborando. Un fuerte abrazo

  12. maria 3 de septiembre de 2015 at 17:49 - Reply

    HOLA, ME DA ESPERANZA Y ME HACE SABER QUE NO SOY LA UNICA QUE PASA POR UN DUELO Y SABER QUE PODRE SEGUIR VIVIENDO A PESAR DE TODO.

    • Florencia 4 de septiembre de 2015 at 06:08 - Reply

      Querida María, la pérdida de un ser querido es una experiencia dolorosa que lamentablemente todos deberemos afrontar al menos una vez en la vida. Si te hace bien compartir tu historia con otros dolientes puedes averiguar en tu ciudad la existencia de un grupo de mutuo apoyo en el duelo en donde puedas compartir tus emociones, experiencias y desafíos con otras personas que, al igual que tú, están afrontando este proceso. Un fuerte abrazo

  13. Esmeralda Aguayo Mendoza 4 de septiembre de 2015 at 23:08 - Reply

    Despues de la «partida de mi abuela» aún me cuesta trabajo aceptar que ella no esta en forma fisica, extraño su aroma, su voz, sus historias, comparti con ella mucho, y ella me compartio a mi, la amo y no quiero que se vaya, hace dias que estoy triste y trataba de evitarlo, pensando que ella sigue en casa y que cuando vuelva encontrare su aroma nuevamente, este poema es como si ella me hablara y me dijera que no me rindiera, que no estuviera triste, que estoy en el mejor momento, en el que a ella le hubiera gustado que yo estuviera, aveces quiero irme con ella, pero no puedo rendirme, apuesto que me estaria diciendo, la vida sigue niña, no te cases y se feliz, esas solian ser sus palabras cuando yo aun tenia 12 años, ella representa mucho de lo que soy ahora, se que esta conmigo, pero me cuesta trabajo acostumbrarme a la nueva manera en la que esta, te extraño mami, te extraño tanto.

    • Florencia 7 de septiembre de 2015 at 06:20 - Reply

      Hola querida Esmeralda, ten paciencia con tus emociones… el proceso de duelo implica un trabajo activo del doliente para poco a poco reubicar emocionalmente a nuestro ser querido construyendo con él o ella un nuevo vínculo basado en el amor y los bellos recuerdos compartidos. No bajes los brazos, confía en ti… como tú bien dices, ella no quisiera eso para ti. Un fuerte abrazo

  14. Yessica Palma 5 de septiembre de 2015 at 11:15 - Reply

    Muy bello poema, muchas gracias por compartirlo con nosotros. Nos ayuda a despejar un poco nuestra tristeza. Mi beba tiene un poco mas de un mes que partió al cielo. Estoy en proceso. Gracias a ustedes no me siento tan sola en este camino difícil.

    • Florencia 7 de septiembre de 2015 at 06:10 - Reply

      Hola querida Yessica, gracias a ti por permitirnos acompañarte en este camino de duelo. Procura ser paciente con tus emociones, buscar personas de confianza con quienes poder expresar tu dolor y cuidar tu salud física mediante una dieta equilibrada, ejercicios físicos y una rutina de sueño. El amor, la comprensión y la paciencia hacia ti misma es esencial en esta etapa emocionalmente exigente que estás atravesando. Te invito a leer este artículo: «¿Cómo Afrontar la Muerte de un Hijo?». Un fuerte abrazo

  15. MA. SOCORRO CORTÉS GALVÁN 28 de octubre de 2015 at 14:36 - Reply

    Mil gracias por estos artículos. Soy una doliente, mi hijo murió hace 14 años, y tenía 18 cuando sucedió. Fue un camino muy largo y lleno de pena. En estos últimos dos años he venido encontrando la paz y el sentido de mi vida. Ahora estoy en este camino de acompañamiento en proceso de duelo y todas estas lecturas me dan nuevas herramientas para cumplir con mi misión de vida. Que Dios los bendiga por esta labora tan humana. Reciban un fuerte abrazo.

    • Florencia 2 de noviembre de 2015 at 06:31 - Reply

      Querida Socorro encontrar un nuevo sentido de vida tras la pérdida nos permite honrar la memoria y el amor de quien partió por lo que te agradecemos profundamente que nos permitas estar a tu lado en este nuevo camino de acompañamiento que estás emprendiendo. Un fuerte abrazo

  16. susana balbez 5 de noviembre de 2015 at 12:59 - Reply

    Este poema me paseo por muchas emociones,hace que el dolor de alguna forma sea vivido con esperanza en que el camino puede ser largo pero no hay que rendirse frente a la vida,abrazar los sueños, a mi me cuesta mucho,vivo como puedo,este gran dolor,tenia tan solo 36 años,apesar de todo la recuerdo como era ella alegre¡¡¡¡¡¡¡

    • Florencia 6 de noviembre de 2015 at 05:49 - Reply

      Gracias querida Susana por compartir con nosotros las intensas emociones que este poema te ha hecho despertar. Una maravillosa manera de honrar a quien partió es abrazando nuestros sueños para vivir una vida de la que ella se sentiría orgullosa. Ten paciencia con tus emociones… poco a poco podrás reconstruir un nuevo sentido de vida que ha sido puesto en cuestionamiento desde su muerte. Un abrazo

Leave A Comment

Artículos Relacionados