¿Por qué siento alivio tras la muerte de mi ser querido?

alivio_tras_muerte

Cuando un miembro de tu familia o círculo de amigos muere luego de padecer una larga enfermedad en la que veías cómo lentamente limitaba sus capacidades físicas es normal sentir una mezcla de emociones muchas veces confusas y hasta contradictorias. Una de las sensaciones más frecuente es el alivio… Alivio a que el calvario ha terminado, por lo que ni tu ser querido ni tú deberán seguir sufriendo por esta enfermedad. Sin embargo, muchas veces esta emoción es vista con una sorpresa e inclusive con miedo y culpa por parte del doliente que no se anima a compartir sus sentimientos con los demás por temor a que piensen que no amaba realmente a la persona fallecida. En este artículo te contamos por qué sientes alivio durante el proceso de duelo que atraviesas.

¿ES NORMAL SENTIRSE ALIVIADO TRAS LA MUERTE DE UN SER QUERIDO?

Las enfermedades crónicas, lentas y/o de un profundo deterioro físico producen en los familiares del paciente un gran desgaste emocional y físico.

Cuando un ser querido muere, el doliente experimenta una ebullición u “oleadas” de emociones. En el caso de la pérdida de un familiar que ha luchado contra una larga enfermedad, el proceso de duelo presenta a los familiares desafíos únicos. Desde el diagnóstico de la enfermedad, los familiares comenzarán un proceso de duelo conocido como “Duelo Anticipado” , es decir, elaborarán el duelo inclusive antes de que su ser querido haya muerto ya que observan cómo el familiar enfermo se deteriora diariamente volviéndose incapaz de hacer aquellas cosas que solía realizar con absoluta independencia; aquí puede ser el comienzo de un “largo adiós”.

Por otro lado,  el ver que una vida que parecía imposible de conmocionar se encuentra repentinamente frente a una enfermedad que cambiará para siempre la rutina de esta familia y del paciente que recibe el diagnóstico. Las discapacidades físicas cada vez más disminuidas, las idas y vueltas al hospital por emergencias, los largos tratamientos de quimioterapia (si fuese el caso), el cuidado constante o la prevención continúa de riesgos domésticos, originan en los seres queridos del paciente un profundo desgaste físico y emocional. Pero ¿qué sucede cuando finalmente nuestro familiar muere? Cuando llega el momento del fallecimiento, luego de un tiempo prolongado de enfermedad, es usual que su círculo de familiares y amigos sientan una sensación de alivio al ver que el sufrimiento terminó y sobre todo por el enfermo que tuvo que soportar el dolor físico y emocional por todo ese tiempo.

El alivio es una sensación, en ocasiones, frecuente durante el proceso de duelo de las personas que han visto a su familiar padecer una larga agonía… Puede que aparte del dolor por la pérdida, puedas sentir desconcierto por este sentimiento de alivio, pero no tengas temor, ni vergüenza. Es frecuente que este alivio se deba a que se está finalizando una época difícil y tal vez hasta sacrificada para ti debido a los cuidados y atención constante que demandaba el enfermo, y ahora cuando ha fallecido el paciente, se es libre de vivir sin restricciones de horarios… Ya no hace falta dormir en el sofá… ni quedarse junto a la cama del enfermo o bien llamar al trabajo para pedir una licencia. Ya no deberá hacer una doble función de cuidar de la casa del enfermo y de la suya propia pero ¿por qué siento culpa? No te pierdas la siguiente parte de este artículo.

TRAS LA PERDIDA… LA CULPA.

Esta sensación de alivio puede ser  acompañada por un fuerte sentimiento de culpa que a veces complica el proceso de duelo.

