Las 5 etapas del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación es el recorrido que se transita para sanar la pérdida de un ser querido, según Elisabeth Kübler-Ross».

 

Las 5 etapas del duelo según la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross* es una de las descripciones más populares conocidas sobre el tema.  Esta dice que los dolientes no atravesarán por ellas en un orden prescrito sino que se trata de un marco que nos permite iniciar un proceso de aprendizaje donde finalmente comprenderemos que es posible convivir con esta pérdida y continuar en una realidad en la que este familiar ya no estará. Estas 5 etapas del duelo fueron propuestas por primera vez por Kübler-Ross en su libro de 1969 “On Death and Dying” donde, basado en su trabajo con pacientes en fase terminal, esta autora afirmó que luego de la muerte se inicia un proceso por el cual la gente lidia con esta pérdida.

Si bien como se menciona arriba, estas etapas no suceden en orden sino que vamos y venimos de ellas hasta finalmente aceptar la muerte como un hecho inevitable de la vida, la clave de estas etapas es comprender cómo se produce este proceso de duelo y en qué etapa usted se encuentra. A continuación te informaremos sobre cada una de estas fases.

 

PRIMERA ETAPA DEL DUELO: LA NEGACIÓN

Cuando una persona se entera de la enfermedad terminal o muerte de un ser querido, su primera reacción es negar la realidad de esta noticia devastadora.

 

La negación consiste en el rechazo consciente o inconsciente de los hechos o la realidad de la situación. Este mecanismo de defensa busca amortiguar el shock que produce la nueva realidad para sólo dejar entrar en nosotros el dolor que estamos preparados para soportar. Se trata de una respuesta temporal que nos paraliza y nos hace escondernos de los hechos. La frase que podría resumir la esencia de esta etapa es “Esto no me puede estar pasando a mí».

 

En este primer momento, el mundo pierde sentido y nos abruma. Nos preguntamos cómo podemos seguir adelante. No es que estemos negando que la muerte o la pérdida se hayan producido sino que nos invade un sentimiento de incredulidad de que la persona que amamos no la veremos nunca más. Los sentimientos de esta etapa nos protegen brindando a nuestro cuerpo y mente un poco de tiempo para adaptarse a esta nueva realidad sin la persona fallecida. Luego el doliente comienza a sentirse como si lentamente estuviera despertando, recordando lo sucedido progresivamente.

En el e-Book descargable: «Lo Más Esencial Sobre el Duelo» te guiamos sobre como afrontar la pérdida en los primeros días. Te recomendamos su lectura.

Descarga "Lo Más Esencial Sobre el Duelo"

Si bien la negación es una parte normal del proceso de duelo es importante destacar que  si el doliente perdura durante mucho tiempo en ella puede llegar a ser perjudicial ya que al no aceptar lo que les ha ocurrido, no son capaces de enfrentar esta pérdida y seguir adelante. Cuando esta negación se hace persistente, la represión podría también dar lugar a enfermedades físicas como malestar estomacal, dolor de pecho o hipertensión. 

SEGUNDA ETAPA DEL DUELO: LA IRA

Cuando ya no es posible ocultar o negar esta muerte comienza a surgir la realidad de la pérdida y su consecuente dolor.

Si bien los sentimientos de enojo estarán presentes con distinta intensidad durante todo el proceso de duelo, es en esta etapa donde la ira toma el protagonismo dirigiéndose este enojo al ser querido fallecido, a nosotros mismos, a amigos, familiares, objetos inanimados e inclusive a personas extrañas. Se siente un resentimiento hacia la persona que nos ha dejado causando un inmenso dolor en nosotros pero este enojo se vive con culpa haciéndonos sentir más enojados aún. La frase que podría contener la esencia de esta etapa es “¿Por qué yo? ¡No es justo!”, “¿Cómo puede sucederme esto a mí?” Esta comprensión del “por qué” de las cosas puede ayudarte a encontrar una cierta paz.

 

Puedes preguntarte, “¿Dónde ha estado Dios cuando me sucedía esto?”. De acuerdo a la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, es importante que los familiares y amigos del doliente dejen que éste exprese libremente su ira sin juzgarlo o reprenderlo ya que este enojo no sólo es temporal sino que, principalmente, necesario. Debajo de esta ira ilimitada se encuentra el dolor producido por esta pérdida. Si somos capaces de identificar esta ira y expresarla sin temores podremos comprender que ella es parte del proceso de curación.

 

Para eso se pueden emplear diversos métodos de expresión como escribir una carta al ser querido fallecido para expresar tu enojo, establecer un diálogo imaginario con ellos para compartir tus sentimientos, hablar con un amigo o familiar, realizar ejercicios físicos o bien practicar la meditación que aquí te ofrecemos: «Meditación – Respirar y Soltar» como un camino para calmar y canalizar estas emociones abrumadoras. como un camino para calmar y canalizar estas emociones abrumadoras.

 

TERCERA ETAPA DEL DUELO: LA NEGOCIACIÓN

En esta etapa surge la esperanza de que se puede posponer o retrasar la muerte de la persona moribunda.

 

La etapa de negociación puede ocurrir antes de la pérdida, en caso de tener a una familiar con enfermedad terminal, o bien después de la muerte para intentar negociar el dolor que produce esta distancia. En secreto el doliente busca hacer un trato con Dios u otro poder superior para que su ser querido fallecido regrese a cambio de un estilo de vida reformado. Este mecanismo de defensa para protegerse de la dolorosa realidad no suele ofrecer una solución sostenible en el tiempo y puede conducir al remordimiento y la culpa interfiriendo con la curación.

 

Se desea volver a la vida que se tenía antes de que muriera el ser querido y que éste vuelva a nosotros. Se concentra gran parte del tiempo en lo que el doliente u otras personas podrían haber hecho diferente para evitar esta muerte. Las intenciones de volver el tiempo atrás es un deseo frecuente en esta etapa para así haber reconocido a tiempo la enfermedad o evitar que el accidente sucediera. La frase que resume esta etapa es “¿Qué hubiera sucedido si…?” Nos quedamos en el pasado para intentar negociar nuestra salida de la herida mientras pensamos en lo maravillosa que sería la vida si éste ser querido estuviera con nosotros.

 

Esta fase del duelo suele ser la más breve de todas las etapas ya que se trata del último esfuerzo para encontrar alguna manera de aliviar el dolor por lo que supone un trabajo agotador para la mente y el cuerpo al tener que lidiar con pensamientos y fantasías que no coinciden con la realidad actual. Por eso es importante conectarse con las personas y actividades del presente siguiendo una rutina que le brinde a tu mente la comodidad de realizar tareas regulares.

