Diferencias entre hombres y mujeres al afrontar la pérdida de un hijo

duelo_entre_hombre_mujeres

Cada duelo es único y personal, y así también será la manera en que se expresen las emociones que desbordan el corazón. Luego de la muerte de un hijo, cada padre puede sentirse solo.  La armonía que existía en la pareja puede verse alterada debido a la incapacidad de comunicar los sentimientos de dolor hacia el otro. En este sentido, es importante destacar que entre hombres y mujeres podemos encontrar algunas diferencias respecto a este proceso de duelo. A continuación comentamos contigo sobre estas distinciones.

PROCESO DE DUELO EN MUJERES

Las mujeres suelen centrarse en esta pérdida mostrando preocupación por sus sentimientos.

Por lo general, las mujeres desean hablar de la muerte y las emociones que la embargan. Necesitan verbalizar este camino de duelo deseando revivir los momentos compartidos con el niño y reflexionar sobre los proyectos que no podrán alcanzarse en el futuro. Se trata de una fuente de consuelo que no busca respuestas sino que intenta encontrar un nuevo sentido al mundo que debe enfrentar. Por otro lado, la mujer tiende a mostrarse más inactiva después de esta pérdida. Sentirán que no tienen fuerzas para encargarse de las tareas domésticas o laborales por lo que prefieren que otros familiares asuman las responsabilidades. Se muestran más abiertas al apoyo social y profesional así como también poseen una visión enfocada en el pasado debido a los deseos de aferrarse a las conexiones que tenían antes de esta pérdida. Por ejemplo, dedicarán largo tiempo a actividades que le permitan recordar a su hijo como mirar un álbum de fotos, estar en el cuarto del pequeño, etc.

PROCESO DE DUELO EN HOMBRES

Debido a legados sociales y culturales, el hombre no suele demostrar sus emociones frente a este dolor.

El hombre siente que debe mostrarse fuerte frente al doloroso momento que atraviesa la familia por lo que generalmente suelen reprimir sus sentimientos. Esto puede ser malinterpretado por su pareja que sentirá que su esposo no se preocupa por la desgarradora pérdida de su hijo generando un gran resentimiento. Sin embargo, los hombres sienten preocupación por el dolor que está atravesando su pareja por lo que creen que la expresión de sus propios sentimientos de manera abierta sólo exacerbará el dolor de la mujer haciendo que los dos pierdan el control de sus vidas. Debido a esto suelen llorar en privado realizando su duelo en silencio y mostrándose reacios a recibir ayuda profesional. Como protector de la familia, el padre tendrá la necesidad de intelectualizar este duelo resolviendo problemas como un mecanismo para dar sentido a la pérdida. Bajo este rol social, los hombres suelen poner sus emociones en acción a través de la realización de tareas específicas. Muchas veces, el padre es quien suele asumir la responsabilidad de la realización del funeral como, por ejemplo, registro de la muerte, organización de la ceremonia e inclusive son quienes suelen tomar la decisión de comenzar a trabajar cuanto antes.

Observa esta infografía que hemos preparado para ti a fin de comparar claramente las diferencias que suelen haber entre el hombre y la mujer cuando afrontan la pérdida de un hijo:

Diferenciasentrehombresymujeresenduelo-V3

COMPRENSIÓN MUTUA EN LA PAREJA

Durante este proceso de duelo, la madre puede sentir que su pareja no entiende ni comparte su pena por lo que surgen conflictos en el matrimonio.

Los padres están unidos irremediablemente por un dolor que los devastó emocionalmente. Sin embargo, esto no significa que ambos expresen la tristeza de la misma manera. Las mujeres suelen ser más emocionales frente a esta muerte mientras que los hombres intentan reprimir su dolor. Debido a estas diferencias, durante los primeros seis meses siguientes a la pérdida de un hijo, se suelen producir la mayoría de los divorcios ya que las parejas se enfrentan a diversos problemas: falta de comunicación, sobreprotección de los otros hijos, búsqueda de culpables, deseos de hablar de esta muerte, entre otros. Por ello es importante que la tolerancia y la comprensión mutua estén presentes en el matrimonio a lo largo de todo este proceso de duelo. Deben saber escuchar al otro sin interrumpirlo, entender que el dolor nunca termina pero que llegado el momento éste se transforma, valorar las conversaciones con su pareja, aceptar la necesidad de soledad de la otra persona, y saber, por sobre todo, que cada uno tendrá una manera distinta de elaborar este duelo sin que por ello signifique que la intensidad de su tristeza sea mayor o menor.

