Cuando pierdes a un ser querido, puedes sentirte profundamente cansado y angustiado por el dolor que causa esta ausencia… La rutina cotidiana tiende a paralizarse y a lo mejor poco a poco dejas de cuidar tu salud física para concentrarte sólo en comprender cómo harás para seguir adelante luego de esta muerte. No tienes fuerza para satisfacer tus necesidades básicas y sientes las consecuencias emocionales de este proceso de duelo en cada parte de tu cuerpo. Quizás ya no puedes dormir como lo hacías antes, la comida te parece un estorbo mientras que el agotamiento hace que cada pequeña tarea doméstica y/o laboral se vuelva en una pesada carga… Estas son tan sólo algunas de las respuestas físicas que expresará nuestro cuerpo frente a un proceso de duelo que rompe definitivamente con nuestra rutina tal como la conocíamos.

Sin embargo, suele ser difícil promover el autocuidado físico en una sociedad en la que se suele decir que “debes ser fuerte”, “ya se te pasará, mantente ocupado” o “deja atrás el pasado” pero ¡no los escuches! Procura abrazar tus sentimientos de pérdida, expresarlos y encontrar aquellas herramientas que te permitan cuidar de tu bienestar físico… Poco a poco podrás encontrar una nueva normalidad en tu vida. En este artículo queremos brindarte algunos consejos para que puedas cuidar de tu cuerpo durante el proceso de duelo.

6 CONSEJOS PARA CUIDAR TU CUERPO DURANTE EL DUELO

El estrés por la pérdida de un ser querido hace que nuestro sistema inmunológico se vuelva más vulnerable a los problemas físicos.

Dolores musculares, palpitaciones, mareos, falta de aire, opresión en el pecho, cambios en el apetito, falta de sueño, cambios en el ciclo menstrual, tensión física generalizada o dolores de cabeza son tan sólo algunas de las consecuencias físicas que tendrá el proceso de duelo en tu cuerpo. Esto se debe a que el estrés producido por esta muerte suele volver más vulnerable a tu sistema inmunológico frente a posibles enfermedades o síntomas físicos. Es por eso que muchas veces puedes sentir que no tienes un control sobre cómo tu cuerpo está respondiendo… El cuerpo es la casa en la que habitarás hasta el último día de tu vida por lo que es de vital importancia que puedas escuchar lo que él tiene para decirte para así cuidarlo de los riesgos externos… Sé amable con él… Responde a sus necesidades. Recuerda que será el vehículo biológico que nos acompañará a través del proceso de duelo para encontrar poco a poco un nuevo sentido a la vida.