 

CUARTA ETAPA DEL DUELO: LA DEPRESIÓN 

En esta cuarta etapa el doliente comienza a comprender la certeza de la muerte y expresa un aislamiento social en el que se rechaza la visita de seres queridos.

 

Se siente tristeza, miedo e incertidumbre ante lo que vendrá. Sentimos que nos preocupamos mucho por cosas que no tienen demasiada importancia mientras que levantarse cada día de la cama se siente como una tarea realmente complicada. Estos sentimientos muestran que el doliente ha comenzado a aceptar la situación. La frase que contiene la esencia de esta etapa es “Extraño a mi ser querido, ¿por qué seguir?”

 

En esta etapa la atención del doliente se vuelve al presente surgiendo sentimientos de vacío y profundo dolor. Se suele mostrar impaciente ante tanto sufrimiento sintiendo un agotamiento físico y mental que lo lleva a dormir largas horas. Además la irritabilidad y la impotencia toman un gran protagonismo ya que durante esta etapa se enfrenta a la irreversibilidad de la muerte.

 

Si bien el doliente siente que esta etapa durará por siempre es importante considerar que la depresión de este proceso de duelo no es sinónimo de enfermedad mental  sino que se trata de una respuesta adecuada a una gran pérdida por lo que las emociones de la depresión deben ser experimentadas para sanar. Sé paciente contigo mismo y recuerda que sentir esta depresión es la manera de salir de ella.

 

QUINTA ETAPA DEL DUELO: LA ACEPTACIÓN

Es el momento en donde hacemos las paces con esta pérdida permitiéndonos una oportunidad de vivir a pesar de la ausencia del ser querido.

 

El doliente llega a un acuerdo con este acontecimiento trágico gracias a la experiencia de la depresión. Esta etapa no significa que estamos de acuerdo con esta muerte sino que la pérdida siempre será una parte de nosotros. Este proceso nos permite reflexionar sobre el sentido de la vida así como lo que queremos de la vida a partir de ahora. La frase que resume la esencia de esta etapa es “Todo va a estar bien”.

 

Esta etapa consiste en aceptar la realidad de que nuestro ser querido se ha ido físicamente por lo que debemos comprender que esta nueva realidad que vivimos sin él será nuestra realidad permanente de ahora en adelante. Se trata de aprender a convivir con esta pérdida y crecer a través del conocimiento de nuestros sentimientos. Comenzamos a depositar nuestras energías en nuestras amistades y en nosotros mismos estableciendo una relación distinta con la persona fallecida.

 

La rutina diaria toma un mayor protagonismo en la vida del doliente mientras que ya no se invocan los recuerdos del ser querido con sentimientos de culpa. Esta introspección te permitirá realizar una evaluación de tu vida y analizar cuál es el crecimiento obtenido durante este proceso a partir del cumplimiento de asuntos irresueltos. Esto se debe a que puedes observar que las cosas malas le suceden a la gente buena y a la gente mala también, por lo que la muerte no es percibida como un “castigo” sino como parte de la vida.

 

*Elisabeth Kübler-Ross (Zurich 1926 – Arizona 2004) psiquiatra y escritora suizo-estadounidense, fue una de las mayores expertas mundiales en temas de la muerte, personas moribundas y cuidados paliativos. Fue pionera en el campo de la investigación de las experiencias cercanas a la muerte. Actualmente es reconocida como una autoridad en la materia. (Wikipedia)

 

Fuente: Libro «On death and dying» de Elisabeth Kübler-Ross

Manejodelduelo.com ofrece libros, audios, ejercicios y artículos gratuitos a los miembros de su comunidad. Apoyamos a las personas en duelo, a sus familiares, amigos y a los profesionales que los atienden.

Únete a la comunidad de Manejodelduelo.com

Trabajemos tu duelo juntos

Grupo de Apoyo para el Duelo Consciente

Inscripciones Abiertas

Recibe un cálido abrazo de nuestra parte. Estamos contigo!

Hecho con cariño y responsabilidad por Jessica, Leonardo, Ethel y Heitor junto a los colaboradores de Manejodelduelo.com

73 Comments

  1. amparo 4 de agosto de 2014 at 16:41 - Reply

    Es totalmente cierto, suele pasar en estas fases. Mis sentimientos fueron asi. Despues de casi 3 años aun ten go episodios de dolor de incredulidad y de no saber como manejar mi futuro. Por cierto asisto a clases de terapia de grupo y me ayuda mucho. Lo recomiendo.

    • Florencia 6 de agosto de 2014 at 06:57 - Reply

      Hola Amparo. Muchas veces estas etapas suelen entremezclarse e inclusive repetirse a lo largo de este proceso de duelo. La terapia sin dudas es de gran ayuda para poder canalizar todo lo que sentimos y encontrar en los demás un espacio de contención. Un gran abrazo.

  2. tania funez 10 de noviembre de 2014 at 18:45 - Reply

    para mi fue diferente mi esposo murió de repente venia del trabajo se le accidento el carro y le dio un infarto todo fue tan sorpresivo que todavía no lo logro entender hace dos meses

    • Florencia 11 de noviembre de 2014 at 14:28 - Reply

      Hola Tania. Lamentamos profundamente tu pérdida. Estas etapas no se dan de un modo rígido e igual para todos los dolientes… cada persona afronta esta ausencia a su manera. En el caso de tu pérdida te recomendamos leer este link. Cariños.

  3. Alicia García Hinojosa 15 de enero de 2015 at 21:37 - Reply

    Mi hijo murió en un terrible accidente. El iba transitando por una carretera y del lado opuesto un trailer se volteo y la carga le dio a El destrozándolo .motivo por el cual cerraron la Caja y no dejaron abrirla. Eso me duele mucho porque no pude abrazarlo y verlo para despedirme.

