Maneras de Despedirse de un Fallecido Cuando Estás Lejos

carta_despedida

Los rituales funerarios cumplen un papel primordial en el proceso de duelo permitiendo al doliente enfrentarse con esta muerte. Sin embargo, ¿qué sucede cuándo un ser querido se encuentra en otro país y no puede asistir al funeral? En épocas de grandes flujos migratorios, los rituales de despedida debieron encontrar una vía alternativa que permita al doliente celebrar una ceremonia a su familiar fallecido. Para poder analizar esta problemática hemos consultado a tres especialistas: Lic. Rosa Aizen, psicóloga especialista en duelo, Mabel Weiskoff, Fundadora de Dolus, y Paulo Acero Rodríguez, psicólogo e investigador con formación en duelo.  Te invitamos a que leas atentamente este artículo.

 

IMPORTANCIA DE LOS RITUALES DE DESPEDIDA

Los rituales son actividades simbólicas que ayudan a expresar los pensamientos y sentimientos respecto a los sucesos que marcan la vida de las personas.

 

Perder a un ser querido es una de las experiencias más traumáticas y dolorosas que debe atravesar el ser humano. La Lic. Rosa Aizen asegura que todos los rituales son una manera simbólica de tramitar el duelo cuyo desarrollo dependerá no sólo de las creencias y costumbres de cada persona sino también de las características del vínculo que hayan tenido con el difunto y de los rasgos de personalidad de quien inicia este duelo, entre otros factores. En este sentido, Rosa resalta la importancia de no mentirnos respecto a esta muerte haciendo como si nada hubiera sucedido ya que, por más dolorosa que sea la realidad, debemos afrontarla para así poder iniciar el proceso de curación. Como señala Mabel Weiskoff, fundadora de Dolus, las despedidas son importantes para completar un círculo ayudando  no sólo a aceptar la realidad de esta muerte sino dando por finalizados los asuntos que han quedado pendientes entre ambos.

 

DESPEDIDA FRENTE A UNA FOTOGRAFÍA

Mediante esta ceremonia de despedida podemos recordar anécdotas de nuestro ser querido celebrando así su vida.

 

La fotografía nos permite dos principales formas de despedida. Por un lado, podemos colocar una foto de la persona fallecida en un lugar especial de la casa acompañándolo de velas para así realizar una ceremonia en donde recordar y despedir a este ser querido. Esta ceremonia puede ser acompañada por una misa que respete las creencias religiosas de la familia y del difunto. Como señala Paulo Acero Rodríguez, este acercamiento al ser querido mediante una foto debe permitir al doliente recordar realísticamente a su familiar ya que si bien durante el principio del duelo hay una tendencia a la idealización, es necesario recordar no sólo las virtudes sino también los defectos para elaborar un sano duelo. Por otro lado, la fotografía también nos permite generar contenidos audiovisuales con fotos de momentos compartidos con la persona fallecida celebrando así la vida de este ser querido a través de anécdotas que son acompañadas por una música significativa para quien lo hace o para quien ya no está.  La Lic. Rosa Aizen señala que esta ceremonia de despedida inclusive puede ser acompañada por la preparación de una comida en su honor con las cosas que le gustaba comer a quien partió.

 

SUELTA DE GLOBOS

La suelta de globos suele ser un ritual de despedida especialmente realizado cuando quien ha muerto es un niño o un joven.

 

Si de esta ceremonia participa toda la familia, es frecuente solicitar que cada miembro escriba un mensaje de despedida a este ser querido que contenga los sentimientos y pensamientos más profundos que esta muerte no les ha permitido decir a su familiar. Como señala la Lic. Rosa Aizen, muchas personas también recurren a una ceremonia de suelta de palomas o bien a la plantación de un árbol en homenaje a su ser querido ya que los árboles no sólo viven muchos años sino que tienen una función de equilibrio en la naturaleza. De esta manera, el doliente siempre tendrá en su casa un espacio en donde acudir en momentos en los que necesite estar cerca del familiar que ha muerto.

 

ESCRIBIR UNA CARTA

Las cartas permiten volcar en palabras los sentimientos y pensamientos que perturban a nuestro corazón.