¿Has pensado en hablar con tus amigos o familia sobre el alivio que sientes luego de esta pérdida pero la culpa te ha impedido expresarlo libremente? Cuando un ser querido al que hemos brindado toda nuestra atención muere es normal sentir culpa y preguntarnos ¿Y ahora qué sucederá con mi vida?… Toda nuestra rutina estaba dedicada al cuidado de nuestro familiar por lo que es usual que durante esta etapa como cuidador hayas renunciado a socializar, a trabajar o bien a dedicar tiempo a tus intereses personales. Ahora eres completamente libre de hacer lo que te gusta pero ¿cómo podré retomar las actividades que antes solía disfrutar? El proceso de duelo consiste en no sólo adaptarnos a la ausencia de nuestro ser querido sino también en encontrar una “nueva normalidad” frente a un presente y un futuro en ocasiones desconcertante. Cuando comprendes que tienes libertad de hacer lo que deseas es posible que sientas malestar o culpa… Te has olvidado de cómo disfrutar de ti mismo… de vivir una vida sin horarios, sin medicamentos, ni citas médicas.

alivio_por_muerte2

No sólo fue la etapa final de un largo y agotador viaje donde finaliza el sufrimiento y se da lugar a un reinicio de la vida, diseñada por ti mismo.  Sentir culpa es natural, pero lo aconsejable es dejarla de lado para que puedas hacerte cargo de tu nueva vida.  Recuerda que esta sensación de alivio no refleja el amor que tenías hacia la persona que murió sino que es una reacción congruente al nivel de tensión que ya no está presente.  Cuando comprendes esto, es posible que comiences a dejar de lado la culpa o la vergüenza.

Recuerda que cada persona elabora su proceso de duelo de una manera absolutamente personal… no compares tus sentimientos con los demás, ni te apresures en este camino emocional. Cada día que pasa encontrarás respuestas a las inquietudes que tiene tu corazón respecto a esta “nueva normalidad” que poco a poco comenzarás a construir. Tómate el tiempo necesario para comprender tus emociones… Es saludable identificarlas, sentirlas y expresarlas. No dudes en solicitar la ayuda de un psicoterapeuta especialista en duelo o los grupos de mutua ayuda para ayudarte a expresar libremente estas emociones y desandar el complejo proceso de duelo.

 

¿Un miembro de tu familia ha muerto luego de una larga enfermedad? ¿Cómo te has sentido luego de esta pérdida? Comparte tu experiencia con otros dolientes.

 

 

FUENTES:
http://www.eldercarelink.com/Other-Resources/Grief-and-Relief-Mix-of-Emotions-After-a-Death-Can-Foster-Guilt.htm
http://betsybeadhead.com/2014/03/23/death-guilt-on-the-relief-you-feel-after-a-parent-dies-after-a-long-illness/
http://heartachetohealing.com/grieving-after-a-long-term-illness/

Te gustó este artículo? Compártelo

Comentarios

  1. RITA JIMENEZ dice

    Mi madre murió hace 20 días, ella estaba recluida en un asilo. Somos seis hermanas, tres que viven en otras ciudades y tres en la ciudad, por motivos diversos de cada una no podíamos hacernos cargo de ella, fue perdiendo noción de su vida con los años, no estaba enferma, tenía 87 años, las tres nos trasladábamos desde distintos puntos de la ciudad para atenderla, yo era la que mas la visitaba por estar mi trabajo muy cerca del asilo, estoy por jubilarme y pedí a mis hermanas que tienen familia que se hicieran cargo de ella para jubilarme pero ninguna quiso, eso me lleno de frustración y coraje porque desde hace veinte años nos hacíamos cargo de ella, inesperadamente se cayo y se fracturo la cadera, como era un poco voluntariosa no se alimentaba bien y eso ocasiono que no aguantara la operación, ella murió solo 36 horas después de haberse caído, cuando le estaba recibiendo el trabajo de reanimación yo le pedía a Dios que se la llevara, y así fue, hoy tengo infinidad de sentimientos encontrados, pero no la extraño, me siento muy culpable porque no quería que muriera pero si que alguien se hiciera cargo de ella, y me siento muy aliviada. Oriente me por favor.

