Duelos especiales por fallecimiento de un ser querido

Los duelos especiales son aquellos originados por la muerte inesperada de un ser querido. Esta triste noticia nos toma por sorpresa por lo que no contamos con un tiempo previo de preparación como sucede en el fallecimiento por enfermedad. En este último caso, los familiares observan cómo su ser querido sufre la agonía de sus últimos pasos en la vida y están agotados física y emocionalmente sintiendo inclusive una gran sensación de liberación cuando su familiar muere ya que esto significa que no seguirá sufriendo. Sin embargo, ¿qué sucede con los duelos especiales dados por una muerte repentina?

En el caso de las muertes repentinas la noticia derrumba nuestras capacidades adaptativas, seguridad y autoconfianza. Esto no significa de que haya más o menos dolor que en el caso de una muerte esperada sino que no ha habido un período de preparación emocional previo para comprender esta muerte como algo natural. Las personas en duelo están abrumadas por la pérdida repentina de sus seres queridos y buscan comprender qué ha sucedido. Una multiplicidad de preguntas surge sin poder encontrar ninguna respuesta ¿Por qué a mí? ¿Qué podría haber hecho para evitarlo? ¿Cómo no pude darme cuenta? A continuación te mencionaremos cuáles son las muertes inesperadas que implican duelos especiales que pueden inclusive poseer una mayor prolongación en el tiempo:

Muerte por suicidio.

En el caso del suicidio surgen diversos sentimientos de traición. Es usual que los dolientes se hagan preguntas tales como ¿Por qué me hizo esto a mí? ¿Estaba enojado conmigo? ¿Qué le hice para que me hiciera esto? Se tratan de preguntas sin respuestas que serán acompañadas luego por un sentimiento de culpa de no poder haber ayudado a ese ser querido a tiempo o no haberse dado cuenta de sus intenciones suicidas.  En estas muertes el duelo puede verse complicado por la ausencia de una despedida debido a una decisión que ellos consideran absolutamente injusta y egoísta y por la condena social que implica el suicidio en nuestra sociedad. La vergüenza y la estigmatización de esta muerte hacen que no reciban un apoyo social y familiar similar al que recibirían si fuera una muerte de otro tipo.

Muerte súbita.

En el caso de este tipo de muerte, la persona afectada pierde el pulso, la respiración y la conciencia de manera repentina e inesperada sin que participen mecanismos violentos. Esta causa, que puede afectar potencialmente a cualquier miembro de la familia, produce un gran shock en sus seres queridos que no pueden aceptar la realidad y tienen o bien una gran limitación para exteriorizar sus sentimientos o, por el contrario, ataques de llanto o de nervios incontrolados. Es importante que si así lo desean, las familias vean al ser querido muerto y puedan conocer en detalle cuáles fueron las circunstancias que lo llevaron a su muerte.

Muerte por crimen.

En este tipo de muertes inesperadas tenemos un factor sumamente importante y que afectará este proceso de duelo: la rabia hacia quien mató a ese ser querido.  Por un lado, surge la sed de venganza para buscar el castigo del agresor mientras que si no se busca esta justicia nace la culpa ante el fallecido por no buscar castigo para su asesino. En estos casos, es usual observar sentimientos tales como shock, sorpresa, incredulidad y negación, temor a lo que diga la sociedad sobre lo sucedido, pensamientos constantes sobre cómo fueron o habrían sido los hechos, fuertes sentimientos de bronca y deseos de venganza, esperanza de encontrar justicia, entre otros.

Muerte por accidente.

En este caso el dolor de los familiares puede verse aún más profundizado por el estado en el que ha quedado el cadáver de su ser querido. La rabia por la muerte de ese ser querido y la culpa por no poder evitar su partida pueden llevar a una cadena infinita por lo que es importante que sea atendido psicológicamente. Hay un primer momento de gran conmoción e incredulidad en los que inclusive los familiares pueden sentirse incapacitados para reaccionar. Se trata de un duelo sumamente delicado para quienes estuvieron presentes en el momento del accidente  y para quienes deben enfrentar los trámites administrativos, autopsia, búsqueda de testigos, reconocimiento del cuerpo, etc. En este duelo es usual que surjan hipótesis acerca de cómo ocurrieron los hechos y del sufrimiento vivido mientras que se sienten fuertes fantasías de que en cualquier momento el ser querido va a regresar.