    • Florencia 16 de enero de 2015 at 05:33 - Reply

      Hola Alicia. Gracias por confiar en nosotros sobre tu pérdida. La muerte repentina derrumba las capacidades adaptativas, la seguridad y autoconfianza mientras que la falta de posibilidades de despedirte y decirle lo que sentías hace aún más complejo este duelo. Escribirle una carta o imaginar una comunicación con él son algunas técnicas que podrían permitirte expresar estas palabras de despedida. Para ello es posible que puedas ayudarte mediante grupos de mutua ayuda o un especialista en duelo encontrando herramientas de afrontamiento adecuadas. Te recomiendo leer nuestro artículo sobre «Duelos especialistas» . Un fuerte cariño

  4. Luz Marina Morales 11 de febrero de 2015 at 20:54 - Reply

    Todas estas etapas del duelo , y comentarios me han dado un gran apoyo para entender mejor la impotencia que sentí antes de pérder mi única hija de un cáncer terminal ❤️

    • Florencia 13 de febrero de 2015 at 05:22 - Reply

      Hola Luz. El duelo implica emociones profundas, contradictorias y muchas veces confusas hasta el punto de sentir que nos volveremos locos… Por eso es tan importante expresar este dolor y ser pacientes con nosotros mismos. Un fuerte abrazo

  5. ANALILIA 16 de febrero de 2015 at 11:50 - Reply

    perdi a mi hijo mayor en un accidente de moto solo tenia 20 años yo tambien aveces siento que me vuelvo loca el 27 de este mes cumplira un año de su partida y no puedo con este inmenso dolor

    • Florencia 17 de febrero de 2015 at 05:44 - Reply

      Hola querida Analilia. Gracias por escribirnos y confiarnos sobre tu pérdida. Como has podido leer en este artículo, durante el proceso de duelo atravesamos emociones tan profundas, intensas y contradictorias que es frecuente sentir que este dolor nos enloquecerá. Procura ir paso a paso y a tu propio ritmo. Cuando se acercan fechas tan especiales como estas, las emociones y los recuerdos están a flor de piel como si fuera el primer día. Te recomiendo leer estos dos artículos: «Muerte repentina de un hijo» y «Se acerca el aniversario de su partida… ¿Cómo lo enfrento?». Deseo que sea de tu ayuda. Un fuerte abrazo.

  6. An 18 de febrero de 2015 at 20:10 - Reply

    Hola, quisiera entender muchas cosas y aceptar que así es…no puedo, mi primo está en coma, desde hace varios días y no reacciona, el médico le da está semana, sino despierta, el tratamiento será para «paciente postrado indefinidamente», el ,médico no tiene explicación para que no despierte y ,lo único que podemos hacer es «esperar», me niego ha eso…sobretodo sus hermanos y papás, quisiera ayudar, pero me siento impotente…

    • Florencia 19 de febrero de 2015 at 05:29 - Reply

      Hola An. Gracias por confiarnos sobre la experiencia que estás atravesando. Lamentablemente a veces la medicina no nos brinda las respuestas que deseamos y es normal sentirte impotente por ello… el dolor de ver a nuestro ser querido en esa situación es realmente abrumador. Procura encontrar contención en tus amigos y familiares para expresar lo que estás sintiendo en estos momentos. Te recomiendo leer nuestro artículo «Duelo anticipado», en él podrás encontrar información sobre estas emociones que atraviesas al hacer el duelo por este pronóstico médico. Un fuerte cariño.

  7. An 19 de febrero de 2015 at 10:10 - Reply

    Gracias, leeré el artículo; un abrazo! Y es admirable lo que haces. Felicidades!

    • Florencia 20 de febrero de 2015 at 05:28 - Reply

      Querida An, gracias a ti por permitirnos acompañarte. Un fuerte cariño.

  8. Diana 19 de febrero de 2015 at 12:55 - Reply

    Vi este sitio por información y me agradó ya que hace 6 años perdí a mi segundo hijo en un accidente y hace 6 meses perdí a mi esposo después de luchar dos años con un cancer vesical y ha sido muy duro porque el 90 % de mi vida giraba en función de mi esposo y mis hijos ahora estoy muy sola y sin poder resolver mis asuntos ya que para completar el cuadro el socio de mi esposo me negó el acceso al negocio del que dependemos financieramente y lamentablemente las acciones legales que tuve que tomar llevan un ritmo mu lento. estoy desesperada y no consigo calma para lo que estoy pasando.

    • Florencia 20 de febrero de 2015 at 05:32 - Reply

      Hola querida Diana. Gracias por confiarnos sobre tu pérdida. Confiamos en que puedes afrontar este proceso de duelo pero no tienes por qué hacerlo sola… sólo tienes que ampliar un poco tu mirada hacia tu alrededor y verás que hay muchas personas que pueden acompañarte en esta etapa de tu vida. ¿Has pensado en acudir a un grupo de mutua ayuda o bien a un especialista en duelo? En momentos emocionalmente tan exigentes como estos, estos recursos podrían serte de gran ayuda para adquirir nuevas habilidades y herramientas de afrontamiento que te permitan elaborar este duelo saludablemente. No te presiones ni sientas vergüenza o temor de pedir ayuda. Un fuerte cariño

  9. Diana Vargas 21 de febrero de 2015 at 14:25 - Reply

    gracias Florencia por tus palabras, se que tienes razón en lo que dices, pero no se como o a quien pedir ayuda, en estos momentos además de la tristeza que tengo, siento una gran impotencia por la situación tan desagradable que estamos pasando mis hijos y yo de no poder terminar de resolver los conflictos económicos que estamos pasando y se que Dios me dará en su tiempo las respuestas para solucionar esta situación, pero mientras tanto parece que lo que hacemos no es suficiente. en cuanto a grupos aquí donde vivo no hay ese tipo de ayuda y tengo que trasladarme hacia las ciudades cercanas y no por ahora eso no es viable. es por eso que acudí a esa alternativa. esperando que me orientes, agradecida por responderme . me despido.

    • Florencia 23 de febrero de 2015 at 05:47 - Reply

      Hola Diana. Lamento que no haya grupos en tu ciudad. En ese caso, la familia y los amigos también son un gran pilar en donde apoyarse cuando sentimos que solos no podemos con todo. A veces hablar y expresar nuestras dudas, temores y angustia con ellos es sanador. Deja que las cosas avancen a su propio ritmo y no bajes los brazos… tienes unos hijos maravillosos que te quieren al lado suyo. Recuerda que, cuando pierdes a un ser amado, la tranquilidad y la seguridad de la vida son enfrentados a las incertidumbres y temores de la muerte por lo que este daño causado por la pérdida de un ser querido nos coloca frente a una situación abrumadora y dolorosa que poco a poco irá encontrando un nuevo equilibrio. Un fuerte abrazo.

  10. liliana 24 de febrero de 2015 at 13:43 - Reply

    Hola,mi hijo fallecio hace un año de golpe….de un accidente cerebral,tenía sólo 17 años.He pasado y aun paso por estas etapas de un modo no secuencial.Creo que he estado ,y aun todavia, a veces me identifico fuertemente con la de negociación,darle vueltas en mi cabeza una y otra vez «que hubiese pasdo si hibiese habido síntomas»…..aún sigo lidiando con la culpa….»por que no vi señales» etc,etc.Pero al mismo tiempo desde el primer dia de su muerte….sigo para adelante por que tengo otro hijo de 14 que me mueve hacia la vida.En fin …hay que seguir.