  2. lu dice

    hola mi madre falleció hace tres meses después de haber padecido cáncer mi primera impresión fue llenarme de rabia luego de mucha tristeza al pasar días pesar de apoyo de mi familia amigos la extraño tanto aveces ,me siento confundida por que siento paz pero ala vez me siento culpable

  3. Lucy dice

    Pues a mi me pasa algo demasiado extraño. MI padre murió repentinamente, vivía conmigo, tenía más de 80, murió mientras dormía…no sufrió…si bien ya lo veía cansado, no me dejaba llevarlo al médico….odiaba los hospitales y consultorios, prefería caerse que usar bastón, me hacia renegar muuucho…Yo estaba preocupada y enfocada en cómo iba a enfrentar esa pelea, porque no se iba a dejar cuidar (mentalmente estaba al 1000%) e iba a largar a cuanto médico o enfermera le pusiera enfrente. Y de repente se fue, como quiso…con fiesta de cumpleaños el día anterior (literalmente)…. y yo me siento bien por él…diría hasta contenta, tuve mis momentos de tristeza al despedirme pero como me describo ahora es en una profunda paz……mi hermana me llamó insensible (a ella le afectó muchísimo al punto de tener que tratarse el stress)…pero no sé…ahora me siento mal de no sentirme mal.

  4. Andreìna dice

    Mi madre hace 6 meses, en Marzo del 2017 se cayì quedando paralìtica,puès ya venìa de una fractura de fèmur hace 2 años, de allì estuvo 4 meses postrada en una cama, dependìa de mi hija y de mì para todo, luego una enfermedad ajena a ambas se la llevò en 7 dìas, no tenìa que ver con los huesos que era su mayor dolencia, le diò pancreatitis con fallo hepàtico y digo que saliò de la nada porque cuando percibì que algo no andaba bien en ella la llevè por emergencia a una clìnica, con la sorpresa de que el hìgado se habìa reducido a màs de la mitad y tenìa pancreatitis aguda, todo sucediò a partir del 24 de Julio, y me mamà partiò el 1ro de agosto dìa del natalicio de mi abuela, su madre fallecida hace 20 años, mi abuela siempre viviò con nosotras y fuè la persona que me criò, que amè y respetè, lo màs sorprendente es que el fallo hepàtico le causò encefalitis hepàtica una condiciòn de alucinaciones (aparentemente) daño neurologìco pero todo esto pasò en 7 dìas y vì la agonìa de mi mamà la vivì a su lado las ùltimas 12 horas que por cosas de Dios estaba tan agotada (ya era de noche) que me quedè dormida a su lado, pero sabìa que mi mamà estaba muy mal, antes de la enfermedad que surgiò de la nada mi mamà estaba postrada, dependìa hasta para bañarse de nosotras, cuando vino el sufrimiento peor que fuè su agpnìa le pedì con todas las FUERZAS DEL MUNDO A DIOS que se la llevara, que aliviara su sufrimiento, era una Cristo en una Cruz, asì era su expresiòn , lo que mas me duele es haberme quedado dormida a su lado cuando a la media noche entrò la enfermera y me dijo que habìa fallecido, le dì gracias a Dios en ese momento por habersela llevado y haber aliviado tal sufrimiento…Hoy han pasado 2 meses y aunque se que està en un lugar mejor comienza a pegar la ausencia, a vivir el duelo, los sube y baja…es muy fuerte para mi, compartimos el mismo hogar y esta casa està es toda ella…Hoy ofrecì en donaciòn solo su silla de ruedas, a alguien que la necesite, pero saben porque la estoy donando sin estar preparada..?? porque en esa silla de ruedas la saquè murièndose a la clìnica, y nada hace estar en su cuarto llevando polvo…por eso la regalo, porque me trae el peor de los recuerdos del dia que la saquè y ella viò a su mamà en medio del caos, a su madre fallecida…mi vida giraba en torno a mi mamà y en dos meses es muy difìcil adaptarme aun a la ausencia infinita…el sufirmiento acabò para ella, pero comenzò para mì despuès de haberle agradecido a Dios por habersela llevado…Pero no le pude dar todo mi amor el dìa de su agonìa porque el cansancio me venciò…pasè toda la noche al lado de su cuerpo inerte, lleno de paz y tranquilidad porque no permitì que la bajaran a la morgue de la clìnica, puès esa serìa mi ùltima noche con ella……Gracias