La muerte masiva.

Esta muerte es causada por desastres naturales o por los hombres de manera inesperada e incontrolable llevándose la vida de más de uno de los miembros de la familia. Los sobrevivientes sentirán un sentimiento de culpa profundo por haberse salvado mientras que la siguiente pregunta será constante: ¿Por qué murieron ellos y yo no? ¿Por qué no pude salvarlos? Sienten que su mundo ya no tiene sentido por lo que se vuelven sumamente vulnerables e impotentes frente a lo que sucede a su alrededor.

Los duelos especiales por muertes inesperadas nos dejan perplejos frente a una realidad que poco a poco deberemos asimilar. Las muertes repentinas llevarán un proceso de duelo más largo y complejo en el que nos daremos cuenta que muchas de las preguntas que nos hacíamos en su principio nunca lograrán tener una respuesta.

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. florencia dice

    Hola querida Marysol, gracias por escribirnos. La pérdida de la pareja implica el duelo no sólo por su muerte sino también el duelo por las pérdidas secundarias que implica (de proyectos, de identidad, rol familiar, rol social, etc.) por lo que es importante que pueda elaborar cada una de estas pérdidas. Si sientes que tu padre no avanza en este camino de duelo, no dudes en acompañarlo a un terapeuta o un grupo de mutuo apoyo en donde pueda expresar las emociones y desafíos que ha tenido desde esta ausencia. Por otro lado, Marysol debes encontrar espacios para elaborar tu propio duelo como hija. No evadas este proceso ya que las emociones quedarán estancadas en tu corazón prolongando este duelo y afectando tu salud física. Te sugiero leer este artículo: “¿Qué es el Duelo y Cuáles son las Tareas para su Elaboración?”. Un gran cariño

  2. Marysol Ocaña dice

    Hola, quiero comentarles que mi madre falleció hace un año, me duele y me siento muy mal por ello, pero creo que no me he dado el tiempo para vivir el duelo que como hija debo de tener, ya que me preocupa mucho mi papá, ahora lo veo mas triste y deprimido y me desespera no saber que hacer para apoyarlo. le he comprado libros, le propongo actividades que pudiera realizar, pero solo por un tiempo las realiza y despues las deja por cualquier pretexto y no se que hacer, por favor alguien que me diga como lo apoyo.

  3. florencia dice

    Hola querida María Eugenia, cada ser querido que parte de este mundo nos deja una cicatriz en nuestro corazón. La clave es aprender a sobrellevar este dolor reconstruyendo un nuevo vínculo basado en el amor y los inolvidables momentos compartidos. Un fuerte abrazo

  4. MARÍA EUGENIA MARTÍNEZ dice

    Hace nueve años murió la persona más importante en mi vida ( mi Papi) de un infarto fulminante….aunque le doy siempre gracias a Dios por como se fue ( muy a su manera) ´todavía me cuesta mucho trabajo sobrellevar el ENORME vacío que me dejo……

  5. florencia dice

    Hora querida Lady. Lamentamos profundamente la pérdida que has tenido y deseamos que desde aquí podamos serte de ayuda. La muerte de un hijo es una pérdida especialmente dolorosa y compleja por lo que ten paciencia con tu proceso de duelo y procura encontrar espacios en donde expresar tu dolor. Te sugiero leer el artículo “¿Cómo afrontar la muerte de un hijo?” Un fuerte abrazo.

