Tras la pérdida de un ser querido comenzamos un camino personal de sanación y recuperación en el que solemos sentir incertidumbre y ansiedad respecto a cómo podremos sobreponernos a esta ausencia. En este viaje emocional es normal preguntarnos “¿Cuánto tiempo sentiré esta tristeza?”.  Nos sentimos incómodos frente a este dolor así como también frente a la sensación de vulnerabilidad que nos deja esta partida… es que en una sociedad que nos exige que todo sea rápido y sencillo pareciera que no hay tiempo para las lágrimas.

El dolor también forma parte de la vida y requiere de un fuerte compromiso del doliente para poder sanar.

Cualquier intento de obligarte rápidamente a sentirte mejor no sólo es inútil sino que además puede encapsular tus emociones llevándote a prolongar este proceso de duelo. No puedes quitar este dolor de un día para el otro. No hay recetas ni soluciones mágicas que lo logren. Evita estas expectativas poco realistas y sé tan amable contigo mismo como sea posible.

Recuerda que eres un ser humano único. Por lo tanto, nadie puede decirte cuándo es el momento de dejar de hacer tu duelo. Como en tantas otras experiencias de la vida, el duelo es único y personal como así también lo será su duración. El alivio del dolor que genera una pérdida podría comenzar a sentirse luego de unos meses. Sin embargo, esto no significa que exista un tiempo determinado para estar absolutamente recuperado sino que este tiempo podría estar matizado por momentos de gran melancolía y tristeza, como ocurre en las fechas especiales que suelen ser un disparador de los recuerdos como el aniversario de su muerte, fiestas navideñas o cumpleaños. Por lo tanto, no lo olvides: el duelo no tiene calendario… es un proceso que debemos recorrer afrontando los fuertes sentimientos que genera para encontrar en nosotros mismos los recursos necesarios para recuperarnos y sanar plenamente. Sólo así podrás poco a poco reconstruir un nuevo sentido de vida.

A continuación, te mencionamos un conjunto de factores que pueden influir en la prolongación del duelo:

RELACIÓN CON LA PERSONA FALLECIDA

Cuando muere un ser querido también se pierde un vínculo personal y afectivo con esta persona.

¿Tenías una relación conflictiva con tu ser querido o era un vínculo basado en la confianza y el respeto mutuo? Las dificultades para aceptar la pérdida dependerán de la relevancia que tenía en tu vida la persona fallecida. El grado de dependencia económica, la familiaridad con él, la presencia de otros tipos de pérdidas, sueños y esperanzas compartidas y los sentimientos de culpa respecto a los asuntos pendientes de la relación serán determinantes en la definición de este vínculo. Esta relación con el difunto puede ser de respeto y afecto mutuo o bien en un contexto de conflictos.

En el primer caso, el doliente sentirá que esta muerte lo ha privado de una relación positiva en su vida en donde podía crecer y sentirse a gusto trayendo angustia, soledad e inseguridad. Sin embargo, cuando esta muerte cierra una relación conflictiva, el duelo podría remarcar aspectos difíciles de la relación, generando sentimientos de culpa y frustración que si no son abordados terapéuticamente podrían llevar a retardar la elaboración del duelo.

TIPO DE MUERTE DEL SER QUERIDO

El tipo de muerte que ha causado la pérdida del ser querido influirá en el proceso de duelo así como en su intensidad y duración.

¿Tu ser querido padeció una larga enfermedad antes de su muerte o fue una pérdida repentina? ¿Se trató de una muerte violenta o producida por causas naturales? Una muerte esperada producto de una enfermedad crónica o terminal nos brinda un tiempo prudencial para procesar esta trágica noticia y reencontrarnos con este ser querido bajo un nuevo contexto en donde es posible resolver los asuntos conflictivos o pendientes que caracterizan a este vínculo afectivo. Esto no significa que disminuya el dolor que vas a experimentar luego de la muerte sino que tanto la familia como el paciente atraviesan un duelo anticipado bajo un contexto de preparación gradual para afrontar la pérdida. A diferencia de esta muerte, las pérdidas repentinas o inesperadas generan en el doliente un gran shock y confusión que se ve agravado por la falta de tiempo para despedirse de su ser querido. Las palabras no dichas, los abrazos o besos no dados podrían generar en el doliente frustración, enojo, culpa y dolor.