  5. Editora dice

    Querida Lety, el proceso de duelo es una montaña rusa de emociones intensas y contradictorias por lo que debes ser paciente y amorosa contigo misma. El enojo y la culpa son emociones frecuentes en el proceso de duelo que es importante escuchar y expresarlas para que no nos impida seguir avanzando en este camino. No te exijas ni te presiones en este camino que recién comienzas a desandar. Un fuerte abrazo

  6. lety dice

    hola, perdi a mi mama hace dos meses, ella tenia cancer y me siento muy mal, cada dia que pasa me es muy dificil estar sin ella todos los dias la sueño y siempre la veo en mis sueños enferma, me duele mucho y desearia tenerla conmigo me siento culpable porque ya no esta siento que si nos hubieramos dado cuenta a tiempo de su enfermedad ella seguiria con nosotros. Me siento enojada con dios y con la vida no puedo entender como es posible que le pasara eso la extralo mucho y a veces siento que ella no murio y esta aqui en algun lugar y siento ganas de ir a buscarla y encontrarla…. t.q.m mama

  7. Natalia M dice

    Muchas gracias a la editora por responder , es la primera vez que escribo en estos medios y me da aliento el saber que es normal y que todo con apoyo pasará
    Dios los bendiga

  8. Editora dice

    Gracias querida Natalia por confiarnos tu experiencia de duelo… el camino de duelo nos adentra en emociones y desafíos desconocidos hasta ahora. Ten paciencia contigo misma y busca personas de confianza con quienes expresar este dolor para poco a poco reconstruir con quien ha partido un nuevo vínculo basado en el amor y los maravillosos tiempos compartidos. Un abrazo

  9. Natalia M dice

    Hola buenas tardes, tengo 40 años , mi mama murió hace 2 años , estaba enferma de cáncer duro con terapias, quimios, sin embargo ella siempre lucho mucho , fue fuerte , fue feliz, acepto la voluntad de Dios, nos dio un ejemplo de vida, fue muy buena madre demasiado buena y nos educo muy bien , mis hermanos y yo somos gente de bien y nuestros esposos y mi nuera también, me duele mucho pensar que pude haber hecho mas por ella el hubiera me duele y me tortura , estoy felizmente casada con un esposo maravilloso, quiero disfrutar la vida que ella me enseño a vivir. Ella decía que yo me parecía a ella en la fortaleza y decisión, solo que llevo los mismos 2 años que fallecio que me falta fortaleza y decisión en mi vida , pido a Dios me ayude a volver a ser la misma de antes. gracias por leerme .

  10. Editora dice

    Hola querida Liset, date tiempo para vivir tu proceso de duelo… no te presiones ni te apresures. Sólo tú y tu hermana saben del vínculo único que las unirá por siempre así como el amor y la compañía que le has brindado todos estos años. En estos momentos deben centrarte en ti misma, en lo que sientes y deseas. Busca personas de apoyo con quienes confiar tu dolor así como estas experiencias que nos has contado. Si sientes que sola no puedes afrontar este camino, no dudes en buscar ayuda profesional para elaborar estos pensamientos, desafíos y emociones vinculados a la pérdida. Un abrazo