  6. Alicia dice

    acaba de morir un compadre de un infarto dejando 3 hijos y a su esposa. Por favor publiquen algo que yo le pueda mandar para que les ayude. Gracias

  7. lady Arces dice

    Hace un año y medio mi hijo fue asesinado, era mi único hijo, cuando me dijeron que él había muerto no lo podía creer, mis lágrimas fueron muy pocas, no grite como lo hacen otras madres, me sentía como si fuera otra persona, veía todo como si yo no fuera la protagonista, a los tres días después de haberlo sepultado, mire sus fotos y los mensajes que le dejaban sus amigos y mis amigas en internet y allí fue donde entendí todo lo que había pasado llore mucho, todavía no me siento capacitada para ir al cementerio, lo extraño demasiado es lo peor que le puede pasar a un ser humano.

  8. florencia dice

    Hola querida Graciela. Gracias por compartir tu experiencia de duelo con nosotros y confiarnos sus detalles. Realmente nos reconforta poder haber sido de ayuda para ti. La muerte de un hijo afecta de manera irreversible a los padres por lo que, si bien eres el sostén de tu familia, no dejes de conservar para ti espacios donde poder explorar y reflexionar sobre tus emociones para así poco a poco ir avanzando en tu duelo. Te sugiero que escuches al Dr. Arias quien también ha perdido a su hijo de modo repentino: “Muerte repentina de un hijo”. Cariños

  9. Graciela dice

    Mi hijo murio en un accidente ferroviario,tenia 17 años y era un chico alegre,feliz,querido por todos,fue un 28 de diciembre…unas hora antes estabamos comprando ropa y todo lo referente a los preparativos a la fiesta de fin de año,el estaba re contento porque venian todos sus primos que tienen la misma edad,yo lo iba a buscar siempre a todos lados por miedo a que le pase algo especialmente a la noche,pero ese dia a las 4 de la tarde se va a buscar a los amigos para ir a jugar al futbol y a la media hora me llaman para decirme que tuvo un acidente!! corri 10 cuadras,me temblaba todo el cuerpo,no se como llegue,mientras iba corriendo mi hija hablandome por celular desde su trabajo diciendome,mama me estan diciendo que Nico tuvo un accidente!! decime que no es cierto!! y yo le contestaba Anto no llegue todavia,cuando llego lo veo ahi tirado y me acuerdo que grite,si es el pero esta vivo,porque fue asi,gracias a Dios fue un golpe en la cabeza,no sufrio nada,resiraba todavia pero murio camino al hospital,la ambulancia tardo media hora en llegar y yo gritaba desesperada que lo lleve alguien y la policia no dejo que lo tocara…y bueno despues autopcia,reconocimiento de cuerpo,declaraciones,tramites,y todo lo demas,terrorifico,llegamos a casa y el desconcierto era total,era el dia de fin de año que el tanto esperaba y estaba bajo tierra !! como puede entrar en la cabeza de alguien? mi cuerpo se murio con el durante un mes,no comia,no tenia sed,no iba al baño,no sentia frio ni calor,fue tremendo!!! ahora hizo dos años y estoy como puedo me levanto todos os dias porque me converti en el sosten de mi familia,quedamos desvastados!!! perdon tantos detalles pero necesitaba contar esto,Gracias,leo todo lo que me mandan y me hace muy bien !!

  10. florencia dice

    Hola querida Verónica. Gracias por confiarnos sobre tu pérdida. Es normal sentir esta impotencia frente a una enfermedad tan repentina y fulminante pero no debes anclarte en estas emociones negativas que te impiden seguir elaborando tu duelo. Seguramente como madre has hecho todo lo posible por tu hijo hasta su último minuto de vida. Te recomiendo ver este video del Dr. Arias, miembro del Grupo Renacer, quien también ha perdido a su hijo de manera inesperada: “Muerte Repentina de un Hijo”. Cariños

  11. veronica Alonso dice

    mi hijo falleció por una leucemia que nunca supe que padecía,15 años tenia.. lo llevé al medico por “anginas” ese diagnostico me dio la medica que lo revisó y exactamente una semana despues falleció.. tres dias internado y murió, no lo esperabamos y hoy, despues de 1 año y 8 meses siguen las preguntas, como no me di cuenta??? sentí que la bomba atomica habia caido en mi vida y la de mis otros dos hijos , ayuda mucho poder leer los articulos que publican y los testimonios de otros padres, gracias!

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.