A veces surgen preguntas e hipótesis entorno a cómo fue esta muerte y qué se podría haber hecho para evitarla. En este caso, la ira y la culpa toman un rol protagónico mientras que se experimenta una fuerte sensación de vulnerabilidad y desprotección ante un mundo que se muestra irremediablemente injusto e imprevisible… de un instante a otro la vida te ha hecho enfrentar no sólo la muerte de tu ser querido sino también los cambios de vida producidos por esta pérdida a nivel emocional, social, económico, de identidad, etc.

RECURSOS PERSONALES PARA AFRONTAR EL DOLOR

Las personas reaccionan de manera distinta frente a una misma pérdida. En este sentido, la personalidad del doliente será determinante en este proceso.

¿Tiendes a afrontar los obstáculos o los evitas?, ¿Sueles volverte agresivo cuando sientes que no puedes hacer frente a tus emociones?, ¿Abusas de medicamentos, alcohol y/o drogas como medio de escape? A algunas personas la muerte de su ser querido puede paralizarlas mientras que otros no se dejan abrumar por el dolor y lo observan como un proceso de crecimiento personal. En estas distintas perspectivas influirán la edad, el sexo, la personalidad, el autoestima, las tradiciones culturales, las creencias religiosas, la visión de la vida y de la muerte, el estado de salud emocional, la capacidad para afrontar las adversidades y buscar apoyo emocional, el sistema de contención, los antecedentes depresivos, el consumo de alcohol, drogas y/o medicación como estrategia de evasión, los asuntos pendientes con el ser querido fallecido, entre otros factores.

Las personas con mayor madurez emocional para manejar las frustraciones suelen transitar el duelo con mayor armonía. Esta madurez depende mucho de la experiencia y aprendizaje por duelos previos que se hayan superado en el pasado.

CONTENCIÓN SOCIAL Y FAMILIAR

El apoyo social incluye no sólo a los familiares del doliente sino también a los amigos y vecinos que puedan brindar asistencia física, emocional y económica.

¿Cuál es tu sistema de apoyo? ¿Está permitido en tu familia la expresión de las emociones? El duelo es un proceso emocional que requiere de la contención familiar. En primer lugar, la familia es el contexto inmediato en donde el doliente atraviesa este proceso de adaptación. Un sistema de comunicación abierto facilita los espacios para compartir los sentimientos vinculados a esta pérdida. Las posibilidades de hablar y ser escuchado brindan un apoyo seguro que permitirá el intercambio de miradas y la curación progresiva.

Cuando no se expresan las emociones nuestro cuerpo podría comenzar a demostrar síntomas como insomnio, pérdida de apetito, irritabilidad y depresión. Por otro lado, encontramos redes de apoyo social como los grupos de ayuda mutua en los que semanalmente los dolientes se reúnen para contar su experiencia y sentimientos en relación a su pérdida a fin de sentirse acompañados y comprendidos por otros dolientes que atravesaron una pérdida similar a la suya.

A otros dolientes les funciona mejor la terapia tanatológica o un Grupo de Apoyo para el Duelo donde las sesiones son completamente personales y van al ritmo del doliente encontrando allí un espacio profesional donde poder expresar sus emociones, temores, desafíos y pensamientos vinculados a esta pérdida. Es usual que durante los primeros meses el doliente exprese su preocupación debido a la montaña rusa de emociones que lo embarga. Estos servicios ofrecen un espacio propicio para poder tomar las riendas del duelo, transitar por él y reconstruir un nuevo vínculo con la persona fallecida en un contexto de escucha y respeto mutuo.

Como has podido observar, ante la pregunta “¿Cuánto tiempo dura en duelo?” no hay una única respuesta. El proceso de duelo implica un camino de sanación absolutamente personal en el que cada doliente irá delimitando sus propios tiempos, ritmos y necesidades. Por lo tanto, no te presiones con la idea de sentirte mejor lo antes posible ni tampoco te compares con otros dolientes… lo esencial es ir avanzando con pequeños pero firmes pasos que te lleven a reconstruir con tu ser querido fallecido un nuevo vínculo basado en el amor y los momentos compartidos que atesoras en tu memoria.

Manejodelduelo.com ofrece libros, audios, ejercicios y artículos gratuitos a los miembros de su comunidad. Apoyamos a las personas en duelo, a sus familiares, amigos y a los profesionales que los atienden.