Cada duelo es distinto y cada quien tiene una manera distinta de vivirlo por lo que es primordial comprender que cada persona expresará este dolor de una manera particular. No juzgue a su pareja por cómo actúa luego de esta pérdida. Comprenda que los hombres y las mujeres poseen diferentes mandamientos culturales y sociales así como también diferentes maneras de lidiar con el dolor.

 

¿Qué opinas al respecto?  Déjanos tus comentarios.

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. Edilma dice

    Muchisimas gracias por sus articulos, han sido de gran ayuda para seguir en este proceso, que no pense que jamas me sucediera, mi hijo varon, el amor de mi vida, un caballero, de 22 años, respetuoso responsable, amable, el hijo mas cariñoso que pudiese existir, me fue llevado por el maldito cancer, hace 6 meses fallecio y aun yo sigo con el diario vivir. Tengo una hija pero esta casada y tiene su hogar, sigo viva por fuera pero muerta por dentro, y siento que mi vida jamas sera igual. GRacias por contar con alguien que de alguna manera comprende nuestro dolor. Gracias por sus articulos objetivos y enfocados.

  2. Julio César Pereira dice

    Buenas Tardes.
    Les escribo desde Guatemala, y quiero agradecer a todos por sus comentarios.
    Reconforta escuchar y aprender de otras personas que están pasando por situaciones similares a las nuestras, ya que uno debe de aprender a vivir con esa tristeza y nostalgia.
    Esa parte del duelo ha sido la más difícil para mi.
    Mi hijo Kenny Gabriel falleció hace tres años y todos los días lo tengo presente en mis pensamientos, con aquella tristeza que muchas veces no logro controlar. A veces la tristeza se vuelve enojo, ira, e incertidumbre sobre las respuestas que nunca llegan.
    Si alguien sabe de algún grupo en Guatemala, especialmente de la ciudad de Escuintla, para poder compartir y tratar de diluir éste dolor, les voy agradecer la información para poder asistir. Estuve asistiendo a consultas con una psiquiatra, pero solamente me mandaba ansiolíticos y calmantes, lo cual considero no es la manera adecuada de sobrellevar el duelo.
    Muchas Gracias por todo.

  3. noemi dice

    hola tus concejos son de gran ayuda, la perdida de un hijo es un dolor tan grande, e inesplicable, que deja un gran vacio en nuestras vidas, porque juntos e ese ser querido que yo perdi se llevo mi alegria, ya nada sera igual la vida le cam,bia a uno para siempre es una tristeza que abarca nuestro corazon una herida en el alma que nunca cicatrisa

  4. Maria Consuelo González Hoyos dice

    Gracias todas las ayudas que me envian, me han ayudado muchísimo en este proceso tan doloroso; puesto que soy una persona demasiado sensible y me estaba encerrando. Con todo el material que ustedes me suministran he notado mucha mejoría para sobrellevar esta perdida..De nuevo gracias

  5. Jose Serrano dice

    Muchas gracias por este comentario, es una alegría tener conocimiento de esto, por lo normal no me expreso ante los demás, pero sufro en mi soledad.

  6. Editora dice

    Gracias querida Celia por compartir estas palabras. Como bien dices, es un dolor que nunca desaparece sino con el que se aprende a convivir día a día… te enviamos un inmenso cariño

  7. CELIA CASTAÑEDA VAZQUEZ dice

    NO HAY PALABRAS:
    QUE DESCRIBAN , EL SENTIR, DE LA MUERTE DE UN HIJO. SOLO LO SABEMOS LOS QUE LO HEMOS PASADO. Y CREO QUE TAMBIEN, TIENE QUE VER, COMO TERMINA. A MI ME MATARON A MI HIJO HACE 5 AÑOS Y PARECE QUE FUE AYER. EL DOLOR NO DESAPARESE, APRENDES A…NO SUFRIR…QUE ´´VASIO´´…

  8. CELIA CASTAÑEDA VAZQUEZ dice

    NO HAY PALABRAS:
    QUE DESCRIBAN , EL SENTIR, DE LA MUERTE DE UN HIJO. SOLO LO SABEMOS LOS QUE LO HEMOS PASADO. Y CREO QUE TAMBIEN, TIENE QUE VER, COMO TERMINA. A MI ME MATARON A MI HIJO HACE 5 AÑOS Y PARECE QUE FUE AYER. EL DOLOR NO DESAPARESE, APRENDES A…NO SUFRIR…QUE ´´VACIO´´.