    • Florencia 24 de febrero de 2015 at 14:40 - Reply

      Querida Liliana, si bien el proceso de duelo se caracteriza por estas etapas de ningún modo es un proceso lineal. Se trata de una montaña rusa de emociones intensas y confusas por lo que es normal que sientas que estas etapas se superponen o se mezclan. Te recomiendo tomarte unos minutos para escuchar al Dr. Alberto Arias, miembro del Grupo Renacer, que ha perdido a su hijo de una manera repentina y nos habla en este video sobre este tipo de pérdida. Muerte repentina de un hijo. Un fuerte abrazo.

  11. Mari Paz 24 de febrero de 2015 at 16:07 - Reply

    Hola a mi me atropellaron mi hija de 18 años en una cera un coche que venia como un loco se salio de la carretera atropellando a mi hija en la cera y me la mato hace 19 meses todo lo que dices tienes razón pero yo tengo mucho odio hacia la persona que mato a mi hija no soporto que este disfrutando la vida mientras mi hija ya no este por su culpa encima es que conozco al conductor estamos esperando por el juicio .tengo un hijo de 22 años que lo esta pasando mal lucho por tirar por el hacia adelante esta con tratamiento tiene una depresion estaban muy unidos pero cuesta mucho segir adelante sin ella era un niña muy buena.un abrazo

    • Florencia 25 de febrero de 2015 at 05:28 - Reply

      Hola querida Mari Paz. Cuando sufres una muerte tan repentina en la familia, el proceso de duelo se vuelve más largo y complejo… nos daremos cuenta que muchas de las preguntas que nos hacíamos en su principio nunca lograrán tener una respuesta mientras que la reorganización de la familia tomará tiempo. Te recomiendo que te tomes unos minutos para ver estos dos artículos: «Muerte repentina de un hijo» y «La Muerte Repentina de un Ser Querido». Deseamos que te sea de utilidad. Un fuerte abrazo.

  12. lourdesgomez 25 de febrero de 2015 at 09:25 - Reply

    Ola yo todabia m e me siento triste apesar que ya ba a cunplir 5 años mi esposo murio repentinamente de un infarto fulminante

    • Florencia 26 de febrero de 2015 at 05:51 - Reply

      Hola querida Lourdes. Si bien no hay un tiempo determinado para estar absolutamente recuperado, es importante encontrar espacios en los cuales expresar esta tristeza. Has pensado en asistir a un grupo de mutua ayuda o a un especialista en duelo? El duelo habrá finalizado cuando hayas aceptado y aprendido a convivir con esta ausencia. Te recomiendo leer nuestro artículo sobre «Muerte Repentina de un Ser Querido». Cariños.

  13. Cecilia Leon Lostaunau 25 de febrero de 2015 at 20:16 - Reply

    Me gusta tu pagina y quiero escribirte tambien mi perdida

    • Florencia 26 de febrero de 2015 at 05:43 - Reply

      Hola Cecilia. Gracias por escribirnos. Cualquier inquietud o pregunta en la que podamos ayudarte, no dudes en preguntarnos. Cariños

  14. gabrielasbm 26 de febrero de 2015 at 11:32 - Reply

    Me gustó mucho, bastante buena la manera de exponer el tema , claro y con buenos datos. gracias por compartirlo

    • Florencia 27 de febrero de 2015 at 05:45 - Reply

      Gracias a ti Gabriela por permitirnos acompañarte; nos reconforta saber que te ha sido de ayuda. Cariños.

  15. Rosa Elvira Contreras 6 de marzo de 2015 at 14:55 - Reply

    Hola, mi hijo menor murió de un infarto fulminante el 11 de mayo de 2014, el día 10 habíamos celebrado en su casa el día de las madres, y en la madrugada me llama mi nuera para avisarme que estaba inconsciente, desde ese día mi vida cambió, he sufrido mucho, son casi 10 meses en los que no he tenido tranquilidad. Me siento muy mal y no deseo seguir viviendo.

    • Florencia 9 de marzo de 2015 at 05:39 - Reply

      Hola querida Rosa. Si sientes que sola no puedes atravesar este proceso de duelo, no tengas temor ni vergüenza de pedir ayuda. Sólo debes ampliar tu mirada alrededor para darte cuenta que hay muchas personas que pueden ayudarte y acompañarte en esta etapa emocionalmente tan exigente para ti. Los grupos de mutua ayuda o un profesional especialista en duelo podrían brindarte un espacio de escucha y contención donde adquirir herramientas para afrontar esta pérdida. No bajes los brazos. Te recomiendo leer estos dos artículos al respecto: «¿Cómo afrontar la muerte de un hijo?» y «Muerte repentina de un hijo». Un fuerte abrazo.

  16. Carol Olivos 23 de marzo de 2015 at 16:54 - Reply

    Gracias por su ayuda
    me siento impotente de poder ayudar a un amigo que se encuentra lejos y esta viviendo momentos muy difíciles pues su padres esta muriendo y no se como ayudarlo a que acepte el hecho, ayudar a su padre a bien morir y sobre todo a prepararse para el momento de la partida espero que al compartir con èl esta información pueda hacerlo sentir un poco aliviado y sobre todo que no esta solo en tan duro proceso

  17. gina 24 de marzo de 2015 at 08:58 - Reply

    Carol…es muy triste..he perdido a mi hijo mayor de 27 años..cáncer de colon con metástasis de hígado y pulmones…..hacia 1 año estaba en new zeland con su novia gringa…buscaba nuevos horizontes y planeaba su vida…su diagnostico fue muy lapidario..viajo a Chile e intentamos por todos los medios reprimir el avance de esta ruel enfermedad..quimioterapias cada 15 días..obstrucciones..urgencias…soporto como el mejor guerrero….luego debido a sus grandes dolores conseguimos una bomba de infusión continual que algo ayudo al alivio de sus dolores…hace un mes que partio…y yo recién estoy asumiendo su partida….mi hija…me pasa la cuenta….y mi esposo ni siquiera me habla….he perdido mi norte…..Espero me orientes…gracias

    • Florencia 24 de marzo de 2015 at 10:30 - Reply

      Querida Gina. Lamentamos profundamente esta pérdida. Es una ausencia muy reciente y dolorosa por lo que ten paciencia con tus emociones. Busca espacios de expresión en donde puedas ahondar en tus sentimientos y sentirte escuchada y comprendida. Comparto contigo estos dos artículos que pueden serte de utilidad: «¿Cómo afrontar la muerte de un hijo?» y «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Deseamos desde aquí poder serte de gran ayuda. Un fuerte abrazo.