Únete a la comunidad de Manejodelduelo.com

Trabajemos tu duelo juntos

Grupo de Apoyo para el Duelo Consciente

Inscripciones Abiertas

Recibe un cálido abrazo de nuestra parte. Estamos contigo!

Hecho con cariño y responsabilidad por Jessica, Leonardo, Ethel y Heitor junto a los colaboradores de Manejodelduelo.com

41 Comments

  1. PATRICIA ZUÑIGA FONSECA 16 de octubre de 2014 at 16:08 - Reply

    TODO LO QUE EXPLICAN ES MUY CIRTO COMO CUESTA ESE PROCESO .PARA MI HA SIDO DEMACIADO .LA PERDIDA DE MI HIJO .PORQUE EN SU ENFERMEDAD NOS UNIMOS MAS DE LO QUE YA ERAMOS .PERO JAMAS NUNCA NI EL NI YO HABLAMOS DE LA MUERTE AHORA YA PARTIO HACE TRES MESES Y ENTRE MAS TIEMPO PASA MAS LO EXTRAÑO LLORO MUCHO PASO TRISTE BRAVA ENOJADA CON TODOS .X QUE YO VEO QUE A MI SI SE ME A DADO MAS LOS DEMAS SIGUEN SU VIDA PERO PARA MI NADA ES FACIL LO EXTRAÑO MUCHO EL Y YO TENIAMOS MUCHOS PLANES JUNTOS , SE QUE DIOS NOS DA LA VIDA Y EL NOS LA QUITA PERO ESTE DOLOR ES REAL SIENTO TANTO TANTO DOLOR QUE A VECES NO SE QUE HACER CON EL TODA MI VIDA CAMBIO

    • Florencia 20 de octubre de 2014 at 07:06 - Reply

      Hola Patricia. El proceso de duelo nos sumerge en una montaña rusa de emociones profundas y hasta a veces contradictorias. Tómate tiempo y avanza a tu propio ritmo. Confiamos en que podrás afrontar este momento emocionalmente exigente pero no tienes que hacerlo sola. Hay distintos recursos que pueden ser para ti de gran ayuda: grupos de mutua ayuda para madres que perdieron a un hijo, asistencia profesional, etc. Deseamos desde aquí ser para ti de gran ayuda. Cariños

  2. Ana Lucia 20 de noviembre de 2014 at 18:44 - Reply

    Excelente sus comentarios. Muchas veces estamos solos elaborando este proceso de duelo hay ausencia de los familiares a mi me ayudo mucho apoyarme en Dios a traves de la oracion.

    • Florencia 21 de noviembre de 2014 at 07:36 - Reply

      Hola Ana Lucía. La religión es un recurso de gran ayuda y contención para estos momentos de dolor. Es un espacio en donde poder aliviar la angustia, encontrar tranquilidad espiritual y buscar explicaciones. Cariños.

  3. Elena Garza Lozano 8 de diciembre de 2014 at 19:06 - Reply

    solo quiero en correo electronico

    • Florencia 9 de diciembre de 2014 at 12:30 - Reply

      Hola Elena te estaré enviando este artículo a tu mail. Cariños.

  4. minelia calderon rodriguez 16 de diciembre de 2014 at 21:26 - Reply

    He tenido varios tipos de duelo en mi vida, pero ahora estoy en un divorcio contencioso y se me esta haciendo muy dificil, crei que iba bien pero no, tengo un retroceso y es gracias a un problemaque sepresento con la pension alimenticia, no puedo creer que mi esposo me odie tanto le entregue 25 años de mi vida y todo lo que yo era. cuando ira a terminar esto?

    • Florencia 17 de diciembre de 2014 at 05:21 - Reply

      Hola Minelia. Gracias por confiarnos sobre tu duelo. Los juicios son procesos largos y muchas veces complejos… ten paciencia y procura darle a tus emociones el espacio que necesitan. Encuentra personas de confianza con quienes hablar al respecto. Piensa que pronto el juicio terminará y podrás encontrar la armonía que deseas. Cariños

  5. Graciela 3 de enero de 2015 at 11:22 - Reply

    Hola.Escribo porque estoy transitando el duelo de la muerte de mi madre que fallecio´el 22 de noviembre pasado.Siento que la extraño ,y un gran vacio pues ambas viviamos juntas.Cuando partio’ llore’ mucho ,pero ahora noto que no puedo hacerlo.Hace casi cuatro años fallecio’ mi tia Meli,un ser divino al cual yo queria mucho.Mi duelo duro’ mucho,lloraba todos los dias , y todavia la extraño muchisimo.Con ella yo tenia una relacion muy extrecha.Creo que la duracion del duelo depende del vinculo afectivo que se ha tenido con el ser que partio’.Ahora a las dos las llevo en mi alma para siempre.

