El Aborto Espontáneo: Cómo Manejar la Parte Emocional

Aborto-Espontaneo

Cuando se vive la pérdida de un embarazo, los sentimientos de tristeza pueden ser abrumadores.  Y esto no sólo lo es para la madre, sino también para el padre que muchas veces por ejercer el rol del “fuerte” de la familia, es olvidado ante una situación como ésta (hablaremos de este tema en otro artículo).  Desafortunadamente los abortos espontáneos son más comunes de lo que uno se puede imaginar.  Uno de cada cinco embarazos no llega a término.  La madre no solo tiene que pasar por el proceso físico de la pérdida espontánea del bebé, sino que en algunos casos hasta tiene que someterse a un proceso quirúrgico para la retirar al bebé sin vida del vientre, lo cual hace más traumática la experiencia.  Las emociones suelen intensificarse con el cambio hormonal que se sufre inmediatamente después de un aborto.

 

¿Qué se siente emocionalmente después de un aborto espontáneo?

Al principio la madre se siente muy impactada, está muy confundida y negada a aceptar lo sucedido.  Querrá llorar o buscar culpables aunque esto la implique a sí misma.  Son emociones muy fuertes ya que se llega a crear un importante lazo entre la madre y el bebé, a pesar de que en la mayoría de casos seguramente el embarazo estaba en su etapa temprana.

 

¿Cómo es el proceso de duelo después de un aborto espontáneo?

Esta pérdida, como la de cualquier otro ser querido tiene sus etapas de duelo a seguir:

  1. Shock o Negación – Es cuando la madre no puede creer como pudo pasar algo así y se niega a aceptarlo.
  2. Ira y Culpabilidad – En esta etapa la ira puede desencadenarse contra sí misma, por creer que no cuidó bien del embarazo o por cualquier otro factor; esto hace que se siente culpable.
  3. Depresión – La madre acepta la pérdida y siente un profundo dolor.  Es normal que quiera alejarse de los demás y estar sola para pensar y llorar libremente; hay que respetar ese deseo.
  4. Aceptación – Esta es la etapa en que la madre entiende que tiene que lidiar con el dolor de alguna manera con el fin de superarlo.  Esto no quiere decir que va a olvidar lo sucedido, sino todo lo contrario, la madre recordará por siempre a este bebé que no llegó a conocer, pero reconoce que tiene que poner de su parte para salir adelante y superar la tristeza.

 

Todo este proceso puede llevar un tiempo de maduración, en algunos casos hasta un año.  Hay que tener en cuenta que si la pérdida ha sido reciente entonces la madre se sentirá tocada por eventos externos que la harán recordar a su bebé y sentirá que está retrocediendo en su proceso de sanación, como por ejemplo:  amigas o familiares que anuncian que están embarazadas, el Día de la Madre, visitar a bebés recién nacidos, visita al ginecólogo, etc.

 

¿Qué debe hacer la madre para superar la depresión causada por el aborto natural o espontáneo?

  1. Busca apoyo en la gente que te quiere.
  2. Respeta tus tiempos.  No todos sanamos nuestras heridas en el mismo lapso de tiempo.
  3. Si te sientes abrumada por el dolor, busca ayuda profesional e incluye a tu esposo en esta terapia.  Es muy probable que él también esté sufriendo o que te quiera ayudar en la sanación.
  4. Si te hace sentir bien, haz honor a la memoria del bebé que no llegó a nacer una vez al año (quizás en la fecha que estaba asignada para su nacimiento, o en la fecha de la concepción).  Por ejemplo puedes plantar un árbol en su honor o también puedes organizar una misa en tu iglesia.

 

Como parte del proceso de sanación:

  1. Tienes derecho a pedir información a tu médico sobre los detalles de lo sucedido y de hacer todas las preguntas que quieras; asimismo puedes pedir tu historia médica para referencias futuras.
  2. Tienes derecho a evitar situaciones difíciles, como fiestas, eventos, etc. que te hagan recordar a tu bebé mientras vives el duelo.
  3. Tienes derecho a buscar ayuda en cualquier momento de tu duelo.  Puedes buscar ayuda de un terapista o consejero profesional, de un grupo de apoyo, de un foro por internet, de un sacerdote, o de algún amigo.
  4. Tienes derecho a no sentir apuro por sanar.  Tómate tu tiempo.
  5. Tienes derecho a tener días buenos y días malos, es completamente normal.
  6. Tienes derecho a decidir tú misma qué hacer con tu ropa de maternidad, ropa de bebé u otros artículos relacionados al embarazo.  Considera donarlos a instituciones de caridad u hospitales que lo necesiten.
  7. Tienes derecho a pasarla bien.  El reír y disfrutar son las mejores medicinas sanadoras.  Recuerda que el disfrutar de la vida NO deshonra la memoria de bebé.
  8. Tienes derecho a recordar a tu bebé, a imaginarlo… El sanar no significa olvidar.

 

Tus comentarios son muy valiosos para nuestra comunidad.  Comparte con nosotros tu experiencia.

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. Editora dice

    Gracias a ti querida Ana por compartir con nosotros tu experiencia de duelo. Lamentablemente la pérdida de un hijo durante el embarazo es un duelo socialmente subestimado. Sin embargo, es importante poder transitar este camino de emociones para poco a poco aprender a sobrellevar el dolor de esta ausencia. Desde aquí te enviamos un fuerte abrazo

  2. Ana dice

    Aunque un poco tarde, llego a este post, muy valioso para mí. He pasado muchos meses de búsqueda de embarazo sin éxito, con el farolillo rojo de cumplir el año, cuando por protocolo te envían a consulta de (¿in?)fertilidad. Hasta entonces no te hacen prueba alguna; es un proceso a mi vista cruel, porque en mi caso al menos solo necesitaba un poco de progesterona.
    Me quedé embarazada enseguida, pero lo perdí estando de 8 semanas. En mi caso, lo más doloroso ha sido el sentir la indiferencia de mi alrededor. Como si una vez finalizado el aborto todo estuviese sanado. La negación de mi familia y amigos hizo que yo también actuase como si nada. Pero lo que no se pasa al principio hay que pasarlo de todas formas, y he tenido que gritar a los cuatro vientos que no está todo bien, que me siento triste, que no puedo actuar como si nada hubiera pasado, poner buena cara y sonreir…
    El peor trago de todos es asistir a anuncios de embarazos de amigas (echas cuentas y piensas, “estaría como ella”), ir a visitar recién nacidos o escuchar el “es bueno haber pasado un aborto, ahora serás más fértil… ¿?”.
    En fin, gracias por dedicarnos este espacio.

  3. Editora dice

    Hola Querida Itzel, lamentamos la pérdida que has tenido. Es un proceso de duelo que recién estás comenzando a transitar por lo que procura ser paciente y amorosa contigo misma en este camino que transitas… cuida tu salud física y emocional y busca personas de confianza con quienes expresar el dolor así como las emociones que te invaden. Deseamos desde aquí serte de ayuda. Te invitamos a leer este artículo: “7 Claves para vivir mejor tras una pérdida”. Cariños

  4. Itzel dice

    Acabo de pasar por un momento muy triste, muy doloroso, so se que hacer,quisiera que sea una pesadilla lo que me ocurrio, apenas el martes perdi a mi bebe tuve rompimiento de las membranas y mi bebe comenzo a quedarse sin liquido, fue entonces que el doctor dijo que ya no se podia hacer nada…

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.