9 Consejos para acompañar a un adolescente en duelo

adolescentes_duelo

Los adolescentes experimentan una etapa muy compleja en su vida… ya no son los niños que solían ser pero tampoco son adultos. Su mundo emocional y físico se encuentra atravesado por profundos cambios. Por lo tanto, la muerte de un padre, una madre, un hermano o amigo cercano es una experiencia realmente devastadora para quien atraviesa una etapa de por sí muy laboriosa y repleta de presiones psicológicas, físicas y académicas. Aunque no lo parezca, ellos necesitan de tu apoyo constante caracterizado no sólo por la escucha y el diálogo comprensivo sino también por la validación de sus sentimientos.

Este duelo será único y personal de acuerdo a los recursos personales de cada adolescente. Aquí te brindamos 9 consejos que podrían servirte para acompañar a un adolescente en este proceso de duelo.

1. HÁZLO PARTÍCIPE DEL FUNERAL. Enfrentarnos con el cuerpo de nuestro ser querido fallecido nos hace definitivamente dejar de pensar que todo esto se trata de un mal sueño para comenzar a experimentar el dolor que provoca la irreversibilidad de su ausencia. En este sentido, el funeral también será importante para los adolescentes de la familia. Sin embargo, es posible que ésta sea la primera vez que ellos deban asistir a uno. ¿Cómo puedo ayudarlos?  Es primordial que hables con el adolescente sobre las actitudes, reacciones y emociones que podría observar y experimentar en esta ceremonia, de esta manera podrás tranquilizarlo respecto a cómo actuar frente a otras personas que se acerquen a él. Hazlos partícipes de la planificación de esta ceremonia, conversa sobre qué le gustaría llevar a su ser querido a la tumba o qué traje usará ese día. En caso de que no tenga deseos de hablar o de participar en estos detalles, no lo fuerces a hacerlo ya que podrías perjudicar su proceso de duelo. Te recomiendo leer el siguiente artículo: “Importancia de los Rituales Funerarios en el Proceso de Duelo”.

2. VALIDA SUS SENTIMIENTOS.  El estrés, la incertidumbre, el enojo, la confusión y la tristeza serán algunas de las emociones que deberá experimentar un adolescente en duelo sin tener una clara consciencia sobre qué tipos de estrategias de afrontamiento lo ayudarán en este momento. Está bien que tú también llores y muestres tu dolor frente a él reservando aquellos momentos de mayor desconsuelo para espacios más íntimos … Si eres el padre/madre de este adolescente, seguramente también te encontrarás desconsolado por esta pérdida, pero no descuides las necesidades de tu hijo ni les generes aún mayor ansiedad… Suele no haber una forma correcta o incorrecta de hacer un duelo, no hay un patrón simple o un conjunto de normas a seguir… Reconoce sus sentimientos, habla con él sobre lo importante que es expresar estas emociones y bríndales el permiso de poder reír, llorar, enojarse o alegrarse sin sentir culpa por hacerlo. Conversa con él sobre distintas estrategias de afrontamiento para canalizar y profundizar estas emociones como, por ejemplo: la escritura, el dibujo, etc. de acuerdo a su personalidad. Te invito a escuchar las palabras del Padre Mateo de Grupo Resurrección – Argentina sobre el rol de los padres en la validación de estos sentimientos:

3. RESPETA LOS ROLES FAMILIARES. La muerte del padre, la madre o un hermano/a trae consecuencias inevitables en el reordenamiento familiar. Cada miembro de la familia cumple determinadas funciones que se pueden ver paralizadas luego de esta pérdida. Sin embargo, ¿esto significa que los adolescentes deban asumir el rol que ha quedado vacío? ¡Por supuesto que no! La pérdida de un ser querido provoca en el adolescente no sólo una mayor preocupación y ansiedad respecto al futuro financiero y emocional de la familia sino que equivocadamente muchas veces se los obliga a asumir responsabilidades que no le corresponden. Luego de la muerte de un padre, quizás hemos escuchado a otros familiares decir: “Ahora tú eres el hombre de la casa”.  Entonces, inesperadamente este adolescente se encuentra cuidando de su madre viuda, de su hermano menor, realiza trabajos a tiempo parcial, etc. Si bien es saludable asumir tareas acordes para su edad siempre que tenga tiempo para estudiar y divertirse, no hagas que tu hijo asuma responsabilidades de adulto para las cuales aún no está preparado. Por el contrario, ellos también necesitan ser acompañados en su dolor y ayudados a adaptarse a esta ausencia.