    • Florencia 5 de enero de 2015 at 05:24 - Reply

      Hola Graciela. Respecto a lo que nos comentas sobre el proceso de duelo por la pérdida de tu madre, te recomiendo leer el siguiente artículo «No puedo llorar a pesar de la tristeza» . Hay múltiples factores que afectarán la duración del proceso de duelo por lo que será absolutamente personal el tiempo que nos lleve aprender a convivir con esta ausencia. Ten paciencia con tus emociones y permítete encontrar espacios adecuados en los que puedas expresarlas.Un fuerte cariño.

  6. Guillermina Reyes Callejas 4 de enero de 2015 at 20:54 - Reply

    El 15 de septiembre mi hijo partió fue inesperado, estuve con el pero no presenti el final a pesar de que siempre sabia lo que le pasaba tenía una conexión muy especial pero lamentablemente ese día no y me duele mucho porque no nos dijimos nada eso me tiene más triste no supe que sentía, que pensaba siento que lo defraude o no se.
    Siempre hemos sido muy Unidos el tiene 29 años y siempre nos demostramos nuestro amor , pasamos muchas cosas difíciles y siempre juntos Danny siempre enfrentó las adversidades con una sonrisa nunca se acobardo ante las enfermedades que fueron muy difíciles siempre me animo a seguir adelante.
    Pero ahora que???????

    • Florencia 5 de enero de 2015 at 05:48 - Reply

      Hola Guillermina. Cuando enfrentas una muerte repentina, esta sensación de impotencia y dolor por no haberte podido despedir es frecuente por lo que implica un proceso de duelo más largo y complejo en el que finalmente es posible que descubras que muchas de las preguntas que te hacías en su principio nunca lograrán tener una respuesta. Ten paciencia con tus emociones, permítete sentirte mal y expresar libremente tus sentimientos adaptándote a un nuevo mundo con nuevos caminos y formas de continuar. Aunque confiamos en tu fortaleza, si sientes que no puedes hacerlo sola no dudes en asistir a un grupo de mutua ayuda o a un especialista en duelo para así poder expresar aquellos pensamientos que han quedado pendientes. Un fuerte abrazo

  7. Graciela 6 de enero de 2015 at 18:20 - Reply

    Florencia,gracias por tu repuesta.

    Cariños

    • Florencia 7 de enero de 2015 at 05:20 - Reply

      Gracias a ti Graciela por permitirnos acompañarte. Cariños.

  8. andrea 1 de febrero de 2015 at 12:31 - Reply

    Mi situación fue inesperada mi mama hace 12 años se suicido hablo conmigo x teléfono como todos los días ella estaba depresiva atendida nunca creí para tanto luego de ese momento no la velamos yo la odiaba entre en fobia la noche pensaba que me moría y no quería estar con mi hijo que en ese entonces tenia casi tres años resumiendo mi marido me llevo a un psiquiatra me aferre a la fe así iba salendp pero desde ese momento todo se descarrilo la familia trabajo salud mi uno cayoozo depresivo pasamos años terribles papa con fobia y así pasaron 12 años me pasaron x arriba no me di cuenta y hoy sido muy triste buscándola no me puedo enganchar con nada x suerte buscando encontré esta pagina gracias

    • Florencia 2 de febrero de 2015 at 05:21 - Reply

      Hola Andrea. Gracias por confiarnos sobre tu pérdida. El suicidio se lleva consigo una multiplicidad de preguntas sin respuestas trayendo en los familiares sobrevivientes una montaña rusa de emociones en donde la culpa y el dolor de no poderlo haber evitado parecen ser brumadores. No abandones la terapia y sigue encontrando en la fe un espacio de contención y comprensión. También los grupos de mutua ayuda por suicidio son de gran utilidad en estos casos ya que el prejuicio es dejado de lado mientras encuentras la escucha y contención de personas que atravesaron una pérdida similar a la tuya. Encontrar un espacio adecuado para hablar sobre este duelo es esencial para que puedas seguir adelante. Un fuerte cariño

