¿Qué es el duelo anticipado y cuáles son sus etapas?

duelo_anticipado_etapas

El duelo anticipado es el duelo que experimenta el enfermo y su familia cuando se les comunica que la enfermedad que padece no tiene cura. Se trata de un período de tiempo durante el cual la familia y la persona enferma experimentarán diversos sentimientos y emociones que los preparará emocional e intelectualmente para la inevitable muerte del ser querido. Este tipo de duelo es usual en el caso de enfermedades crónicas en las que transcurre un largo camino desde que llega la noticia de la enfermedad hasta que se produce la muerte. Este duelo anticipado puede ser diferenciado en tres etapas principales.

- En primer lugar, cuando se conoce el diagnóstico de la enfermedad se produce un sentimiento de aturdimiento y de que nada de lo que está sucediendo es real. Es decir, que esta noticia lejos de ser asimilada desde el primer momento pasará por varios días de procesamiento que llevarán luego a aceptar el diagnóstico de la enfermedad. También es usual en esta etapa mostrar grandes sentimientos de ira contra el médico que estableció el diagnóstico. Se trata de una etapa en la que los familiares presentan un shock emocional, en el que se mezcla una sensación de pena y depresión.

 

- La segunda etapa se caracteriza por la incredulidad y los intentos de revertir el desenlace. Se cuestiona el grado de probabilidad de un desenlace fatal y se manifiestan brotes de enojo contra el cuerpo médico que iría disminuyendo a medida que se va aceptando la realidad del diagnóstico. En esta etapa se suele dar un especial interés por la persona que se morirá y se buscará resolver conflictos y sentimientos inconclusos.

 

- La tercera etapa es de reorganización. A medida que la enfermedad avanza, los familiares se van  adaptando lentamente a esta nueva situación aunque nunca se pierden todas las esperanzas. Aquí se entra en una tentativa para adaptarse a la ausencia del ser querido, se intenta aprender cómo serán las cosas sin la otra persona y a asumir la soledad.

 

Si bien en el duelo anticipado podemos diferenciar estas tres etapas, es necesario recordar que cada persona experimentará el duelo de forma única y personal. Sin embargo, este duelo anticipado nos permitirá prepararnos para una despedida emocional y física de aquel ser querido que sufre una enfermedad crónica y cuyo desenlace es inevitable. Se trata de un largo camino en el que se mezclarán sentimientos contrapuestos hasta que finalmente intentaremos adaptarnos a esta nueva realidad.

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.