  9. florencia dice

    Así es Marina, es una pérdida que implica una crisis vital para los padres en duelo por lo que requiere de la contención y comprensión de los seres queridos. Un abrazo

  10. Marina dice

    Si la perdida de un padre duele, no quiero ni imaginar la de un hijo. Mi solidaridad para quienes lo han perdido, les abrazo a la distancia.

  11. florencia dice

    Gracias a ti querida Martha por compartir tu experiencia de duelo con nosotros y permitirnos acompañarte en este camino emocionalmente tan exigente. Como bien dices, poder compartir este duelo con otras personas nos permite poco a poco aprender a sobrellevar el dolor de la ausencia construyendo lentamente un nuevo sentido de vida así como también un nuevo vínculo con nuestro ser querido basado en el inmenso amor y los bellos recuerdos compartidos que por siempre estarán en nosotros. Un fuerte abrazo

  12. Martha Lucia de Galvez dice

    Hace 3 meses q perdí a mi madre, crei q me moria con ella, cada dia era muy durom pues me fuí muchos años de su lado, pero venia cada año para esta junto a ella, mi mayor preocupación era q ella partiera de este mundo y yo estuviera lejos, gracias a Dios pude volver ye estar a su lado, us últimos dos años lo vivimos juntas y haciamos muchas cosas, el dia comenzaba con ella y terminaba con ella, era mi motor y mi dia a dia, lo estaba pasando muy mal, lo hacia callada para afectar a nadie, buscaba apoyo en la iglesia y en la gente q sabia q me podia dar esa ayuda, el estar por fuera de casa me hacia sentir bien, pero al volver a casa y sentir ese gran vacio, era para mi lo más duro, los domingos era un dia muy duro, pues sentia q se me iba todo, por lo q vivimos juntas y hacia q ella se sintiera bn y feliz, ya no le encontraba sentido a la vida, hasta q conoci un grupo al cual ahora asisto una vez x semana, ahi desde el primer dia me senti bn, pues pude sacar todo lo q tenia guardado y sacar la tristeza, ahora ya acepto la ida de mi madre con mucho amor, ya no siento tanto dolor, siento el vacio, pero entendi q ya era su momento, q ella queria irse a descansar, por eso invito a todas las personas q estamos viviendo este dolor, q compartan con otras personas, por q el dolor compartido es diluido y asi aprendemos a vivir con su recuerdo y con sus cosas bonitas que nos enseñaron, pero ya no vivimos con tanto dolor, gracias tbn a esta pagina q fué donde empece a ver la vida diferente, pues de cada caso sacaba lo q más me servia y fui aprendiendo q este dolor comparido es más llevadero, gracias a todas las personas q de una u otra forma participan, gracias por q nos enseñan a ver q el mundo desde una optica más positiva.

  13. florencia dice

    Hola querida Adriana, gracias por escribirnos y lamentamos profundamente la pérdida que has tenido. La muerte de un hijo implica una crisis vital en la que se pone en cuestionamiento los principios, valores y creencias que hasta entonces nos guiaban. Hoy más que nunca necesitas ser paciente, amorosa y respetuosa contigo mismo así como con tus emociones. Si tienes deseos de llorar, hazlo. Si sientes que sola no puedes afrontar este dolor, no dudes en buscar ayuda de un terapeuta especialista en duelo o bien en asistir a un grupo de mutuo apoyo para compartir con otros padres en duelo los sentimientos, pensamientos así como desafíos que has tenido que afrontar tras la pérdida de tu hijo. Te invito a ver este video de Alberto Arias, padre en duelo del Grupo Renacer: “Elaborando la pérdida de un hijo lo mejor posible”. Un fuerte abrazo

  14. Adriana dice

    Perdí a mi hijo hace 5 meses. Había cumplido 4 años. Tengo un vacío existencial enorme, nadie entiende, sólo quien ha pasado por este dolor terrible, qué se llevara hasta el ultimo día de mi vida, No se que hacer..me siento mal,angustiada,no hay nadie que me escuche.no se que hacer..mi vida pierde sentido..