  9. andrea 2 de febrero de 2015 at 19:24 - Reply

    Gracias Florencia voy a empezar nuevamente terapia ya que hora que todo pareciese estar «tranquilo»estoy en estado de alerta constante»/ ya que estoy con tiempo y me gustaría leer algo referente al duelo me darías algunos títulos gracias

    • Florencia 3 de febrero de 2015 at 11:29 - Reply

      Hola Andrea. Te recomiendo los siguientes libros: «La muerte un nuevo amanecer» que puedes leerlo en este link , «Cómo crecer a través del duelo» del autor Poletti-Dobbs y/o «Es hora de Hablar del duelo. Del dolor de la muerte al amor» de Diana Liberman. Espero que te sean de utilidad. Cariños

  10. andrea 2 de febrero de 2015 at 19:24 - Reply

    X estuvo en libreiss y no sabia que llevarme

  11. Klamay Gonzalez 12 de marzo de 2015 at 19:31 - Reply

    Agradeceria me puedan enviar todo tipo de material del manejo del DUELO, para mi grupo de personas en este proceso, felicitaciones es por su proyecto, y muchas bendiciones!!

    • Florencia 13 de marzo de 2015 at 05:24 - Reply

      Hola Klamay. Te enviaré un correo privado. Cariños

  12. Jessica 10 de abril de 2015 at 10:02 - Reply

    Hola, los articulos son muy buenos y es verdad claro es lo más lógico. Hace 6 meses partió mi pareja con la que compartía mi vida, un hombre de 24 años debido a una enfermedad llamada Sindrome de Marfan, es cierto que cada duelo es diferente porque son personas que ocupan diferentes partes de nuestro ser, ahora ha sido mucho más dificil aceptar su perdida lo extraño tanto porque vienen a mi mente los planes que teniamos, nuestra boda 3 meses despues de que falleció, y realmente esto ha sido muy duro para mí

    • Florencia 13 de abril de 2015 at 05:23 - Reply

      Hola querida Jessica. Muchas gracias por contarnos sobre tu pérdida. El fallecimiento de la pareja implica un duelo con múltiples pérdidas simultáneas que deberás irás elaborando poco a poco (duelo social, financiero, familiar, de proyectos compartidos, etc.) Ten paciencia con tus emociones y procura encontrar personas de tu confianza con quienes poder hablar sobre lo que sientes así como sobre los desafíos diarios que esta pérdida implica. Deseamos desde aquí serte de gran ayuda. Un fuerte abrazo.

  13. Rubén 14 de abril de 2015 at 17:21 - Reply

    Hoy hace nueve meses que mi esposa falleció. Su muerte fue repentina, junto a ello la vida me ha dado un duro golpe. Las circunstancias o el mismo entorno antes y después de su partida, han provocado en mi situaciones de rabia, culpa. Los hubiera y los porqué aparecen en tu mente como mecanismos para poder explicar algo que no tiene una explicación profunda, la muerte es parte de la vida y no hay que agregar más. En ocasiones mi cabeza se cimbra con su última frase, sus «buenas noches» para mí y me doblega, incluso algunas veces me tumba. Ante esto, me han ayudado mucho leer libros, el cual cito una frase de Rosa Montero la cual viene en su libro «La ridícula idea de no volver a verte» (recomendado), «Uno no se recupera, uno se reinventa». Ese ha sido mi objetivo día tras día. Un fuerte abrazo.

    • Florencia 15 de abril de 2015 at 05:36 - Reply

      Hola querido Rubén. Gracias por compartir tu experiencia de duelo con nosotros. Como bien lo dice Rosa Montero, luego de la pérdida de un ser querido nos reinventamos… nunca más volvemos a ser los mismos. La pérdida de la pareja implica un proceso en donde debes afrontar distintos duelos (de identidad, sentimental, social, familiar, financiero, etc.). Ten paciencia con tus emociones y permítete encontrar espacios en donde poder expresar y reflexionar sobre estos desafíos que diariamente debes afrontar. Desde aquí deseamos serte de ayuda. Te enviamos un fuerte abrazo.