 

Paulo Daniel Acero Rodríguez asegura que podemos encontrar dos maneras principales de redactar esta carta de despedida. Por un lado, Acero Rodríguez utiliza en su terapia la redacción de cartas al ser querido fallecido en donde el doliente le agradece al familiar por su presencia en su vida y le realiza un pequeño homenaje preguntándole cómo quisiera que desde ahora en más actúe en esta nueva vida sin él. Luego, debe escribir una segunda carta en donde el doliente responde estas preguntas colocándose en el lugar del ser querido que ha muerto. Esto permite una sanación a nivel emocional ya que podrá mostrar su agradecimiento y quitarse las dudas que no ha podido hablar con él. Por otro lado, por fuera de la terapia, las cartas también resultan un ritual de despedida eficaz que permite expresar el sentimiento y el vacío que ha originado la pérdida del ser querido. En ellas así como también en la redacción de poemas podemos volcar las palabras no dichas, los sentimientos no expresados y las frases de adiós que nos hubiera gustado decirle brindando la posibilidad de cerrar esta relación.

 

SILLA VACÍA

Este ritual permite expresar aquellos sentimientos y pensamientos que no pudo decirle al ser querido fallecido.

 

Mabel Weiskoff señala que una de las herramientas que permiten brindar un cierre a la relación con el ser querido que ha muerto es la “silla vacía”. Esta técnica consiste en visualizaciones de despedida en donde el doliente se imagina el encuentro con la persona fallecida diciendo aquellas palabras y sentimientos que habían quedado pendientes. Para ello la persona debe sentarse tranquilamente dejando que las energías de su mente y cuerpo se relajen para poder conectarse directamente con su corazón. Es allí en donde podrá conocer qué palabras no expresadas o actos no realizados lo están entristeciendo para luego hablar sobre ello con el difunto y contarle la necesidad que tiene de despedirse de él. Finalmente puede agradecerle por haber sido parte de su vida y por haberle permitido esta conexión tan especial.

 

La elección de este rito será personal y dependerá de cuál de ellos haga sentir al doliente más conectado con el ser querido que ha partido. Lo importante es poder encontrar un espacio y una manera de despedirse de este familiar expresando los pensamientos y sentimientos que han quedado pendientes para poder brindar un cierre final de esta relación. Recuerde que decir adiós es saludable y necesario para continuar con nuestra vida.

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. Cris dice

    Hace casi cuatro años perdí a mi abuelita, siempre he sido muy fuerte pero eso me desplomó.
    A medida que ha pesado el tiempo he ido aceptando su ausencia, pero aún al ver sus fotos o videos no puedo evitar llorar.
    Cuando veo películas todo va bien, hasta que hay algún funeral y se me van las lágrimas porque revivo lo que sucedió con mi abuelita. No voy a funerales y aún no sé como superar eso, me da pena con mis amistades o personas a quienes debería apoyar en un momento así. Cómo podría superarlo? Cris

  2. Sukey dice

    Buenos días. Yo soy de las personas que no sabe que decir en momentos difíciles e incluso en una celebración.
    Me pueden dar una sugerencia para enviar mis condolencias a un profesor querido al cual se le murió su padre, porque ademas estamos lejos.

  3. florencia dice

    Hola querida Reyna, gracias por compartir esta experiencia con nosotros. Sin dudas los rituales de despedida cumplen un rol esencial en este camino de elaboración y aceptación de la pérdida así como también para cerrar aquellos asuntos pendientes que han quedado entre ambos. Por eso cuando no podemos asistir al funeral es importante encontrar otras ceremonias simbólicas de despedidas que nos permitan expresar nuestras emociones y enfrentarnos con la irreversibilidad de esta ausencia. Un abrazo

  4. Reyna Valdez dice

    Una amiga muy querida , hacia una Maestria en el extranjero cuando murio su Papa y ella nis pidio que lle tomaramos foto en el feretro para poder despedirse cuando regresara y asi lo hicimos y sola ella con la foto le oro, lloro, se despidio y dijo es como si hubiera estado en su funeral y vivio su duelo , destruyo lafoto y dijo adios y una hermana critico y dijo no ,yo no quiero ver eso y lleva tres años lamentando no haberlo visto en la foto y despedirse de el.

