Presiones Sobre la Duración del Duelo

presion_por_duracion_duelo

¿POR QUÉ APRESURAS MI DUELO?

“Ya han pasado ocho meses ¿No crees que es tiempo de superarlo?”… “Deja ya de llorar… la vida continúa”. Estas son tan sólo algunas de las frases más recurrentes que podemos escuchar por parte de los que nos rodean. Nuestra sociedad se muestra visiblemente incómoda frente al dolor por lo que nos presiona para estar rápidamente mejor… como si fuera tan sencillo borrar nuestra angustia en tan sólo un plumazo. Cada proceso de duelo es absolutamente único y personal como así también lo será su tiempo de duración por lo que tómate tiempo para desandar el camino de tus emociones y llorar todo lo que necesites. Algunas veces, estas emociones se sentirán insoportables mientras que otros días estaremos en mayor quietud, calma y reflexión. Sé que a veces puede resultarte difícil desandar este duelo. Si bien tus seres queridos lo harán bienintencionadamente, es importante que ellos sepan lo esencial que es para ti atravesar este proceso de curación para finalmente aceptar esta nueva realidad sin tu amigo o familiar. En este artículo hablaremos sobre estas presiones que recibimos para aligerar nuestro duelo y cómo podemos afrontarlas ¡No te lo pierdas!

 

¿POR QUÉ ME PRESIONAN EN LA DURACIÓN DE MI DUELO?

El proceso de duelo nos obliga a experimentar un camino desconocido de emociones. 

¿Cuántas veces tus amigos o familiares te han dicho “Ya han pasado varios meses… no puedes seguir llorando así” o bien “¿No crees que ya es tiempo de superarlo”? En una sociedad en donde se nos exige ser o mostrarnos felices sin importar lo que nos suceda, es usual que nuestros seres queridos se encuentren incómodos frente al dolor que sentimos. No saben qué hacer ni qué decir. Sin embargo, el proceso de duelo no es tan espontáneo ni inmediato como a la sociedad le gustaría. Como su nombre bien lo indica es un “proceso” por lo que deberemos desandar un camino de emociones y pensamientos que finalmente nos conducirá hacia la paz con nosotros mismos y la aceptación de esta ausencia. A veces, este dolor viene repentinamente y no podemos evitar llorar frente a nuestros amigos o familiares… otras veces, simplemente necesitamos a alguien con quien hablar sobre lo que estamos atravesando.

El viaje que tú realices a través del dolor no puede ser comparado con el de otras personas ni en su forma ni en su tiempo. Tomarse el tiempo para poder recorrer estas emociones es un paso esencial para así elaborar plenamente esta ausencia. De lo contrario, estaríamos enmascarando nuestro dolor tras falsas sonrisas y aparentes “estoy bien” prolongando el camino de aceptación y curación. Está bien llorar y tienes el derecho a hacerlo… te encuentras en una etapa emocionalmente muy exigente en la que necesitas tiempo y espacio para reencontrarte contigo mismo y con tus emociones. Lejos de lo que puedan decirte los demás, recuerda que sentir tristeza y expresarla a través de las lágrimas no es un signo de debilidad sino un proceso necesario frente a una pérdida que cambia nuestra vida para siempre.

Cuando un ser querido te diga “Ya es tiempo de que estés bien”, no te enfades con él ni creas que es insensible… compréndelo. No todos estamos preparados para actuar en estas situaciones de dolor y muchas veces sentimos impotencia por no poder hacer nada. No sabemos qué decir, cómo decirlo ni qué hacer por lo que no lo hacen con mala intención… ellos quieren para nosotros la mayor felicidad del mundo y no hay nada de malo en ello. Sin embargo, nosotros estamos afrontando una etapa especial de nuestra vida en donde la decepción, la culpa, el enfado y la impotencia abruman a nuestro corazón… no importa qué te digan, sigue caminando hacia adelante en tu viaje sabiendo reconocer el amor que hay detrás de cada una de estas palabras que los demás tienen hacia ti. Ellos quieren que seas feliz pero tú ahora necesitas experimentar plenamente este dolor para finalmente encontrar la paz.