  14. Claudia Analía 27 de mayo de 2015 at 15:42 - Reply

    Qué situaciones difíciles he leído aquí. Que dolor. . . que pena inmensa. Y que ganas de salir de ello. En cada uno de los mensajes vislumbré – mas o menos oculta, mas o menos inconsciente -la esperanza subyacente.
    Yo perdí a mi ex esposo (gran amigo y confidente) a quien hube de cuidar cuatro años -estábamos hace años divorciados -en Argentina (de allí soy oriunda); fue en Marzo de 2014 su fallecimiento.
    Con mi relación con quien nos conocimos en Galicia en 2009 (en 2010 yo tuve que volver a Argentina y saeguimos viéndonos dos veces al año en España, amén de videoconferencias diarias) , me casé a finales de 2013. Ibamos a vivir en Buenos Aires. Dos días antes del viaje se desmaya y convulsiona. Resonancia magnética: tumor cerebral. Fallece en Mayo de 2014. Yo me quedo sin esposo (proyectos compartidos, amor), sin mi gran amigo (pasado compartido, gran cariño); sin trabajo (trabajaba en Buenos Aires) y con una situación de emigración no deseada (porque decidí trasladarme a Madrid, sonde tengo algunos amigos, ya nada ni nadie me esperaba en Buenos Aires); familia lejos; soledad.
    Hoy, mi duelo no es solo por la pérdida de los seres amados. Se complica por mi situación: una vida que ha dado un giro de 180 grados.
    En fin. Estoy medicada y sin tratamiento psicológico (solo uan psic´loga de la Seguridad Social con quien voy a revisión. . . cada dos meses!).
    Que mas podría hacer para salir de mi depresión?
    Muchas gracias por estar y por leerme
    Un abrazo

    • Florencia 28 de mayo de 2015 at 05:50 - Reply

      Hola querida Claudia. Has pensado en asistir a un grupo de mutua ayuda? En estos espacios gratuitos de gran contención profesional puedes encontrar un espacio en donde expresar estas emociones que sientes desde las pérdidas que has vivido así como también ahondar en los desafíos que esta ausencia física ha traído a tu vida encontrando las herramientas de afrontamiento necesarias. Esto se da en un marco de contención y comprensión donde podrás sentirte acompañada por otras personas que están atravesando un experiencia de duelo similar a la tuya. Te sugiero leer el artículo: «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un fuerte abrazo.

  15. Pilar 9 de agosto de 2015 at 09:58 - Reply

    Muchas veces me he preguntado porque fue tan duro el duelo de mi papa el cual casi no me recupero, lo llore por tres años seguidos fue durisimo tome malas decisiones sentía tanta culpa, ahora entiendo que fue por lo repentina su partida estando bien le dio un infarto fulminante, fue todo caótico para mi, ojala me hubiera documentado…
    Mi mama falleció hace 11 meses y el duelo ha sido diferente tal vez por lo que ella estaba muy enferma, con mi papa mucha culpa con mi mama un dolor tan fuerte que me ahoga, fui la hija preferida de los dos con quienes ellos tenían mas contacto.
    Siento una gran orfandad..

  16. Erick G 14 de agosto de 2015 at 08:45 - Reply

    Buen dia, muchas gracias por todos sus articulos y hermosas publicaciones, ha sido algo maravilloso encontrar esta pagina, y los felicito por su tan humana labor y noble, les comento actualmente me encuentro coordinando un grupo de estudiantes de psicologia con los que juntos brindamos servicios de atencion psicologica gratuita, les pido me envien toda la informacion posible para atender estos casos ya que el duelo esta presente durante toda la vida y quiero que brindemos una atencion de calidad y como les digo no tiene costo este servicio que brindamos porque como ustedes nuestra intencion es ayudar, me gustaria difundir su pagina y les comparto la mia: facebook.com/atencionpsicologicaUDAL