  5. florencia dice

    Hola querida Eimy, muchas gracias por escribirnos. Lamentamos profundamente la pérdida que has tenido. Deseamos que este artículo te sea de ayuda para brindarle un último adiós a tu querido amigo. No olvides que el proceso de duelo es una respuesta no sólo natural sino necesaria frente al dolor de la ausencia por lo que es importante que no te presiones en tus tiempos, te conectes con tus emociones y busques personas de confianza con quienes compartir lo que sientes. Te invito a leer este artículo: “7 Claves para vivir mejor tras una pérdida”. Un fuerte abrazo

  6. Eimy dice

    Hola, gracias por compartir éste artículo.
    Estoy pasando por un momento difícil… Un amigo mío partió y se encontraba muy lejos de mí… Yo me acabo de enterar y lo que más me impactó es que estaba enfermo de cáncer y nunca me lo dijo.
    Confiezo que al principio sentí dolor porque no me haya contado lo que ocurría… Pero ahora trato de ponerme en su lugar y sé que lo hizo porque estábamos lejos y para mí iva a ser aún más doloroso saberlo y no poder estar a su lado en cuerpo además de corazón y mente.
    Yo le agradezco mucho por haber estado en mi vida y por todo lo que compartimos… Pero sí necesito despedirme de él y dejarlo ir.

  7. florencia dice

    Hola querida María del Rosario. A veces es difícil ponerse de acuerdo con la familia respecto a esta despedida. Sin embargo, los rituales funerarios son esenciales para enfrentarse con la realidad de esta muerte, aceptar la pérdida y comenzar a desandar este camino de duelo. Un gran cariño

  8. madelrosario dice

    Cada quien maneja los rituales de despedida para su ser querido de manera muy personal.
    Hace once meses mi padre murio de un cancer muy agresivo el cual lo sufrí junto a él; y durante todo este tiempo solo he sabido que en vida familiar es dificil que todos pensemos igual.Lo pienso en todo momento y lo llevo en mi corazón.

  9. florencia dice

    Hola querida Melba gracias por confiarnos sobre tu pérdida y compartir estas maravillosas palabras sobre tu madre. Poco a poco irás desandando este camino de duelo en el que podrás construir un nuevo vínculo con tu madre en el que los recuerdos y el amor conservado en tu corazón se volverán en un bello tesoro. Busca amigos y familiares de confianza para poder expresar tu dolor procurando cuidar tu salud física durante esta etapa emocionalmente exigente de tu vida. Cariños

  10. Melba Lida Mejía Ramírez dice

    Estoy pasando con mi familia el duelo de la muerte de nuestra madre que casi llegaba a los 100 años. Tras una corta enfermedad superada estoicamente, al final sólo le pedíamos a Dios piedad para su dolor. Mi madre fue un ser “EXCEPCIONAL”, noble, honesta, protectora, amada por toda su familia. Quedamos 7 de sus 9 hijos, realizamos terapias de despedida, gratitud y perdón, son gratificantes cuando se les susurra al oído y se les dice cuánto se les ama y que nada queda de perdonar a un ser bueno. Muchos años de enseñanzas y aprendizajes quedaron, no se justifica la muerte por los años, son los tantos años valiosos por poder compartir con nuestros seres amados tantas vivencias.

    *** Forbidden. Spam sender name. Please submit form again. Antispam service cleantalk.org. ***

  11. florencia dice

    Hola Marilú. El proceso de duelo se caracteriza por una montaña rusa de emociones profunda y muchas veces contradictoria. Como cada uno de nosotros, nuestros seres queridos han cometido errores y han tenido defectos, lo importante es aprender a perdonar y perdonarse por ello. Un gran cariño.

  12. Marilú dice

    Yo estoy pasando por el duelo de la pérdida de mi papá, y aunque estuve con él los últimos días de su vida en un hospital y el día de su funeral se lo entregué a Dios dándole las gracias por haberme permitido tener a una persona como él de padre, en momentos me llegaban a la mente recuerdos tristes, su lado negativo, sus defectos que me ocasionaban resentimiento y me sentía con culpa por experimentar esas emociones. Hoy al leer éste tema tan interesante me doy cuenta que esas emociones son parte del proceso del duelo. Gracias por tan maravillosa página que me ha ayudado mucho en mi duelo.

  13. florencia dice

    Así es Cleo. Hay que aprender a perdonar y ser perdonados… El pasado nos enseña pero no podemos quedarnos encadenado en él ni enredarnos en lo que “podríamos haber dicho o hecho”. Allí reside la importancia de aprender a cerrar etapas. Un gran abrazo.

  14. Cleopatra dice

    es esencial y muy sanador cerrar círculos para desvincularse, para que haya paz y consuelo y la debida aceptación de lo sucedido y seguir así con la vida sin culpas y sin arrastrar asuntos inconclusos.

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.