  11. liset dice

    hola,bueno hace 1mes fallecio mi hermana ,ella fue una persona con acondroplacia como se dice sufrio enanismo ,no caminaba pero era una persona como tu ,como yo normal y su vida normal fue al colegio hizo primaria ,secundaria ..yo soy su hermana tengo 34 años y me dedique a cuidarla durante 15 años , la cuide como una hija ya que yo soy soltera me dedique integro a mi hermana ,porque era como una bebe ya que no caminaba ,yo la cargaba para trasladarla a todos los lugares donde ibamos de viaje,al hospital ,al colegio cunado iba etc.etc,etc,…….a hora me siente mal porque siento que perdi a la unica compañia que tenia ,pero tengo miedo de que me jusguen por hacer una vida normal,estudiar ,trabajar y quizas tambien tener una familia ….me hubiera gustado que mi hermana estee presente y vea todos mis logros por esa parte me siento culpable porque espere que no estee conmigo …hubiese distinto hacer todo ,,cuando ella estaba viva ,,pero quien se hubiera dedicado a ella…..por eso sineto culpable porque ahora me siento sola ,no se como empezar ,mi vida solo giraba al rededor a ella y tengo miedo …..

  12. Editora dice

    Hola querida Silvia, el proceso de duelo se caracteriza por emociones intensas, confusas y muchas veces contradictorias… no te juzgues ni te presiones en este camino que estás desandando. Cada duelo es absolutamente personal como también lo es el vínculo que te une a tu ser querido. Busca personas de confianza con quienes expresar este dolor y los desafíos y emociones que atraviesas desde esta pérdida. Un fuerte abrazo

  13. Silvia dice

    Mi mamá fallecio hace 3 meses pero antes de eso ella se enfermo estuvo 1 mes en el hospital la extraño mucho ella era todo hacia todo con ella aunque tenga 22 años era mi mamá mi amiga. Pero siempre antes que pasara lo de su enfermedad me decia que haria sin mi mamá me ire detraz de ella si se fuera pero no no me siento asi me siento tranquila y no me gusta siento que no fui una buena hija

  14. Editora dice

    Hola querida Gladys, lamentamos profundamente la pérdida que has tenido. Es normal sentirte triste tras esta ausencia… el proceso de duelo se caracteriza por ser una montaña rusa de emociones en donde habrá días de mayor calma y días de mayor tristeza. Procura ser paciente contigo misma y cuidar de tu salud física y emocional en este camino. Paso a paso podrás ir construyendo con quien ha partido un nuevo vínculo basado en el amor y en los bellos recuerdos compartidos que ni el tiempo ni la distancia podrán quitar de tu corazón. Te invito a leer este artículo: “7 Claves para vivir mejor tras una pérdida”. Un abrazo

  15. gladys Gaviria dice

    HoLa!….mi madre fallecio hace apenas 2 meses…..estaba muy deteriorada…..tenia 90 hermosos años…yo la cuide siempre…ella era mi madre,mi amiga,mi todo.Yo vivia para ella y por ella….por eso ahora me duele tanto su partida…me encontre de repente absolutamente sola…sin con quien compartir nada….a pesar de que se que ella necesitaba un merecido descanso despues de su prolongada enfermedad…de estar entrando y saliendo de la clinica….a pesar se todo…. yo me siento muy triste….cada segundo de mi vida ella me hace una falta terrible….es estos momentos asisto a talleres de manejo de duelo…pero con todo..no logro hacerme a la idea de que ya no esta….y la amo mucho y espero el momento de volver a estar con mi madre…donde quiera que este…..el cielo?

  16. Editora dice

    Hola Bugs, lamentamos profundamente la pérdida que has tenido y desde acá deseamos serte de ayuda. Nos reconforta saber que el artículo te haya ayudado a comprender el proceso de duelo que estás atravesando. Un inmenso cariño

  17. bugs dice

    Por si os sirve a alguno, mi madre ha muerto hace dos días tras diez años de alzheimer. No he llorado ni una gota, solamente he sentido un tremendo alivio por ella y por todos. Toda mi vida, antes de que ella enfermara, pensé que el día más duro es cuando se muere tu madre. La adoraba. La adoro. Pero su muerte ha sido una inmensa alegría. Yo pasé el duelo cuando la diagnosticaron y, en poco tiempo, dejó de ser ella para quedar postrada en una silla de ruedas sin conocernos. La verdad es que me siento raro por no sentir ningún dolor y por contároslo así de fríamente. No es ninguna broma: hace dos días que se murió. Precisamente andaba buscando páginas relacionadas con el tema y he entrado en ésta. Excelente artículo.