  17. Mili 15 de agosto de 2015 at 16:55 - Reply

    Mi hijo se suicido hace tres años… Sufria de depresion, tomo medicamento, su decision nos destruyo como personas… Quedamos deshechos… Estamos en proceso de reconstruccion y lo lo entiendo de esta forma… Con su partida yo como madre quede como si dentro de mi no quedara nada… Despues ha sido como una resurreccion, sentimientos que no conocia, odio, rencor, envidia, coraje, frustracion, ira, impotencia, eramos una familia feliz, de verdad ejemplar, un buen matrimonio, buenos hijos, sin embargo, con su partida todo se vino abajo, dentro de este tratar de reconstruirnos nos hemos encontrado dispersos, reconociendonos como personas, con sentimientos que no nos pertenecen y tratando de encontrarnos, en nuestra escencia, que la busco y la busco y no logro encontrarla nuevamente, eso me desespera, pero poco a poco se que reintentaremos continuar, en nuestro tratar de entender que paso, que pasa… Porque a nosotros, porque a el… Porque, porque, porque? Mi hija abrio una pagina en honor a su hermano, ahi hablo y publico sobre el duelo y sobre la depresion y todo lo que conlleva, la vivio mi hijo y yo la he vivido despues de su ausencia fisica… Dios me ha ido conduciendo por caminos inexplicables, entre ellos un retiro y varias herramientas que me han ayudado a continuar el camino en el proceso del duelo, ahi mismo he publicado lugares y domicilios de grupos e instituciones que podrian ayudar, tanatologia, espero de verdad les ayude tanto como me ha ayudado a mi los libros que milagrosamente me fueron llegando, ahi esta la lista… La pagina es… http://www.facebook.com/betovaquero.org

  18. Blanca 16 de agosto de 2015 at 15:49 - Reply

    Encontre eta pagina por mera casualidad ,estoy pasando por una etapa muuy dificil hace casi 5 meses perdi a mi compañero de 27 años juntos alguien que hizo realidad todos mis sueños y con quien vivi alegrias y tristezas quien nunca me dejo sola en ningun momento de mi vida ,leo todos los comentarios y me doy cuenta que todos los sentimientos que siento de repente ,como tristeza, coraje ,por mi por el inclusive sentir que el no habia luchado lo suficiente en su enfermedad ahora me estoy dando cuenta que son hasta cierto punto normales ,me esta costando mucho salir adelante porque evito llorar delante de mis hijos o delante de cualquier persona y esto lo hace mas dificil el unico consuelo que encuentro es ver que dejo a mi lado lo mejor de el que son sus hijos .

    • Florencia 17 de agosto de 2015 at 06:21 - Reply

      Hola querida Blanca. El proceso de duelo implica una montaña rusa de emociones muchas veces confusas y contradictorias… permítete expresar lo que sientes. Si no puedes hacerlo con tus hijos, amigos o familiares, busca otras herramientas de expresión y contención como, por ejemplo, la escritura, los grupos de mutua ayuda, la asistencia terapéutica, etc. Recuerda que expresando estas emociones es posible lentamente elaborar esta pérdida y construir con tu ser querido un vínculo basado en el amor eterno que los unirá por siempre. Te sugiero leer este artículo: «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Cariños

  19. yina 17 de agosto de 2015 at 15:46 - Reply

    hoy hace un mes y un dia perdi a mi esposo ,tenia un cancer terminal siempre fui una mujer sola con dos hijas las eduque y saque adelante sola,era de las mujeres que decia esposo nunca pero conoci un hombre maravilloso que me hizo cambiar de idea y me enamore como nunca,llevavamos dos meses y medio viviendo cuando le descubrieron el cancer la guerriamos durante dieciseis meses pero perdi la batalla y se me fue el dieciseis de julio quede nuevamente sola y estoy muy mal estoy tan desubicada que no se que camino tomar me hace mucha falta y no veo mi vida sin el este dolor me esta matando,tantos planes ,promesas y solo me quede con los recuerdos siento una impotencia y digo la vida es muy injusta porque Dios me lo dio y me lo quito tan pronto porque no nos dio una nueva oportunidad

    • Florencia 18 de agosto de 2015 at 12:02 - Reply

      Hola querida Yina, gracias por confiarnos sobre tu pérdida. La pérdida de la pareja implica no sólo el duelo por su ausencia física sino también por las pérdidas secundarias implicadas en esta muerte. Junto con el cónyuge se pierden sueños, proyectos, el rol social, rol familiar, identidad, etc. por lo que debes ser paciente con tus emociones y expresarlas saludablemente para así elaborar cada uno de estos duelos. Respeta tus tiempos y escucha tus necesidades procurando cuidar tu salud física y emocional en esta etapa emocionalmente exigente de tu vida en la que estás sometida a un fuerte estrés. Te sugiero leer este artículo «7 Claves para vivir mejor tras una pérdida». Un fuerte abrazo