  18. Patricia 11 de abril de 2015 at 23:44 - Reply

    Hola mi nombre es Patricia me gusto mucho el tema tratado ya que estoy pasando por una pérdida muy dura de mi Ex esposo aun lo amo con todo mi corazón murió hace 26 días y sufro mucho ya que me lo dijeron a los cuatro días de morir, no se como hacer el duelo, necesitaba verlo para perdonarnos tantas cosas Dios que puedo hacer ayúdenme por favor, gracias.

    • Florencia 13 de abril de 2015 at 05:31 - Reply

      Hola querida Patricia. Lamentamos profundamente la pérdida que has tenido. Estás comenzando tu proceso de duelo por lo que es primordial que no te presiones y que encuentres espacios adecuados en donde expresar tus emociones. La culpa por las palabras no dichas o las acciones no hechas pueden obstaculizar tu duelo si no encuentras un modo saludable de perdonarte y perdonar a quien has perdido. Te sugiero leer este artículo «El sentimiento de culpa durante el duelo» en donde podrás encontrar algunas sugerencias para aprender a manejar la culpa y vivir un duelo sano. Deseamos que te sea de utilidad. Un fuerte abrazo.

  19. jorge 25 de abril de 2015 at 13:24 - Reply

    La perdida de un ser querido es irreparable. mi papa fallecio en el año 1992 y mi mama en el año 1988 y mi primer hija en el 2010. y en la actualidad tengo la obsesicion de tener mi propia funeraria. mas alla del negocio de esta actividad, me gustaría ayudar a la gente, dándole un servicio de excelencia, ayudando a las personas por tan doloroso momento

    • Florencia 27 de abril de 2015 at 05:45 - Reply

      Hola querido Jorge. Cuando perdemos a un ser querido nunca podremos reparar esta ausencia pero sí podemos reconstruir una nueva relación significativa con este ser querido basada en los recuerdos y en los bellos momentos compartidos. El proceso de duelo es el camino que nos lleva hacia ello. Deseamos que tengas muchos éxitos en tu proyecto. Cariños

  20. Manuela 1 de junio de 2015 at 05:27 - Reply

    Hace ya 6 meses q perdí a mi hijo, era portero de discoteca y le asesinaron, le dieron 5 tiros, tan solo tenia 25 años. Todavia sigo esperando q entre por la puerta o que me llame por telefono y me diga q todo esto tan solo es una pesadilla, tengo continuos dolores de estomago, de cabeza, cuando cierro los ojos prefiero no hacerlo…. Tan solo una hora antes de q lo asesinaran habia hablado con el por telefono.

    • Florencia 1 de junio de 2015 at 05:46 - Reply

      Hola querida Manuela. Lamentamos profundamente la pérdida que has tenido y deseamos desde aquí brindarte información que te sea de ayuda. Procura cuidar tu salud física y emocional encontrando espacios en donde conectarte con estas emociones que sientes y expresarlas libremente. Busca la contención de tus seres queridos y no te presiones con tus tiempos… de a un paso a la vez. Te sugiero leer estos artículos que pueden serte de utilidad: «¿Cómo afrontar la muerte de un hijo?» y «La Muerte Repentina de un Ser Querido». Un fuerte abrazo

  21. YANINA 12 de junio de 2015 at 14:28 - Reply

    hola! yo perdi a mi hermano hace 4 meses! fallecio desp de un año de lucha contra el cáncer. Creo q atravieso un poco de cada etapa al mismo tiempo. y me desespera no poder hacer nada por aliviar el dolor de mis padres.

    • Florencia 15 de junio de 2015 at 05:45 - Reply

      Hola querida Yanina. Las etapas del duelo no son lineales sino que las emociones van y vienen como oleadas… habrá días más calmos y días de mayor angustia. Respeta estos tiempos que dicta tu duelo. Estás comenzando a desandar este camino por lo que procura tener paciencia contigo misma, cuida tu salud física y emocional y busca personas de confianza con quienes expresar este dolor. Respecto a tus padres, te sugiero leer estos artículos que deseo te sean de gran ayuda: «De doliente a doliente: 7 Consejos para la ayuda mutua» y «¿Cómo acompañar a los padres que perdieron un hijo?». Un fuerte abrazo

  22. THAIS MA. ALVAREZ TORRES 12 de junio de 2015 at 21:18 - Reply

    Excelentes estas ayudas que nos dan.
    Estoy pasando por los momentos mas difìciles de mi vida. Mi esposo falleciò hace 4 meses. Con casi 52 años de matrimonio me es muy dolorosa su pèrdida. Hay momentos que me siento muy fuerte, capaz de soportarlo. Pero otros en que no quisiera ni levantarme. Es demasiado mi dolor. Delante de mis hijos, familiares y amigos nunca lloro pero si lo hago en la soledad de mi casa. Èl estaba enfermo y hablàbamos a menudo de su partida. Todo lo dejò en orden, no tengo problemas econòmicos-gracias a Dios- pero es muy difìcil. A veces quiero morirme para estar con èl.Nunca imaginè que esto fuera tan difìcil y doloroso, no tengo consuelo. Por supuesto la FE me ayuda mucho, el pensar que èl ya no sufre y està mucho mejor. Que puedo hacer? Gracias por las ayudadas brindadas.

    • Florencia 15 de junio de 2015 at 05:48 - Reply

      Querida Thais cuando pierdes a tu pareja no sólo debes hacer el duelo por su muerte sino también por las pérdidas secundarias que implica su ausencia (del rol social, familiar, de proyectos, de identidad, etc.). Estás comenzando a desandar este camino de duelo por lo que ten paciencia con estas emociones que tendrán días más calmos y días de mayor tristeza… Busca seres queridos con quienes sentirte escuchada y comprendida en tu dolor, cuida tu salud física y procura respetar los tiempos de tu duelo. Te sugiero leer este artículo: «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un fuerte abrazo

  23. laura rodriguez 14 de junio de 2015 at 13:27 - Reply

    hace casi 2 años fallecio mi esposo,y el dolor permanece como el primer dia,,creo q ese dolor siempre estara presente,,aunq ya acepte,q no volverà,q con dios està mejor,,pero nos hace mucha falta,,es triste ver un niño d 7 años decirme q va a hacer unos dibujos para llevarle a s u papà en su tumba,,espero q un dia todo quede atràz,,y q aunq perduren los recuerdos,volvamos a sonreir