  15. florencia dice

    Hola querida Yessica, gracias por escribirnos y confiarnos tu experiencia de duelo. Cada duelo es absolutamente individual como así también lo es el vínculo que te unía a tu hija y tus herramientas personales de afrontamiento por lo que cada uno lo elabora a su modo y tiempo. La clave está en comprometernos activamente en este proceso de duelo para así poco a poco aprender a sobrellevar este inmenso dolor. Debes ser paciente contigo misma… hoy más que nunca necesitas de tu amor, respeto y comprensión para desandar esta etapa emocionalmente exigente en tu vida. Respeta tus tiempos, cuida tu salud física, expresa tus emociones y escucha tus necesidades durante este proceso. Busca personas de confianza con quienes hablar para así poco a poco desandar este camino que te permitirá reconstruir un nuevo sentido de vida que ha sido destrozado después de esta pérdida. Un fuerte abrazo

  16. Yessica Palma dice

    Excelente artículo, la pérdida de un hijo es devastadora en todos los aspectos. Mi hija hace poco más de un mes que falleció intempestivamente, después de 4 largos años que tarde en embarazarme, tengo un hijo de 9 años y es él quien me impulsa a levantarme y a seguir adelante. Hay días buenos y otros no tan buenos, hay de esos días en los que uno no quiere salir ni siquiera al patio, a mi me pasa muy a menudo, mi esposo ha sufrido de ataques de ansiedad desde que pasó lo de mi nena, y aquí la que tiene que ser fuerte soy yo. Cuanto tiempo aguanta una madre el sentirse vacía? Cuanto tiempo pasa para que deje de doler como si hubiera sido ayer? En mi caso el día que Denisse falleció, yo no me destrocé ni me deshice en lágrimas, permanecí muy tranquila; mi esposo fue lo contrario, él estaba realmente muy mal. A mi el dolor me pegó después, eso sucede? Es normal? Y aquí estoy tratando de recomenzar, cada día a la ves, aunque a veces siento que no voy a poder. Gracias por su ayuda y compañía en esto, me sirve de mucho leer sus publicaciones, me da ánimos cuando no encuentro como levantarme.

  17. florencia dice

    Gracias a ti María Teresa por confiarnos tu experiencia de duelo. Sin dudas la pérdida de un hijo desmorona un mundo que creíamos estable y seguro… poco a poco el proceso de duelo te enseñará a sobrellevar este dolor y a reconstruir con tu hijo fallecido una nueva relación significativa basada en el amor y los bellos recuerdos compartidos. Un fuerte abrazo.

  18. Maria Teresa Sosa dice

    gracias por este articulo tan bonito, realmente es dificil la muerte de un hijo, pero hay que pensar en los que quedan, en mi caso tengo 2 pequeños mas que me necesitan y mi esposo y yo que ya estabamos separados porque no pudimos controlarnos con la enfermedad de nuestro hijo( que lucho 3 años contra el cancer) ahora estamos intentando llevar una bonita amistad y unirnos en algunas cosas para poder superar mejor las cosas, gracias por tan interesante articulo

    *** Forbidden. Spam sender name. Please submit form again. Antispam service cleantalk.org. ***

  19. florencia dice

    Gracias Aracely por compartir tu experiencia de duelo con nosotros. La familia, los amigos y el acompañamiento profesional son un espacio de contención esencial cuando sufres una pérdida tan inesperada. Es usual sentir que algunos días se vuelven más tristes y angustiantes… el proceso de duelo no es lineal sino que se desanda un camino de emociones intensas y muchas veces contradictorias. Te recomiendo leer nuestro artículo “Muerte Repentina de un Hijo”. Te envío un fuerte abrazo.

  20. Aracely Ramírez de Carreón dice

    Gracias de antemano por sus atenciones, sus publicaciones son excelentes y me han ayudado muchísimo en mi andar por el camino del Duelo, mi hijo solo tenía 22 años, recien recibido de C.P. en la UANL, fallece a los 12 días de su graduación, de neumonía detectada demasiado tarde por los doctores, fue un golpe muy muy fuerte, pero bueno de la mano de Dios, de mi esposo, mi hija y mis terapeutas, voy saliendo adelante y estoy en pie de guerra aunque haya días algo difíciles, a un año y 27 días seguimos en el camino hasta que Diosito quiera, y tratamos de vivir la vida lo mejor posible para que nuestro angelito este orgulloso de nosotros y por nuestra unica hija que nos queda, bendiciones y gracias por su ayuda.

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.