El Amor es Más Fuerte que la Muerte

amor_fuerte_muerte_historia

Esta es la historia de Bev quien, luego de varios años de perder a su padre, ha decidido mirar hacia el pasado con la luz de la esperanza y del amor… Bev perdió a su padre cuando tenía tan sólo 22 años. Desde hacía varios años sus padres estaban divorciados por lo que no podía disfrutar de su presencia en la casa todos los días. Algunas tardes de domingo se encontraban para hablar y por qué no también para disfrutar de un tiempo de diversión juntos. Sin embargo, 13 años después de su ausencia y con 35 años de edad, Bev realmente se da cuenta de lo importantes que eran estos recuerdos. Una tarde sintió que era tiempo de sacar algunas fotos viejas y recordar los bellos momentos compartidos… Observaba con detenimiento esas fotografías que la hacían desandar un sinfín de anécdotas y aventuras que por siempre permanecerán en su memoria. Sin embargo, una de ellas llamó su atención… es una fotografía en la playa en donde ella está tomando la imagen mientras que su padre la mira con una bella sonrisa de amor.

 

Entonces es que mira hacia atrás y nota el gran coraje y la indudable perseverancia que su padre tenía ante las adversidades de la vida… él amaba a su hija como nadie más podía hacerlo y ni el tiempo ni las distancias podrían cambiar ese sentimiento. Aunque su presencia física ya no esté, Bev siente que él aún continúa con ella en cada pequeño detalle de su personalidad reconociendo los grandes parecidos que inevitablemente tiene con su padre: “Me veo en su código genético y en el espíritu que me ha transmitido de alguna manera.”… es que su persistencia y coraje se ve reflejado en la vida de Bev que ha decidido seguir adelante a pesar de las dificultades porque, como ella bien lo describe, “su entusiasmo y la filosofía de vivir una vida de espíritu libre han crecido en ella como semillas bien plantadas”.

 

Bev está convencida de que no perdió a su padre y muchos menos su amor… para ella el cuerpo es solo un envase que con el tiempo dolorosamente se desgasta pero que su espíritu siempre se sentirá en ella mientras imagine su rostro que le está sonriendo desde algún lugar. El amor es inevitablemente más fuerte que la muerte. Los recuerdos siempre serán una parte de su corazón mientras que el amor y las risas compartidas no se borrarán jamás…  siempre estarán allí como un recuerdo eterno para los dos: “Así que si un ser querido -un amigo, una mamá, un papá o un padrastro, una hermana o un hermano, un compañero o tu único y verdadero amor – ha dejado esta vida, no lo has perdido… tú sabes exactamente lo que te diría, cómo se siente su amor y su risa así como también lo que se siente cuando te escucha” porque no hay forma de dudarlo… el amor es realmente más fuerte que la muerte.

 

FUENTE:
http://www.aworkinprogress.com.au/timelesslove.htm#TimelessLove

Te gustó este artículo? Compártelo

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.