    • Florencia 15 de junio de 2015 at 05:39 - Reply

      Hola querida Laura. La muerte de un esposo implica una multiplicidad de pérdidas secundarias que deberás elaborar de modo individual (del rol familiar, social, de identidad, económico, de proyectos, etc.). Procura encontrar seres queridos en donde poder sentirte contenida y acompañada durante este camino de duelo. Ten en cuenta que estas etapas de duelo no son lineales sino que es posible ir y venir entre ellas. Te sugiero leer estos artículos que deseo te sean de ayuda: «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida» y «¿Cómo vivir el duelo junto a un niño?». Un fuerte abrazo

  24. Maria 22 de junio de 2015 at 13:07 - Reply

    Gracias por compartir esta informacion, yo perdi a mi bebe durante el parto, fue negligencia medica aunque al medico no le hicieron nada; aun no acepto lo que me paso esto ya tiene 5 meses y cada dia me duele mas, ya que era nuestro primer bebe, asistimos a terapia pero creo que no es suficiente, la verdad los medicos no saben cuanto daño hacen al no hacer correctamente su trabajo.

    • Florencia 23 de junio de 2015 at 07:31 - Reply

      Hola querida Maria. Lamentamos profundamente la pérdida que has tenido. Procura respetar tu dolor y encontrar personas de confianza con quienes poder expresar tus emociones. Recuerda que la aceptación es un paso esencial para comenzar a desandar este camino de duelo. Te sugiero leer este artículo: «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un fuerte abrazo

  25. Fernanda vasquez 14 de agosto de 2015 at 01:16 - Reply

    Florencia, gracias por compartir esta informacion, gracias a ella se me ha ampliado un poco el panorama, pues estamos en un proceso complejo, mi madre fallecio en marzo de este año, despues de luchar desde el 2009 contra un cancer mamario, despues el 2012 se fue al pulmon para terminar yendose al cerebro en julio del año pasado, mi mama una mujer joven de 51 años lucho con toda su garra, se que lo hizo por mi hermano que tiene 18, lo dejo listo para que comenzara su vida… El tiempo a pasado ambos hemos tenido procesos diferentes, obviamente por nuestras personalidades que son bien distintas, yo extrovertida, he llorado, pataleado, puteado, el introvertido guardandose todo, callando, incluso mintiendose a si mismo para no sufrir… Yo vivo altos y bajos, tengo dias buenos y otros malos, pero de alguna manera sigo, debo hacerlo, pues ahora que mi mama no esta el es mi responsabilidad… pero ahora el esta viviendo, creo una de las peores etapas, esta desmotivado, casi no sale y tampoco a querido tomar terapia… en este momento me angustia no poder o no saber como ayudarlo… Sólo se que lo unico q mi madre quisiera es que volvamos a ser felices…

    • Florencia 14 de agosto de 2015 at 06:25 - Reply

      Hola querida Fernanda, gracias por confiarnos tu experiencia de duelo. Como tú bien dices, el proceso de duelo no es lineal… habrá días de mayor calma y días en los que el dolor se vuelve abrumador. Es un proceso cuyo ritmo será personal por lo que es normal estar triste, sentirte débil y frágil por un tiempo. Sin embargo, si sientes que tu hermano no puede retomar su rutina diaria y su salud emocional empeora con el paso del tiempo es posible que sea necesario que acuda a una ayuda profesional o bien a un grupo de mutua ayuda. Te sugiero leer este artículo: «Cuarta etapa del duelo: Depresión».

      Por otro lado, recuerda que el acompañar a tu hermano en duelo no debe hacerte olvidar de tu propio camino de elaboración… encuentra espacios en donde poder expresar estas emociones y cuida tu salud física con una alimentación equilibrada, ejercicio físico y una rutina de sueño adecuada para poco a poco ir avanzando en este camino. Un fuerte abrazo

  26. yngrid verenzuela 25 de agosto de 2015 at 11:52 - Reply

    hace 3 meses perdí a mi hijo de años,era mi niño mayor,porque me quedo la niña de trece 13 años,mi hijo murió de cancer cuando me entere esa penosa enfermedad ya tenia metástasisen sus extremidades inferiores,yo gracias a mi dios me refugie en la iglesia católica desde que me entere que el tenia cáncer en el estomago,ha sido difícil,me dan depresiones seguidas,con ganas de caminar o correr,también me da por llorar y no comer,ya tengo 8 ocho días que no duermo me inmagino que esa es otra etapa del duelo,e sufrido mucho pero mi dios y mi hijo me dan la fortaleza que necesito- gracias por leer mi problema

  27. yngrid verenzuela 25 de agosto de 2015 at 12:00 - Reply

    hace tres 3 meses perdí a mi hijo de 26 años era el mayor de mis dos hijo,la niña tiene 13 años,ha sido muy doloroso ya que cuando me entere que tenia cancer en el estomago ya era muy tarde porque ya tenia metástasis,he pasado por varias etapas de dolor,ira,insomnio,y aveces me da por caminar y estar a solas, me refugie en la iglesia católica, porque mi hijo fue monaguillo y eso me ha ayudado mucho,gracias a dios y a mi hijo tengo esta fortaleza que me acompaña hoy,pero es muy fuerte pasar por la perdida de un hijo.gracias por leer lo que le escribo y espero de usted una sujerencia.gracias

    • Florencia 25 de agosto de 2015 at 12:37 - Reply

      Gracias querida Yngrid por escribirnos, lamentamos profundamente la muerte de tu hijo. La pérdida de un hijo pone en jaque los sistemas de valores, creencias y principios que nos guiaban hasta ahora… nos encontramos frente a un mundo inestable y potencialmente peligroso en el que lentamente debemos reconstruir nuestro sentido de vida. Por lo tanto, la contención de tus seres queridos y la expresión de tus emociones serán esenciales para elaborar saludablemente esta ausencia. También recuerda cuidar tu salud física mediante una dieta equilibrada, ejercicios físicos y una rutina de sueño. Te sugiero leer estos dos artículos que espero te sean de ayuda: «¿Cómo afrontar la muerte de un hijo?» y «Como dormir mejor durante el duelo y combatir el insomnio». Cariños

  28. Maria Lopez 27 de agosto de 2015 at 21:21 - Reply

    Mi mami fallecio el 7 de agosto y es un dolor intenso, tristeza profunda me gustaria partir con ella, pienso que no tengo nada por que estar aqui me faltan fuerzas, siento un vacio enorme y una soledad profunda aun no puedo comprender que jamas la volvere a ver…