  • SUEÑO. Durante el proceso de duelo es usual que tengas problemas para levantarte de la cama a la mañana, no puedas conciliar el sueño al acostarte o bien te despiertes en el medio de la noche sin poder volver a dormir. El duelo es emocionalmente agotador… Tu cabeza no deja de pensar cómo harás para vivir sin tu ser querido mientras que cada noche se vuelve en una larga batalla cargada de lágrimas y recuerdos. Procura dormir lo suficiente cada noche ¿Cómo? Establece una rutina diaria de sueño. Levantarte y acostarte a la misma hora cada día te ayudará a regularizar el ciclo de sueño. Puedes tomar una infusión de hierbas anti-estrés antes de acostarte, hacer una meditación guiada o bien tomar un baño relajante.Si no has tenido una noche de sueño reparador, puedes compensar estas horas de sueño tomando pequeñas siestas diarias. Según The National Sleep Foundation, una siesta de 20 a 30 minutos permite mejorar el estado de alerta y el rendimiento sin por ello interferir con el sueño nocturno. ¡Cuidado! Esto no significa que debas estar todo el día durmiendo en el sofá sin hacer nada… Muchas veces este exceso de desgano y los deseos de hundirte en la cama no es sino un signo de depresión. Si te has acostado pero no logras dormirte, es recomendable que te levantes de la cama y vayas hacia un lugar cómodo donde puedas leer un libro, tomar una leche tibia o escuchar un poco de música relajante hasta que lentamente vuelvas a conciliar el sueño. Evita tomar café o té durante las horas próximas a dormir. Para conocer más sobre los problemas de sueño durante el proceso de duelo haz click en este artículo: El sueño y el duelo.
  • ALIMENTACIÓN. El duelo es un trabajo duro por lo que la alimentación es el principal combustible que tiene el cuerpo para hacer frente a los desafíos físicos y emocionales de este proceso. Es usual que en el duelo sufras cambios en el apetito. Algunas personas no sienten deseos de comer y menos aún ganas de ponerse a cocinar… toman un poco de comida chatarra y se acuestan a dormir. Otras personas comerán en exceso mientras que un paquete de galletita o de papas fritas se volverá en un gran aliciente para el dolor emocional. Antes de tomar esta comida chatarra, piensa por unos minutos ¿Realmente tengo hambre o sólo lo hago para aliviar mi angustia? De esta manera, podrás identificar las emociones que están detrás de estas conductas.Procura tener una alimentación nutritiva y equilibrada basada en frutas, verduras, grasas monoinsaturadas y ricas en omega 3. Limita la comida chatarra y abandona los carbohidratos, la cafeína, el alcohol y el tabaco que sólo te quitan energía. Durante las primeras semanas, puedes pedirles a tus amigos y/o familiares que te ayuden en la elaboración de las comidas. Pueden hacerte varios platos para la semana para que no tengas excusas… sólo deberás descongelarlo y ¡la comida estará lista! Otra opción es que escojas un día de la semana para dedicarte a cocinar grandes cantidades de comidas que te rindan para varios días. De esta manera, no tendrás excusas para no comer. Recuerda respetar las cuatro comidas diarias dedicándole el tiempo necesario a cada una de ellas… apaga la TV y disfruta de este plato en familia.
  • ACTIVIDAD FÍSICA. La actividad física puede ayudarte a aliviar muchos de los síntomas físicos del proceso de duelo. Por ejemplo, es un buen estimulante del sueño, alivia el dolor de espaldas, disminuye la sensación de fatiga y fortalece el sistema inmunológico. Sin embargo, uno de los desafíos más difíciles de superar cuando estás en duelo es volver a la rutina diaria mientras que hacer ejercicios puede parecer realmente abrumador… No tienes que correr una maratón ni escalar una montaña… simplemente salir a dar una vuelta manzana, hacer 30 minutos de ejercicios de estiramiento o pasear en bicicleta será un gran aliciente para tu bienestar físico y emocional.Si lo deseas, puedes hacer esta caminata acompañado por un amigo y/o familiar… de esta manera se estimularán mutuamente mientras que no te aburrirás ¡no tendrás excusas! Cuando haces ejercicio no sólo necesitas una intensa concentración sino que alcanzas una profunda sensación de control. Este ejercicio aumentará el flujo de sangre al cerebro permitiendo sentirte más concentrado, promoverá el estado de calma e incrementará las endorfinas en tu cuerpo motivando el estado de ánimo. Es por ello que es una de las estrategias más eficaces de prevención y tratamiento para la depresión. Recuerda consultar con tu médico sobre las mejores opciones para ti si estás pensando en comenzar una rutina de ejercicios.