4. ESCÚCHALO Y ABRE EL DIÁLOGO. El adolescente en duelo no sólo deberá afrontar las inquietudes propias de la edad sino que además la muerte de su ser querido lo enfrentará a preguntas existenciales respecto al significado de la vida. Cuestionarán la muerte, se preguntarán cómo y por qué sucede, así como comenzarán a conformar su primera visión del mundo en donde aspectos filosóficos, religiosos, etc. quizás sean revisados. Abre el diálogo para poder reflexionar junto a él sobre estas preguntas, no las minimices ni le intentes imponer tus propias respuestas… acompáñalos para que ellos puedan encontrar una solución personal a estos planteamientos y respeta sus espacios de silencio. Una mirada, un abrazo o una caricia pueden ser más útiles cuando las palabras sobran.

dialogo_adolescentesSi él no desea hablar contigo, podría servir el buscar grupos de apoyo de duelo para adolescentes en los que pueda compartir con otros pares su experiencia personal.

5. NO LO COMPARES. Especialmente en el caso de que el adolescente haya sufrido la pérdida de un hermano, es frecuente que los padres estén absolutamente abrumados por el dolor de esta muerte centrándose sólo en el hijo que han perdido. En este caso los adolescentes pueden llegar a sentir que sus emociones son desestimadas, además podrían sentir celos y hasta preocupación por la falta de atención que reciben. Si bien es primordial que los padres puedan hablar y recordar a su hijo fallecido, también es importante que brinden a sus otros hijos la atención que necesitan sin compararlos con quien ha muerto. Debes reconocer las cualidades, logros y fortalezas individuales de los hijos que aún viven y que reclaman atención.

6. ACOMPÁÑALO EN FECHAS ESPECIALES. El cumpleaños, la obtención de la licencia de conducir, la fiesta de graduación, etc. serán fechas especialmente difíciles para la familia en duelo. El adolescente tiene aún muchos sueños y proyectos por cumplir en los que pensaba que su ser querido estaría presente para acompañarlo y apoyarlo. Sin embargo, la muerte puede que haya cambiado por completo estos sueños y que el dolor y la desolación por su pérdida puedan sentirse más profundamente en estas fechas. Es muy importante que reconozcas el impacto que produce esta ausencia en el adolescente, que hables con él sobre cómo se siente en una fecha tan importante y que planifiquen juntos maneras de afrontar este día incorporando la memoria del fallecido en este evento ¡Puede ser que sientas tristeza a pesar de que también es un día feliz en su vida!

7. SÉ PACIENTE Y COMPRENSIVO. Los adolescentes suelen expresar las emociones de una manera distinta a los adultos… Al desear ser más independientes de sus padres, ellos pueden mostrarse reacios a expresar signos de luto debido a que lo interpretarían como un signo de dependencia y vulnerabilidad, por lo que suelen hacer su duelo en privado guardando la expresión de estos sentimientos para cuando nadie puede verlos. Debes ser paciente y comprensivo con él, permítele que exprese sus emociones como y cuando quiera, sin tener culpa por ello… Que no llore delante de los demás no significa que no sienta el dolor de esta ausencia sino que prefieren hacerlo en un espacio más íntimo en donde nadie lo juzgue o cuestione. Bríndale herramientas de afrontamiento y coloca cada reacción emocional en su contexto… a veces sus malas contestaciones o berrinches provienen del enfado e impotencia que siente por la pérdida de su ser querido. Inclusive pueden rechazar ciertas acciones y reacciones de otros familiares: ¿Cómo pudo quitar sus juguetes de la habitación si todavía eran importantes para mí? ¿Por qué Papá desea ir a la casa de la abuela si yo estoy triste y no tengo deseos de hacer nada? Se debería ser paciente con estos cuestionamientos y conversar con ellos sobre qué cosas te hacen bien a ti (si eres el padre/madre) y por qué.