Por lo tanto, responder a la pregunta “¿Cuánto tiempo nos llevará el duelo?” no resulta para nada fácil. Esta respuesta dependerá de muchos factores… el vínculo con la persona fallecida, las herramientas personales de afrontamiento, el tipo de muerte y la contención recibida. Por supuesto, esto no significa que debamos quedarnos estancados en nuestro proceso de duelo ni dejarnos ahogar por nuestras lágrimas. No te quedes atrapado en este dolor… cuando estos sentimientos son reprimidos podemos transformarlos en ira, ansiedad o impaciencia afectando inclusive nuestra salud física. Es necesario sentir cómo poco a poco vamos avanzando hacia una vida distinta pero que aún así vale la pena disfrutarla. Recuerda que el duelo es una oportunidad para no sólo establecer una nueva relación con quien hemos perdido sino también para conocernos mejor a nosotros mismos. Si quieres saber más sobre el tiempo de duelo te recomiendo leer nuestro artículo: Duración del proceso de duelo”.

 

¿CÓMO AFRONTAR LAS PRESIONES SOBRE LA DURACION DE MI DUELO?

presion_por_duracion_duelo_2

Como doliente tienes derecho a sentir plenamente las emociones vinculadas a esta ausencia.

La pérdida de un ser querido es absolutamente desgarradora… nos abruma una realidad inevitable mientras que la tristeza se hace sentir en cada parte de nuestro cuerpo. En las primeras semanas o meses de duelo, nuestros allegados se muestran predispuestos a ayudarnos y a escucharnos. Sin embargo, cuando los meses pasan, los amigos y familiares vuelven al ruedo de la vorágine cotidiana mientras tú continúas elaborando este dolor… Con el afán de verte bien, tus amigos o familiares pueden querer apresurarte en tu duelo. No todos comprenden lo exigente que puede ser para ti sobrellevar esta pérdida. Entonces ¿cómo puedo afrontar estas presiones sociales? A continuación te brindaré algunas sugerencias.

  • PIDE COMPRENSIÓN. No tengas vergüenza ni temor de decirle a tus seres queridos cómo te sientes en este duelo… diles que sabes lo difícil que es para ellos verte así pero que es importante que respeten tu tristeza por un tiempo. Explícales que en este camino vas a llorar mucho… otras veces te sentirás enojado y no estará dirigido a nadie en particular. Se tratan de emociones normales del duelo que debes atravesar. Exprésales que a ti también te gustaría estar bien lo más pronto posible pero que esto no va a ser posible por un tiempo. Enmascarar tus emociones sólo perjudicaría la resolución de tu duelo por lo que en este momento sería de gran ayuda que ellos puedan acompañarte a través de una escucha atenta y una compañía incondicional.
  • RESPETA TUS TIEMPOS. Cada duración de cada duelo es personal. Para algunos puede llevar más tiempo de lo esperado… para otros menos. Busca espacios y momentos del día en donde puedas reencontrarte con tus emociones y pensamientos… no te evadas con un sinfín de actividades u obligaciones. Lo importante es que no te apresures en tu camino de curación sólo porque la sociedad te “exija” que estés bien. No hay nada de malo en tomarte tiempo para llorar mientras poco a poco avanzas en este camino de duelo notando pequeñas pero esenciales mejorías. Sólo trabajando a través de este dolor, notarás que con el paso del tiempo esta tristeza ya no te domina mientras que tu corazón poco a poco deja aflorar una sonrisa en honor y memoria al maravilloso tiempo compartido con el ser querido fallecido.
  • COMPRENDE A TUS AMIGOS. Si no experimentas plenamente este dolor no podrás avanzar hacia la recuperación por lo que, aunque pueda resultar tentador enmascarar este dolor o huir de él, tómate tiempo para hacer frente a esta tristeza y a las emociones vinculadas a ella pero ¿cómo hacerlo cuándo todos quieren que sólo sonría? En una sociedad en la que se nos exige estar bien sin importar lo que suceda, es absolutamente comprensible que nuestros seres queridos se muestren incómodos e impotentes frente al dolor por lo que procura ser paciente con ellos. Es casi una respuesta instintiva querer proteger a los que amamos de cualquier persona o situación que les haga daño. Cuando no podemos hacer nada para evitarlo, nos mostramos impotentes y aparentemente insensibles. No te enojes… detrás de sus palabras sólo hay buenas intenciones de amor.
  • SOLICITA AYUDA. El dolor no se puede apresurar o pasar por alto. Los amigos son un gran sostén cuando nos sentimos abrumados frente a la realidad de esta ausencia. Identifica a aquellos amigos o familiares que se muestren predispuestos a escucharte y hablar contigo respecto a lo que sientes desde que ha sucedido esta pérdida. Diles cómo pueden ayudarte en este duelo y lo bien que te hace que ellos simplemente te escuchen o abracen. Si no encuentras a ningún ser querido con quien conversar, te sugiero acudir a un profesional especialista en duelo, al líder religioso de tu iglesia o a un grupo de mutua ayuda donde puedas no sólo adquirir las herramientas adecuadas para afrontar esta ausencia sino también compartir tus preocupaciones, emociones, recuerdos y pensamientos.

