La importancia de la alexitimia en el duelo

alexitimia

Uno de los factores fundamentales para poder realizar un verdadero proceso curativo durante el duelo es la expresión de nuestras emociones por lo que cuando surgen signos de alerta que nos muestran una inadecuada expresión de esta pérdida es necesario pedir ayuda profesional.

Este período de duelo nos permitirá encontrarnos a nosotros mismos con nuestros sentimientos  para aceptar esta nueva situación y reflexionar sobre nuestro futuro sin él o ella. Sin embargo, puede suceder que estos sentimientos vinculados a la pérdida no sean expresados adecuadamente. En este sentido es importante alertar sobre la alexitimia, es decir, la incapacidad para identificar y expresar las emociones. Este término de origen griego fue acuñado en 1970 para reflexionar sobre aquellas personas que experimentan sentimientos pero que les resulta difícil poder reconocerlos y verbalizarlos con gestos o palabras.

Podemos distinguir entre dos tipos de alexitimia: primaria y secundaria.

  1. En la alexitimia primaria, este trastorno se produce por un daño en las estructuras neurológicas relacionadas con las emociones. En este caso se trata de factores hereditarios por lo que suele manifestarse en los primeros años de la infancia.
  2. La alexitimia secundaria se produce luego de un trauma emocional grave o una situación de intenso estrés. Por ejemplo, haber sido protagonista de un secuestro, testigo de un asesinato, haber participado de un campo de concentración, etc. La alexitimia se caracteriza por los siguientes síntomas:

 

  • El pensamiento se basa en hechos y detalles debido a la dificultad para desarrollar situaciones imaginarias, fantasías o sueños.
  • Dificultad para distinguir sus sentimientos de las sensaciones corporales o físicas.
  • Suelen actuar de manera impulsiva cuando se enfrentan a momentos emocionales que les resultan incómodos.
  • Debido a su incapacidad para expresar sentimientos, suelen ser definidas como personas frías y distantes que no pueden comprender eficazmente los sentimientos de otras personas.
  • Se suelen mostrar más predispuestos a ocuparse de eventos externos en vez de indagar en sus experiencias internas.
  • Dificultad para tomar decisiones y crear vínculos sociales ya que en ambos casos las emociones juegan un rol primordial.

En un proceso de duelo donde las emociones cumplen un rol protagónico se deberá prestar mayor atención a aquellas personas que sufren este trastorno, ya que la elaboración saludable de esta pérdida se verá afectada notablemente por la incapacidad de poder expresar lo que siente y, por lo tanto, para reflexionar sobre ello. Para que la alexitimia no termine convirtiéndose en depresión y aislamiento social es necesario que la persona reconozca este trastorno y que participe de talleres de ayuda mutua, sesiones de psicoterapia y otras actividades que le permitan identificar y compartir sus emociones con los demás.

Te gustó este artículo? Compártelo

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.