Mi oportunidad para ayudar a otros

ayudar_a_otros

Muchas veces sentimos que no podremos seguir adelante y que el dolor atraviesa nuestro cuerpo y alma. Sin embargo, luego de experimentar esta triste situación ya sea por la pérdida de un familiar, un hecho delictivo o diversas circunstancias que dejaron una huella en nuestro corazón es posible transformar este sufrimiento en un gesto solidario. ¿Qué significa esto?

Cuando debemos afrontar una situación traumática o dolorosa sentimos que somos los únicos a quienes nos suceden estas cosas. Sin embargo, falta que miremos un poco a nuestro alrededor para darnos cuenta que cientos y miles de personas atravesaron o están atravesando una situación similar a la nuestra. Y si miramos aún un poquito más podremos observar cuántas de estas personas decidieron transformar este dolor en amor y están dispuestas día a día a ayudar a quienes lo necesitan.

La vida nos enseña con el tiempo que el dolor y el odio no nos conducen a los lugares deseados y que la vida se trata de un dar y recibir constante. ¿Vale la pena quedarnos encerrados en nuestro dolor o mejor aún vale la pena guardar nuestra experiencia para nosotros mismos cuando hay cientos de personas que pueden aprender de ella? Ayudar a quienes están atravesando lo mismo que alguna vez yo enfrenté es un acto profundo de amor y de reflexión ¿O acaso no es la mejor opción responder a los obstáculos que nos presenta la vida con un gesto solidario de amor que transforme nuestra dolorosa experiencia en ayuda a quienes están atravesando lo mismo?

De eso se trata la vida, de aprender de sus matices buenos y malos pero también de no dejarnos vencer por la angustia y transformarla en el amor más puro: ayudar y acompañar a quienes están experimentando la misma dolorosa situación que alguna vez yo logré superar.

¿Qué opinas, estarías dispuesto a aportar tu granito de arena?

 

Te gustó este artículo? Compártelo

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.