  • EVITA EL ALCOHOL. El alcohol es una toxina que en tiempos de dolor funciona como una “anestesia” para adormecerte, automedicarte y evitar una realidad imposible de ocultar… Habla con tu médico de familia si estás preocupado por cómo te sientes pero no recurras a las adicciones para ocultar este dolor. Sé que estás abrumado por la tristeza que te ha causado esta pérdida pero el consumo de drogas y alcohol sólo retrasará tu proceso de duelo. Es tentador pero no es una habilidad de afrontamiento saludable, sólo enmascara los problemas emocionales con una solución temporal. Evita la automedicación y elabora las emociones propias de este camino… poco a poco tu pena será menos intensa y dolorosa. Esto no significa que debas eliminar el alcohol de tu vida, no está mal tomar una copa de vino cuando estás en una cena o un vaso de cerveza cuando te reúnes con amigos, el problema es cuando sientes que el alcohol o las drogas son el mejor camino para afrontar este proceso de duelo. Recuerda que el dolor te hace más vulnerable teniendo un mayor riesgo de desarrollar problemas con el alcohol. Es primordial que desarrolles la moderación para evitar que este consumo obstaculice tu duelo.
  • EL DISFRUTE. Durante las primeras semanas de duelo es normal que destines todas tus energías en comprender cómo harás para sobrellevar esta pérdida mientras comienzas un proceso de adaptación buscando una y otra vez respuestas a tu sufrimiento. Destina al menos una o dos veces por semana un momento del día para hacer actividades que favorezcan el descanso, la relajación y la diversión. ¿Qué actividades querías empezar o solían gustarte hacer antes de la pérdida de tu ser querido? Haz aquello con lo que te sientas cómodo y que te conecta con las personas y las cosas que te gustan. No dudes en retomar aquellas distracciones que solías disfrutar como pintar, ir a canto, escuchar música, tocar la guitarra, escribir poemas. Estos son ejercicios que pueden ayudarte a dejar de pensar en esta ausencia distrayendo a tu mente por unos minutos mientras que alivias los síntomas físicos causados por este agotamiento renovando las energías para continuar con este proceso de duelo. Destinar este tiempo para el disfrute te permitirá mejorar tu estado de ánimo encontrando nuevos medios de expresión donde reflexionar y expresar sobre los sentimientos, miedos y deseos que tienes desde la pérdida de tu ser querido pero que no puedes expresar en palabras.
  • RELAJACIÓN. ¿Tuviste un largo día en el trabajo? ¿No has podido dejar de pensar ni un minuto sobre esta ausencia? Un baño relajante, masajes descontracturante o una meditación diaria son tan sólo algunas de las actividades de relajación que puedes incorporar para el cuidado de tu salud física y emocional ¡No te sientas culpable por disfrutar de este pequeño gesto de cariño! Cuando estás en duelo, el cuerpo está bajo un profundo estrés por lo que debes asegurarte de tomar cada día un tiempo para relajarte. Tus músculos están más tensos, tus hombros sienten una cargada mochila mientras que tu mente parece correr como nunca antes lo hizo. Recuerda que estas tensiones no deben ser menospreciadas… muchas veces suelen causar problemas de salud como, por ejemplo, afecciones cardíacas, colesterol o presión arterial.  Aprender a relajarse mental y físicamente puede equilibrar nuestra respuesta frente al estrés del proceso de duelo. Podemos quedarnos atrapados en las tensiones de la vida o bien practicar actividades de relajación y/o técnicas de meditación que nos permitan traer la calma y la quietud. Un baño relajante es un remedio natural contra la ansiedad y el estrés por lo que apaga el celular, coloca un poco de música y aceites esenciales que brinden un agradable aroma al ambiente… Cierra los ojos y concéntrate sólo en el contacto del cuerpo con el agua. Si deseas hacer meditación o yoga, busca un lugar tranquilo y confortable de la casa en donde nadie te moleste. Puedes comenzar haciendo aquellos métodos de relajación con los que ya te encuentras familiarizado porque los has utilizado en el pasado o bien buscar en Internet videos de meditación guiada para principiantes que te permitan liberar tus emociones negativas. Aquí te acercamos esta meditación que puede serte de utilidad:

El cuerpo suele sufrir las consecuencias físicas y emocionales del proceso de duelo… la energía se acaba, los dolores se vuelven más frecuentes mientras que los problemas de sueño y/o apetito incrementan aún más el estrés de este arduo camino emocional. Procura dedicarte cada día a cuidar tu cuerpo para así poder afrontar el proceso de duelo con la entereza y energía que requiere.

¿Cómo has cuidado tu cuerpo luego de la pérdida de tu ser querido? Comparte tu experiencia con otros dolientes.

FUENTES:
https://www.bowermanfuneralhome.net/fh/griefsupport/resources/griefwords_page.cfm?article=healing_body
httpss://www.caring.com/questions/taking-care-during-the-grieving-process
https://www.grief-healing-support.com/dealing-with-stress.html

Manejodelduelo.com ofrece libros, audios, ejercicios y artículos de manera gratuita a los miembros de su comunidad. Apoyamos a las personas en duelo, a sus familiares, amigos y a los profesionales que los atienden.

Únete a la comunidad de Manejodelduelo.com

PARA TI

Grupo de Apoyo para el Duelo Consciente

Inscripciones Abiertas

5-stars-white

Rated 5/5 by 12,000 Students

Leave A Comment

Artículos Relacionados