  20. MARIA 31 de agosto de 2015 at 13:52 - Reply

    JAMAS PENSE SENTIR TANTO DOLOR, VIENE EN OLEADAS DE REPENTE. CUANDO MURIO MI PADRE NO SENTI ESTO PERO AHORA ENCARAR LA MUERTE DE MI MAMI, ES TERRIBLE A VECES PIENSO QUE NO VOY A PODER SUPERARLO, ME SIENTO CULPABLE POR LO QUE NO HICE, AGRADESCO SU AYUDA ,EN ESTA ETAPA DE MIVIDA

    • Florencia 1 de septiembre de 2015 at 10:53 - Reply

      Querida María, cada duelo es tan único y personal como el vínculo que te unía a la persona fallecida por lo que ten paciencia con esta montaña rusa de emociones que estás experimentando. Busca a personas de confianza con quienes hablar sobre este dolor que te embarga y procura cuidar tu salud física con una dieta equilibrada, ejercicios físicos y una rutina de sueño adecuada. Por otro lado, la culpa es una emoción frecuente durante el duelo. Sin embargo, no hay que dejar que este diálogo interno sobre lo que podríamos o no haber dicho o hecho nos impida elaborar saludablemente el proceso de duelo por lo que es importante aprender a manejar la culpa para poder vivir un duelo sano. Te sugiero leer este artículo: «6 Consejos para liberar la culpa durante el duelo». Cariños

  21. Arlenis 31 de mayo de 2021 at 16:39 - Reply

    No se si este foro sigue activo, pero me motivo a comentar solo para expresarme. Hace dos días mi esposo y yo perdimos a nuestro gatito de tres años, el significaba todo para nosotros. Era el gatito mas perfecto y bien portado del mundo. Para nosotros era como un hijo. Enfermo y en solo una semana, ya estaba muerto. Fue muy fuerte! porque sencillamente no lo esperabamos. Siempre habiamos hablado de como el estaria en cada aspecto de nuestro futuro, esperabamos tener al menos 15 años junto a el. Que conociera a nuestros hijos y nosotros tener nietos felinos a traves de el. Que jugara como loco en la grama cuando compraramos nuestro primer solar, que estuviera presente asi con lo eleganton que era en nuestra boda. pero nada de eso pasara y no encuentro la manera de afrontarlo. Me duele tanto el corazon.

    • Jessica Goffi 5 de junio de 2021 at 14:12 - Reply

      Gracias por tu comentario querida Arlenis. Las mascotas de la casa llegan a formar parte de nuestra familia por eso es que su partida duele tanto. Para muchas personas es terapéutica la escritura así que no te sientas mal en escribirnos o hacer un «diario» personal y privado para ahí poder volcar las emociones que tienes dentro. Ten paciencia contigo misma. El proceso de duelo es doloroso y demandante pero no tienes que afrontarlo en soledad.

  22. Miguel 7 de agosto de 2021 at 00:13 - Reply

    Hola espero puedan contestarme, mi padre murió hace 3 días por covid apenas tenía 44 años y me duele que era muy joven y tenía muchos planes por delante, tengo apenas 19 años y siento que se fue muy pronto y faltaron demasiadas cosas por hacer, nose como afrontar esta pérdida el era prácticamente el soporte de la familia quien se encargaba de todo, yo andaba con el practicamente todos los días y todo el día para donde fuera y ahora que ya no está no es fácil, era un padre perfecto y es de las cosas que lo hace más duro, era el alma de todas las reuniones, hacía reír al que fuera y son cosas que me ponen mal de saber que no volverán a pasar, es mi primer duelo, mi primer pérdida, y que sea una de las personas más importantes y que más amaba en mi vida lo complica porque nose como pasar este primer duelo (además de que me preocupa que mi mamá entre en una depresión grave y que mi hermano no se ha expresado con la muerte de mi padre como si estuviera en shock todavía ya que solo ha llorado unas 3 veces y ha seguido como si nada ) se que es largo pero no tengo con quien desahogarme la verdad, gracias.

Leave A Comment

Artículos Relacionados