    • Florencia 28 de agosto de 2015 at 06:19 - Reply

      Hola querida Maria, gracias por confiarnos sobre tu pérdida. Deseamos desde este espacio serte de ayuda para esta etapa emocionalmente exigente que estás atravesando. Recién estás comenzando a desandar este camino de duelo por lo que procura ser paciente con estas emociones intensas y abrumadoras que estás experimentando… habrá días de mayor calma y días de mayor tristeza. Busca la contención de tus seres queridos para poder expresar tus emociones. Si sientes ganas de llorar, llora… si tienes deseos de gritar para liberar tu enojo, hazlo. En momentos donde todas tus energías se encuentran focalizadas en comprender esta ausencia es primordial cuidar tu salud física mediante una dieta equilibrada, ejercicios físicos y una rutina de sueño. Te sugiero que leas este artículo «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un fuerte abrazo

  29. RAMONA AVALOS 29 de agosto de 2015 at 10:31 - Reply

    A ver, como empezar, de donde??..fuerzas ya no me quedan, haber perdido a la persona con quien me acoste y desperte durante 23 años no es facil, mi marido se me fue, sin poder hacer nada por retenerlo, y me dejo sola, totalmente sola, pues, solo eramos el y yo, al partir no me quedo nadie mas, y cada dia digo, si hubiera hecho esto o aquello, se que culpandome no me devuelve, pero…hice mucho, pero siento que pude haber hecho algo mas…no se en que etapa del duelo estoy hoy a casi 5 meses, solo se que siento rabia contra todos, se que todo me molesta, se que incluso siento odio por todos, no acepto que el se me haya ido,,,que puedo hacer???? estoy desesperada…saludos

    • Florencia 31 de agosto de 2015 at 06:16 - Reply

      Hola querida Ramona, gracias por confiarnos sobre tu pérdida. La muerte de la pareja implica no sólo el duelo por su ausencia física sino también por las pérdidas secundarias implicadas en esta muerte como, por ejemplo, rol social, familiar, pérdida de identidad, de proyectos, etc. por lo que es esencial que busques la contención y escucha atenta de tus seres queridos para así poder expresar los temores, desafíos y emociones que has tenido que afrontar desde esta pérdida. La rabia que sientes es una emoción frecuente durante el duelo… la irreversibilidad de esta ausencia nos hace sentir una profunda impotencia. No niegues ni ocultes este enojo. Si tienes ganas de llorar, llora… si tienes deseos de gritar, grita. Explora tu rabia, libera estas emociones de una manera que no sea dañina para ti ni para tus seres queridos. Sólo expresando estas emociones es que puedes poco a poco elaborar esta ausencia. Al respecto, te sugiero leer este artículo «Consejos y Video Meditación para Liberar la ira por la muerte de un ser querido». Cariños

  30. lola 6 de septiembre de 2015 at 14:40 - Reply

    mi marido murio en enero d este año,ya no tengo ira pero a veces remordimeientos pienso que podia haber actuado d otra forma,le ocultamos que se moria d cancer x consejo medico y pienso que no se si lo hice bien,ahora estoy con depresion.

    • Florencia 7 de septiembre de 2015 at 06:07 - Reply

      Hola querida Lola, gracias por escribirnos. La muerte de un ser querido nos enfrenta a una nueva realidad que se muestra injusta y abrumadora… solemos tejer miles de hipótesis sobre qué podríamos haber hecho para evitarlo y buscamos posibles culpables. Sin embargo, esta culpa si se vuelve patológica puede impedirte continuar desandando este camino de duelo que has emprendido. Te sugiero leer este artículo que reflexiona sobre este tema: «La culpa durante el duelo». Un fuerte abrazo

  31. Michelle Albla 17 de septiembre de 2015 at 01:11 - Reply

    Tengo 21 años, soy estudiante de medicina y hace 3 meses mi madre falleció por complicaciones posterior a una cirugía. Tengo un gran problema con mis fases de duelo puesto a que aún teniendo en cuenta la aceptación, me siento culpable de lo sucedió pues yo que era la única que podía ayudar a mi madre no lo hice de manera adecuada, todas las terapias que necesitó yo las presencié de manera más íntima y realmente no tenía la fuerza de estar ahí. El hecho es que evado todo pensamiento que me recuerde a ella porque sin más me siento culpable y no puedo sacarlo de mi mente, no me pude despedir de ella como quisiera y esa es mi razón más grande de arrepentimiento y culpa. Constantemente tengo pesadillas y si recuerdo aquel momento no puedo soportarlo aunque realmente lo exteriorizo con una personalidad extrovertida carismática y sin pensar qué es lo que sucedió.

    • Florencia 17 de septiembre de 2015 at 06:10 - Reply

      Hola Michelle, muchas gracias por escribirnos. La culpa es una emoción usual durante el proceso de duelo… intentamos tejer en nuestra mente una y otra vez hipótesis respecto de qué podríamos haber hecho distinto para evitar el dolor de esta pérdida. Sin embargo, no es saludable cuando esta culpa te impide elaborar adecuadamente tu duelo así como tampoco que te reprimas en tus emociones y recuerdos como un modo de evadir este dolor. Si evades este proceso, las emociones que sientes no desaparecerán sino que sólo estarás prolongando este duelo y afectando tu salud física y emocional debido al fuerte estrés que genera. Si sientes que sola no puedes afrontar este dolor no tengas dudas de solicitar ayuda de un terapeuta de duelo que te acompañe a desandar esta etapa emocionalmente exigente que estás atravesando en un espacio profesional y libre de prejuicios. Te invito a leer estos dos artículos que deseo te sean de ayuda: «6 Consejos para liberar la culpa durante el duelo» y «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un gran abrazo

  32. MARIAM 26 de septiembre de 2015 at 14:33 - Reply

    YO PERDI A MI HIJO HACE UN AÑO LE DIASNOSTICARON CANCER SOLO TENIA DOS AÑOS ES DIFICIL VIVIR CON SU PERDIDA SIEMPRE TRATO DE EVADIR EL DOLOR Y LOS RECUERDOS DE SU ENFERMEDAD