  18. florencia dice

    Hola querida María, muchas gracias por escribirnos. Tras la muerte consecutiva de varios seres queridos el proceso de duelo se vuelve especialmente complejo. Al dolor aún no elaborado por la muerte de un ser querido se le añade el dolor de una nueva pérdida por lo que es esencial que te des tiempo para avanzar a tu propio ritmo en cada una de estas pérdidas dedicándole la atención que necesitan cada una de ellas. De lo contrario, podrías sentirte abrumada e incapaz de afrontar este dolor. Es importante encontrar un espacio donde lamentar cada una de estas pérdidas de forma individual con el fin de construir con estos seres queridos un nuevo vínculo basado en el amor y los bellos recuerdos compartidos. No olvides que si sola no puedes afrontar estos duelos puedes acudir a grupos de apoyo o bien a un terapeuta especialista en duelo para adquirir las herramientas personales que requieres para readaptarte a esta nueva realidad. Deseamos desde aquí poder acompañarte en este camino que transitas. Un fuerte abrazo

  19. maria dice

    El leer estos artículos me alivia bastante el dolor que yo siento es inmenso perdí a mi madre tras 22 años de enfermedad que la fue limitando poco a poco hasta tenerla los últimos 10 años postrada en cama con sonda nasogastrica y sin hablar ella falleció el 6 de marzo del 2013 ,al mes siguiente fallece mipapa’ de una colangitis esto fue un 17 de abril en menos de 2 meses se van mis padres y me quedo solo con mi hija ya que soy hija única ,luego de un año y meses de tratar de superar el dolor con mi hija ya que para ella su abuelo era como su padre mi hija enferma le da un derrame cerebral se le opero dos veces pensando q era un aneurisma y luego de una resonancia se descubre un tumor en el cerebro se le hace la tercera operación y le extirpan el tumor que resulto un glioblastoma grado IV ,se le hizo radioterapia todos los tratamientos solo paliativos porque era un cáncer terminal mi niña falleció el 39 de agosto del 2015 y la verdad que este dolor supera a lmis anteriores perdidas ella de solo 22añitos con una vida por delante y con su carretera terminada de enfermería fallece en su día .la verdad que es difícil supera esto no se si lo logre algun día .GRacias porpublicat estos artículos ya que ayudan a sobrellevar este dolor tan grande

  20. florencia dice

    Hola querida Inés, muchas gracias por escribirnos. La muerte repentina de la pareja nos enfrenta a un mundo que se ha convertido en inestable y potencialmente inseguro generando respuestas emocionales intensas como el shock profundo, la culpa por asuntos pendientes, la desesperación, el enojo y la desesperanza. Si bien la culpa es una emoción frecuente en el duelo no es para nada saludable cuando estos autoreproches internos crecen de tal modo que nos impiden resolver los asuntos pendientes y elaborar adecuadamente el dolor de esta ausencia. Te invito a leer estos dos artículos: “6 Consejos para liberar la culpa durante el duelo” y “La Muerte Repentina de un Ser Querido”. Un fuerte abrazo.