8. MANTENTE ALERTA. Los adolescentes están mucho más expuestos a acciones como el abuso de alcohol, el consumo de drogas, el aislamiento social, etc. debido no sólo a que suelen ser más impulsivos sino que además se sienten invencibles y toman ciertos riesgos que inclusive pueden poner en peligro su vida. No dejes de prestar atención a lo que el adolescente hace y/o dice… A veces la distracción puede llevarlo a un camino mucho más complejo en el que se buscan mecanismos de afrontamiento equivocados que no sólo lo evaden del dolor sino que ponen en riesgo su salud física y emocional. Abre el diálogo, conversa con él sobre los riesgos de tomar estas actitudes autolesivas y establece los límites que consideres necesarios. Si estás preocupado por el comportamiento del chico así como los mecanismos de afrontamiento que está llevando adelante, no dudes en hablar con un profesional especialista en duelo para que pueda acompañarlo en esta etapa emocional tan compleja. La Dra. Rosa Aizen te cuenta en este video cuáles son los signos de alerta de un duelo patológico:

9. BUSCA UN GRUPO DE APOYO.  Como se mencionó antes, para los adolescentes puede ser especialmente difícil y vergonzoso hablar con su padre o madre sobre los sentimientos que está experimentando a causa del duelo y quizás no querrán manifestar su “vulnerabilidad”. En un duelo marcado por la soledad y el aislamiento, es sumamente recomendablemente que hables con él sobre los beneficios de participar de un grupo de apoyo en el que, junto con otros adolescentes, pueda compartir y reflexionar sobre su pérdida. Conversa sobre ello con el consejero escolar, personal del hospital o miembros de la iglesia de tu ciudad para que te ayuden a encontrar el mejor grupo para el chico. El apoyo mutuo es una de las maneras más eficaces que tiene el adolescente para sanar compartiendo su pérdida en un entorno sin prejuicios ni presiones. Para conocer los beneficios de estos grupos te sugiero que hagas click en este link:  Beneficios de los Grupos de Apoyo para el Duelo.

Ten paciencia con sus emociones, mantente alerta frente a posibles comportamientos autolesivos y comprende sus contestaciones en el marco de este proceso de readaptación… a veces no son sino una manera de canalizar el enojo y la impotencia que produce esta muerte.

¿Te han sido útiles estos consejos? ¿Te ha tocado ayudar a un adolescentes en duelo? ¡Comparte esta experiencia con otros dolientes!

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. Editora dice

    Hola querida Celeste, acompañarse mutuamente en un marco de comprensión y contención es esencial para avanzar poco a poco en el proceso de duelo. Si notas que con el terapeuta que fue no ha logrado afrontar su duelo, no dudes en solicitar ayuda de otro profesional tanatólogo o de un grupo de mutua ayuda para que pueda expresar sus temores, desafíos y emociones desde la muerte de su padre. Un abrazo

  2. CELESTE dice

    HOLA QUE TAL , MI HIJO DE 16 AÑOS NO QUIERE SALIR DE CASA MI PAREJA , SU PAPA FALLECIO HACE CASI 4 AÑOS, ELIAN DEJO EL SECUNDARIO RETOMO EN UNO A DISTANCIA RINDIENDO UNA VEZ AL MES , PERO NO SALE DE CASA Y NO QUIERE RELACIONARSE NI HACER ACTIVIDADES , COMENNZO TERAPIA PERO LE DIERON EL ALTA A LA 4 SESION PORQ NO HABLABA NADA Y RESPONDIA SI O NO SOLO SI LE PREGUNTABA LA TERAPEUTA ESTOY MUY PREOCUPADA NECESITO AYUDA , GRACIAS !!

  3. Editora dice

    Gracias a ti Adriana por tu comentario. Por eso es tan importante respetar el duelo de los niños, escucharlos y comprenderlos en su proceso. Un gran abrazo

  4. Adriana dice

    Excelente vídeo de como viven el duelo los niños, refuerza que su inocencia y espontaneidad logra que ellos y ellas si hablen de su perdida y cuando los adultos nos damos tiempo en escucharlos son muy sabios y te dan fuerza para entender tu perdida.
    Gracias por compartirlo y saludos.

  5. florencia dice

    Gracias a ti María por permitirnos acompañarte en este proceso. Recuerda que la escucha atenta y el respeto hacia sus emociones es esencial para que ella pueda sentirse acompañada y contenida en este proceso de duelo. Un fuerte abrazo

  6. maria lopez dice

    muchas gracias , mi hija esta pasando momentos muy dificiles por la perdida de su abuelita, no sabia como guiarla con este material puedo comprender mejor su situacion y acompañarla en este camino tan doloroso.

  7. Cleopatra dice

    me gustan los consejos, son útiles. Una recomendación: Podrían acompañar el qué hacer con un como hacerlo, ejemplos.?. Gracias por su ayuda y cooperación. Saludos.

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.