Cómo Prepararse Para la Muerte de Nuestra Pareja, Esposo o Esposa

Muerte-de-la-Pareja

 

Cuando sabemos que nuestro esposo(a) o pareja va a morir, en este caso por alguna enfermedad terminal, empezamos a vivir un duelo anticipado y sentimos que el mundo se viene abajo.  No sólo vamos a experimentar el cambio de estado civil de “casado” a “viudo”, sino que nuestra vida va a ser impactada grandemente y muchos ángulos de ésta se verán afectados.

Es normal que sintamos cierta falta de identidad, mucha inseguridad, vulnerabilidad e incertidumbre.  Esta incertidumbre puede estar ligada a nuestro futuro financiero, ya que muchas veces con la ausencia de nuestra pareja quedamos a cargo de muchas responsabilidades económicas que antes eran compartidas entre dos.  Por otro lado y principalmente, la parte emocional se ve devastada y podemos sentir que nunca seremos capaces de superar este intenso dolor, como si hubiese un gran apagón en nuestra vida , vida donde podríamos sentir que impera el miedo y la desolación.

 

En un duelo anticipado tenemos la posibilidad de empezar a prepararnos para el futuro sin nuestra pareja.  Estas son algunas sugerencias para enfrentar esta dura situación:

 

  • Si te es posible, conversa con tu esposo o pareja sobre tus sentimientos con respecto a la muerte.  Deja que él o ella comparta los suyos también.  Es importante en toda relación de pareja el hablar de nuestros miedos y aún en estos momentos puedes buscar apoyo mutuo.

 

  • Aún si tu pareja está gravemente enferma, el tiempo del final puede estar lleno de preciosos momentos.  Si es posible, tómate el tiempo de crear situaciones gratas que puedan quedar en la memoria de ambos, como por ejemplo, regalarle flores y que ambos disfruten de su aroma y tersura o disfrutar juntos de una puesta de sol, etc.

 

  • Trata de no reprimir la demostración del amor hacia tu pareja en ningún momento, permítete expresarlo hasta el final.

 

  • Trata de evitar auto reprocharte o reprochar a tu pareja en ningún aspecto:  buscar culpables no conduce a nada.

 

  • Es conveniente procurar ser honesto con tus propios sentimientos, incluso enojo: este es un sentimiento frecuente en toda situación de anticipación de duelo.  Si sientes rabia, trata de darle expresión frente a amigos o familiares, o con quien pueda escucharte.  Si crees que tus emociones se desbordan, busca ayuda profesional.

 

  • Si tu pareja o esposo(a) fallece luego de sufrir una larga y penosa enfermedad es posible que sientas alivio al finalizar de una situación tan demandante.  Es un sentimiento natural y no requieres sentirte culpable por ello.

 

  • Tómate tu tiempo para transitar por el duelo, tanto cuando recibes el diagnóstico como cuando fallece.

 

  • Si es posible, trata de arreglar asuntos como el funeral y las finanzas de la familia, así aliviarías el tener que lidiar con estos temas al mismo tiempo que con la reciente muerte de tu pareja.

 

  • Acepta la ayuda que te ofrezcan tus amigos, familiares, vecinos, etc.  tanto ayuda práctica como emocional.   Nuevamente, si el dolor te sobrepasa, sería recomendable que busques ayuda profesional.

 

Entendemos que la muerte es el más temido y repudiado aspecto de la existencia humana, sin embargo, es una fase tan natural como el nacimiento.  Simplemente es parte del círculo de la vida.  ¿Qué piensas al respecto?

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. amparo dice

    Es cierto que cuando recibes la noticia te traumatizas, pero cuado fallece lo vives como una pelicula que no es tu vida,y durante un tiempo crees que estas soñando. Hasta que pasa un año y empiezas a pensar que es real y que ya no va a volver. Almenos esta es mi esperiencia. Y mi consejo es buscar terapia, a mi me ha ayudado mucho,!

  2. florencia dice

    Así es Amparo. El duelo anticipado no significa que no debamos hacer el duelo posterior a su muerte. Debemos readaptarnos a su ausencia y a la pérdida de los proyectos que teníamos en común. Gracias por contar tu experiencia. Un gran cariño.

  3. Graciela dice

    Es muy bueno todo lo que recibo de parte de este grupo. Mi esposo en 20 minutos entró en coma , al otro día estaba vegetativo y a la mañana falleció. No había sentido nada. Donó órganos. Fue triste y maravilloso a la vez por el afecto que recibimos en esos momentos. Pero yo lo sigo extrañando y lloro mucho . Estoy muy sola. Hace 2 años y medio que se fue y yo tengo recaídas muy feas. Gracias por ayudarme.

  4. florencia dice

    Hola Graciela, es una experiencia muy dolorosa la que nos cuentas. Las muertes inesperadas siempre nos dejan sin tiempo para despedirnos… shockeados ante la inevitabilidad de la muerte. Gracias a ti por permitirnos acompañarte en este momento dolorosa de tu vida. Esperamos desde aquí serte de gran ayuda en todo lo que necesites para cada día sentirte un poco mejor. Un gran abrazo

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.