La Comprensión de la Muerte según la Edad del Niño

muerte_edad_del_nino

De acuerdo a la edad, cada niño posee su propio concepto de la muerte que irá evolucionando según la etapa de desarrollo y maduración en la que éste se encuentre. Factores tales como el desarrollo emocional, la edad y el contexto familiar serán  primordiales para la formación de este concepto. Los adultos tendrán un rol primordial en el proceso de duelo de los más pequeños de la casa ya que éstos buscarán respuestas y contención en sus padres que los deberán ayudar a comprender la muerte aliviando así el miedo que surge sobre ella. A continuación te informaremos sobre cómo los niños comprenden y responden a la muerte de acuerdo a su edad.

 

NIÑOS MENORES DE 3 AÑOS

Si bien no poseen una comprensión cognoscitiva de la muerte, surgen sentimientos de pérdida y separación que contribuyen a la formación de una conciencia de la misma.

 

Los más pequeños poseen escaso o nulo conocimiento sobre la muerte y sus causas pero la observan como una separación o abandono. Tienden a reaccionar por la separación de esta persona significativa a causa de los cambios producidos en su contexto inmediato y en la irrupción de su cuidado. Debido a que los bebés no pueden comunicar verbalmente sus necesidades, esta angustia producida por los cambios de su rutina se expresa a través del llanto, dificultades en el sueño y cambios en los hábitos alimentarios.

 

NIÑOS PREESCOLARES DE 3 A 5 AÑOS

Los niños ven a la muerte como si fuera un sueño en donde la persona está viva pero de forma limitada.

 

El niño suele pensar que la persona todavía está viva, aún cuando sabe que ella o él podrían estar enterrados.Además la muerte es concebida como reversible ya que los niños creen que lo muerto significa estar quieto mientras que estar vivo significa movimiento. El lenguaje y el aprendizaje lo sumergen en el interés por el mundo por lo que realizan preguntas entorno a la muerte del familiar.Es frecuente escuchar preguntas como ¿Se alimentan los muertos? ¿Cómo respiran? ¿Pueden jugar allí? Se suelen centrar en los detalles de esta pérdida atribuyendo erróneamente en ellos alguna responsabilidad por esta muerte. Esto se debe a que la muerte durante esta edad puede implicar “pensamiento mágico”, es decir, el niño cree que con sus pensamientos negativos puede enfermar o matar a otras personas. Esta angustia producida por la pérdida de un familiar se expresa a través de la tristeza, enojo, miedo, preocupación, llanto, regresión a comportamientos anteriores y rabietas.

 

NIÑOS EN EDAD ESCOLAR DE 6 A 9 AÑOS

Poseen un mayor vocabulario y capacidad de comprender conceptos relacionados a la salud y las enfermedades.

 

Muestran un gran interés por los detalles concretos de la muerte pero la observan como algo que sucede sobre todo a las personas adultas mayores. Suelen ser curiosos sobre el proceso físico de la muerte y lo que ocurre después de ella. Durante esta etapa, es frecuente personificar a la muerte bajo el nombre de algún personaje o espíritu que viene a este mundo para arrebatarse a los seres queridos. Por ejemplo, piensan en los esqueletos, fantasmas o ángeles como personificaciones de la muerte. Poseen temor a lo desconocido y a la separación de la familia expresándolo a través de la irritabilidad, culpa, negación, enojo, aislamiento, regresión a comportamientos anteriores y problemas de concentración en la escuela.

 

NIÑOS EN EDAD ESCOLAR DESDE LOS  9 AÑOS

Durante esta etapa los niños comprenden la irreversibilidad, permanencia  e inevitabilidad de la muerte.

 

Los niños saben que la muerte es un estado permanente, irreversible y que cuando esto sucede el cuerpo deja de funcionar. No lo ven como un hecho excepcional sino que comprenden que a todos nos pasará en algún momento. En este sentido, muestran un pensamiento abstracto y filosófico que le permite realizar razonamientos para comprender la causa y el efecto de las relaciones. Suelen expresar un mayor temor para dar a conocer sus sentimientos por lo que pueden reemplazarlos por la propia rebeldía adolescente. Sin embargo, podemos distinguir algunas conductas frecuentes como el enojo, la culpa, el resentimiento, el entumecimiento, la ansiedad, el miedo a la muerte, cambios en el sueño y bajo rendimiento escolar. Esto se debe a que la muerte viene a desafiar la sensación de inmortalidad que poseen la mayoría de los adolescentes.

 

Como se puede observar, la muerte es un concepto que se irá desarrollando a lo largo de toda la niñez para finalmente comprender en la adolescencia su verdadero significado de permanencia e irreversibilidad. La mayoría de los niños tienen muchas preguntas con respecto a la muerte y es importante que los adultos se muestren predispuestos a escucharlas y responderlas. No olvides que la muerte es un proceso natural y que, por lo tanto, se debe hablar y discutir sobre ella con un lenguaje honesto y comprensible de acuerdo a la fase de desarrollo del niño.

 

 

CUADRO: CONCEPCIÓN DE LA MUERTE SEGÚN LAS EDADES

 


EDAD

CONCEPTO DE MUERTE


CONDUCTAS

  MENORES DE 3 AÑOS No poseen una comprensión cognoscitiva de la muerte. Llanto, dificultades en el sueño y cambios en los hábitos alimentarios.
  NIÑOS DE 3 A 5 AÑOS Conciben a la muerte como si fuera un sueño. Tristeza, enojo, miedo, preocupación, regresión a comportamientos anteriores llanto y rabietas.
  NIÑOS DE 6 A 9 AÑOS Se personifica a la muerte bajo el nombre de algún personaje o espíritu. Irritabilidad, culpa, negación, enojo, aislamientos, regresión a comportamientos anteriores y problemas de concentración en la escuela.
  NIÑOS DESDE 9 AÑOS La muerte es un estado permanente, irreversible e inevitable. Enojo, la culpa, el resentimiento, el entumecimiento, la ansiedad, el miedo a la muerte, cambios en el sueño y bajo rendimiento escolar.

 

 

Cómo le hablo sobre la muerte a mi pequeño hijo?

 

Una vez que sucede un fallecimiento en tu familia o alguien cercano al entorno familiar, es aconsejable hablar con los chicos de la casa sobre lo sucedido.  Esta tarea no suele ser fácil, sobre todo cuando hay niños pequeños que todavía no tienen claro el concepto de la muerte.  Sin embargo, una vez que decidas contarle a tu hijo sobre este fallecimiento, puedes apoyarte en herramientas como el video que te presentamos a continuación el cual narra una hermosa y conmovedora historia que puede servir de preámbulo para una conversación sincera y cariñosa con tu pequeño. Míralo con atención.

 

Comparte con nosotros cómo ha sido tu experiencia sobre este tema con tu hijo.

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. ANA dice

    Muy precisas las concepciones de la muerte, según la edad. Y el video muy lindo. Gracias!! porque con esta información puedo ayudar a unos alumnos que se murió su abuelito recientemente.

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.