    • Florencia 28 de septiembre de 2015 at 06:17 - Reply

      Hola querida Mariam, lamentamos profundamente la pérdida que has sufrido. El proceso de duelo es una etapa emocionalmente exigente que requiere de paciencia, amor y respeto hacia ti misma. La muerte de un hijo desafía nuestro sistema de valores y creencias dando lugar a una profunda crisis vital y espiritual en donde los padres deben poco a poco reconstruir un nuevo sentido de vida en el que se incluya un nuevo vínculo con el ser querido fallecido basado en el amor y los bellos recuerdos compartidos. Por lo tanto, el duelo requiere de un gran compromiso de tu parte. La evasión de este dolor no lo hace desaparecer sino que lo prolonga en el tiempo afectando tu salud física y emocional. Si tienes deseos de llorar hazlo, si tienes deseos de gritar también. Expresar nuestras emociones es esencial para poco a poco ir desandando este camino emocionalmente tan exigente. Si sientes que sola no puedes afrontar este proceso, no dudes en buscar un espacio profesional donde te sientas acompañada por un tanatólogo o psicólogo para así expresar las emociones, desafíos y temores que han surgido desde esta pérdida encontrando herramientas de afrontamiento para aprender a sobrellevar este dolor. Un fuerte abrazo

  33. GRACIELA 30 de septiembre de 2015 at 13:31 - Reply

    Mi esposo falleció en febrero de 2015. Me enteré de que tenía un tumor en la cabeza el 20 de noviembre. El cirujano pidió hablar conmigo para decirme que era grave la situación y que se podía operar. Así que iniciamos los trámites rápido para operarlo en febrero. Lamentablemente no resistió. Dos semanas antes de la cirujía el edema en su cabeza le costó la vida. Tenía 38 años. Mi hijito tenía cinco para seis. Todavía sueño con él. En todos mis sueños mi esposo está vivo y me dice que está bien y que no está muerto. Esta situación me angustia en demasía. Y siento que no sé qué quiero hacer con mi vida. Tampoco quiero que mi hijo perciba este sufrimiento. Espero tener la fuerza para seguir adelante y vivir en vez de dejar que los días pasen.

    • Florencia 1 de octubre de 2015 at 05:59 - Reply

      Querida Graciela, la pérdida de la pareja implica no sólo el duelo por su muerte sino también por las múltiples pérdidas que la acompañan (del rol amoroso, familiar, económico, de identidad, de proyectos, etc.) por lo que es importante que puedas elaborar cada uno de estos duelos de manera individual adquiriendo nuevas habilidades y herramientas de afrontamiento. Esta crisis vital implicada en la muerte de un ser querido nos deja perplejos frente a un mundo potencialmente peligroso en donde el sistema de valores y creencias que hasta ahora nos guiaba queda en jaque. Procura ser paciente con tus emociones y encontrar personas de confianza con quienes poder expresar lo que sientes. Si no puedes afrontar este proceso, no tienes por qué hacerlo sola. Busca la ayuda de un terapeuta especialista en duelo para que te acompañe en esta etapa emocionalmente exigente en tu vida. Te invito a leer este artículo: «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un abrazo

  34. RAFAEL BECERRA 2 de octubre de 2015 at 17:29 - Reply

    Mi hijo SERGIO CAMILO fue asesinado por la policía de Helsinki-Finlandia, el día 21 de julio de 2014, él tenía 26 años, era un ser maravilloso, era un gran deportista, se ganó una Beca en ese país, pero fue asesinado, creo que me faltó decirle lo mucho que lo amaba, aunque muchas veces se lo dije, hoy siento un gran dolor y no sé si lo pueda superar.

    • Florencia 5 de octubre de 2015 at 05:49 - Reply

      Hola querido Rafael, gracias por confiarnos sobre tu pérdida. La muerte de un hijo implica una crisis vital en donde el sistema de valores y creencias que hasta ahora te guiaba se pone en cuestionamiento por lo que debes ser paciente con tus emociones, buscar el apoyo de personas de confianza y no presionarte con tus tiempos de duelo. Si sientes que solo no puedes elaborar el dolor de esta pérdida, no dudes en solicitar la ayuda de un terapeuta o bien en asistir a un grupo de mutuo apoyo en donde puedas compartir tu proceso de duelo con otras personas que hayan atravesado una pérdida como la que tú has vivido. Te invito a leer este artículo: «¿Cómo Afrontar la Muerte de un Hijo?». Un fuerte abrazo

  35. Raul 17 de octubre de 2015 at 12:56 - Reply

    Soy Raul, de Argentina… vivo en Buenos Aires pero soy del sur.. de Bariloche. Hace poco me entere de la muerte de mi viejo por telefono.. nadie me aviso nada, y yo estaba distanciado hace mucho con el. Es un monton de cosas mezcladas.. sueño mucho con el. Fallecio de un paro cardiorespiratorio. a veces siento que ya me quede solo. Mi vieja fallecio hace años.. y tampoco se en quien confiar.. gracias por leer esto. Mucha gente ni lo sabe, gracias.

  36. Roxana 22 de octubre de 2015 at 13:20 - Reply

    Hola soy Roxana hace 11 días que mi madre falleció y hace 3 meses falleció también mi hermano, extraño mucho a mi mamá y no entiendo porqué ella prefirió irse con mi hermano si yo todavía la necesitaba conmigo, por momentos se lo reprocho pero luego pienso que está en un mejor lugar, no tuve la oportunidad de despedirme de ella y eso me duele aún más, quisiera tenerla y verla de nuevo pero se que eso no volverá a pasar, la extraño

  37. Eugenia 25 de octubre de 2015 at 00:19 - Reply

    Hola chicxs. Sólo deseo comentar que les leí, y que he sentido esto también. Desde acá les envío un fuerte abrazo de luz. Que la paz pronto llegue a sus corazones.

    • Florencia 2 de noviembre de 2015 at 06:19 - Reply

      Hola querida Eugenia, muchas gracias por compartir estas palabras de respeto y comprensión hacia quienes atraviesan una etapa emocionalmente exigente en sus vidas. Un gran cariño

  38. XIOMARA ARIAS PELAEZ 22 de febrero de 2016 at 10:40 - Reply

    Hola a todos …quiero compartir mi historia hace 4 meses mi unica hija JUANITA partio al cielo al mejor lugar donde puede estar una persona , se que esta bien o excelente diria yo pero mi muñeca me hace mucha falta … tengo sentimientos encontrados y entre ellos una IRA por no tenerla conmigo en la tierra a nadie le interesa nuestro dolor pero cada yo pido a DIOS por que encontremos la paz que nuestra alma busca amo mi hija y aun me duele aceptar que no este conmigo . este articulo es excelente y ustedes son unas muy buenas personas al compartir esta informacion y otra mas que veo a diario en su pag gracias y mil bendiciones .xiomy

  39. anna perez 24 de febrero de 2016 at 16:59 - Reply

    hola buenas tardes, escribo para preguntar el autor que cito a la psiquiatra Elizabeth kubler ross con respecto a las etapas de duelo. ya que esa información la utilice en mi proyecto de grado y me piden el autor citado

Leave A Comment

Artículos Relacionados