  21. INES VERA dice

    hola buenas noches ,,mi esposo ,partio el 18 de julio 2015,,su partida ,fue una sorpresa ,para mi,y para sus hijos ,,,pues ,continuamente ,el estaba en el hospital,,pues el padecia alta precion,y ese era el motivo de su internacion,,Realmente ,,,nunca se le hicieron examenes,,para,,otro tipo de enfermedad ,,los doctores ,siempre decian,,que ,mi esposo estaba ,bien ,que el no tenia nada que estaba sano ,,por ese motivo no se le hacia ningun tipo de examenes,,,,3 o 4 veces se desmayo ,,,pero siempre pensamos ,,,que se le subia la presion,,o que ,se levantava ,,de la cama ,,Rapido ,y creimos que ese era el motivo de sus desmayos ,,,Jamas ,me paso por la mente que mi esposo tuviera cancer ,,yo le decia ,,que a lo mejor ,tenia piedras en la vesicula,,siempre se quejaba de un dolor en el estomago ,,,y como eran los mismos sintomas que yo tenia cuando me operaron de ,la vesicula ,,,no pusimos ,mucha atencion ,,,,,los doctores ,,le decian que no tenia nada ,,,cuando yo lo queria llevar al doctor ,el me decia ,para que vamos ,si siempre dicen que no tengo ,nada ,yo se que el sufria ,los dolores,eran muy fuertes ,,,me imagino , a veces se metia en la tina con agua caliente,,y descansaba de sus dolores ,, al final ,lo lleve al hospital,,el 10 de julio ,,ahi le hicieron examenes ,,,los doctores no ,le encontraban ,que tenia ,,,el jueves .16 de julio ,los doctores me dijeron que mi esposo ,tenia cancer en el higado ,,,,y se lo dijeron a el ,tambien ,,los doctores ,,dijeron que solo ;le quedaban ,,,,3 dias de vida ,,,fue un golpe muy fuerte ,,,para la familia ,y para mi ,,,paso el viernes ,,,todo el dia estuvo inquieto ,,en la noche ,,,al amanecer ,,del dia sabado ,18 de julio ,,,mi esposo fallecio,,,, alas ;;;835;;;de la manana ,,,para todos ,el fallecimiento de mi esposo ,fue ,una sorpresa ,,,y saber que tenia cancer ,fue una sorpresa,,,yo Realmente me siento culpable del fallecimiento de mi esposo ,,,tengo muchos sentimientos de culpa,,muchos sentimientos encontrados , ,,pues hubo ,varias veces que yo le dije ,ya te dijo el doctor que no tienes nada ,,,tambien le dije que el estaba enfermo mentalmente ,le dije ,tantas cosas ,feas ,que ,todo eso me hace sentir culpable de su fallecimiento,,cuando yo pude hacer tantas cosas ,,para ,,sanarlo ,,,,,ahora ,,,pienso tantas cosas que si hubiera echo esto o aquello ,,,pero ya no se puede hacer nada ,,,,solo vivo con el dolor tan grande que siento,,se que mis lagrimas ,yano le devolveran la vida a mi esposo ,,,,y me da tristeza ,saber que el ya no me mira, mis lagrimas ,,yo lo amaba ,,pues vivimos juntos ,,30 anos ,,,,,tuvimos ,,5 hijos ,,,ahora ,,solo vivo pensando,,todo lo que pude hacer x el y no lo hice ,,,,que hago con tanto dolor ,,,,los Recuerdos ,,son cada dia mas fuertes ,,,ayuda por favor ,,,,mi esposo,,,santos Ramos ;;se me fue ,..que hago con tanto dolor ,,,;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;

  22. florencia dice

    Hola querida Patricia gracias por confiarnos sobre tu pérdida. Está bien que te permitas llorar cuando lo deseas. De este modo, alivias el dolor que sientes tras esta ausencia y renuevas fuerzas para continuar en la elaboración de este duelo. Las emociones que reprimimos prolongan el proceso de duelo afectando a nuestra salud física y emocional. Recuerda que el enojo es una emoción frecuente durante el proceso de duelo… nos enojamos con los médicos por no haber hecho lo suficiente, con los familiares, con Dios e inclusive con nosotros mismos. Ten paciencia con las emociones que irás desandando en este camino, lo esencial es que puedas expresarlas y vivir tu duelo plenamente para así progresivamente aprender a sobrellevar el dolor de esta ausencia. Un gran cariño