 

La tristeza suele ser un sentimiento frente al que las personas no saben qué decir ni cómo actuar… pronto desean vernos bien como si nada nos hubiera sucedido. Sin embargo, la muerte de un ser querido cambia para siempre nuestra vida por lo que debemos experimentar plenamente este duelo y llorar esta pérdida para finalmente no sólo establecer un nuevo vínculo con la persona fallecida sino también para reencontrarnos con una versión más fuerte de nosotros mismos.

 

¿Cómo han actuado tus seres queridos desde que estás en duelo? Coméntanos.

 

FUENTES:
http://www.dancingwiththemidwives.com/dont-rush-the-grief/

https://www.psychologytoday.com/blog/freedom-grieve/201307/don-t-rush-the-bright-side
http://www.griefrecoverykit.com/2011/10/allowing-the-pain-of-grief/

 

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. Editora dice

    Gracias querida Luz por compartir tu experiencia de duelo. La pérdida de la pareja implica un proceso especialmente complejo marcado por pérdidas secundarias (rol amoroso, social, económico, de identidad, etc.) que deben ser poco a poco elaboradas a fin de ir readaptándonos a la vida diaria sin este ser querido. Procura ser paciente, amorosa y comprensiva contigo misma, no te exijas ni te presiones… poco a poco podrás ir desandando este camino. Un fuerte abrazo

  2. luz fanny villegas dice

    Es algo muy duro , perdí a mi esposo , un ser muy maravilloso , como seres humanos tenemos falencias , no somos perfectos , he tratado de llevar mi duelo , mi familia ha sido de un gran soporte e invaluable apoyo , he tratado de superar , pero alguien que se compartió momentos buenos como difíciles , pequeños detalles de una gran importancia en nuestras vidas , la comprensión , el amor , la vivencia es algo tan pero tan grande que es muy difícil hasta el momento de superar este himpase , se que con la ayuda de Dios primeramente , luego la familia , y un psicólogo podre superar no del todo , paro si en gran parte esta perdida , porque aun queda esa vivencia del ser que se amo sinceramente.

  3. luz fanny villegas dice

    Es algo muy duro , perdí a mi esposo , un ser muy maravilloso , como seres humanos tenemos falencias , no somos perfectos , he tratado de llevar mi duelo , mi familia ha sido de un gran soporte e invaluable apoyo , he tratado de superar , pero alguien que se compartió momentos buenos como difíciles , pequeños detalles de una gran importancia en nuestras vidas , la comprensión , el amor , la vivencia es algo tan pero tan grande que es muy difícil hasta el momento de superar este himpase , se que con la ayuda de Dios primeramente , luego la familia , y un psicólogo podre superar no del todo , paro si en gran parte esta perdida , porque aun queda esa vivencia del ser que se amo sinceramente .

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.