  23. Patricia dice

    Hola, lei el articulo y los comentarios.. Mi mama fallecio hace 2 meses, le disgnosticaron leucemia (tarde, sin posibilidades de recuperacion) y yo he sido la receptora de todas las noticias medicas. Maneje la informacion con ella, no deciendole la totalidad de las cosas que me decian los medicos, pero yo creo q ella lo sabia. Su efermedad duro 3 meses, yo estuve con ella y mi papa todo el tiempo, lejos de mi casa. Por momentos estaba molesta por esta situacion, pero segui adelante, y lo hice sin mayores cuestionamientos. La cuide tanto en la casa como en la clinica. Estuve con ella hasta el ultimo momento de su vida, la vi irse de a poquito y fui testigo de su deterioro y limitaciones. Yo agradezco (no se si esta bien ) que su enfermedad haya sido relativamente corta, porque no hubiera tolerado su sufrimiento, cuando ella fallecio senti dolor pero a la vez paz, no se como explicarlo. La extraño, he tenido senitmientos de enojo con el mundo, porque se enfermo asi de mal mi mama? Lloro diariamente, tengo recuerdos puntuales de momentos que vivimos mientras estaba enferma, de preguntas que me hacia, de charlas que teniamos o de situaciones por las que atravesamos y esos recuerdos me hacen llorar. Hoy fui al cementerio sola, sin decirle a nadie, es la segunda vez que voy.
    Escribo esto y lloro, porque como dije diariamente me angustio por momentos, momentos en los que estoy sola y me lo permito.

  24. florencia dice

    Querida Imelda, ten paciencia contigo misma. Han sido muchos días y noches sin dormir las que le has dedicado a tu querida madre. Se trata de una pérdida muy reciente por lo que respeta estas emociones buscando la contención y la escucha atenta de tus amigos y familiares. Poco a poco irás elaborando esta ausencia y reconstruyendo una nueva normalidad en donde construirás un nuevo vínculo con tu madre basado en el amor y los bellos recuerdos compartidos. Recuerda que el duelo nos enfrenta a una pregunta irremediable pero cuya respuesta es absolutamente personal: ¿Cuál es el propósito de mi vida tras esta ausencia?. Si sientes que sola no puedes afrontar este dolor, no dudes en solicitar ayuda profesional. Cariños

  25. IMELDA ABAD ROBLES dice

    Este Articulo me ha sacado de nuevo las lagrimas, tengo 56 dias que no he vuelto a oir a mi mamá, despues de años de sufrimiento y un final muy doloroso, ella fue diabetica por 23 años, fallecio a los 64 con amputaciones en ambas piernas las cuales se las hicieron 5 años atras con diferencias de 6-7 meses, hace un año y medio por cuestiones que no termino de entender la dializaron, y como no habia nadie quien se hiciera cargo y las atenciones de una enfermera era muy costosa, tuve que hacerme cargo, por ser la mujer (hija menor, solo somos dos hermanos, el mayor varón) yo no vivia en casa de mis padres, radicada en otra ciudad con mi hijo ( pues soy separada), pero por la misma razon que ella estaba enferma iba aregresarmepor medio de mi trabajo a mi tirra natal, pero todo se anticipo, todos los planes cambiaron, y me hice cargo de mi mamá, jamás me voy arrepentir porque ese año y medio que estuvimos juntas, apesar de las diferencias, aprendi mas de ella, y a vivir de cerca su dolor, cada noche era dificil, yo no sabia que mas hacer, la impotencia me ganaba, siempre eso si, siempre busque todos los medios para que ella estuviera bien, las atenciones medicas, los cuidados, todo lo procure.
    Llego un momento que ya no sabia quien era yo, estaba tan fusionada con ella, que me empece a dar cuenta que estaba enfermando,me sentia mal, me dolian los dedos de la mano, perdia la sensibilidad de las piernas, fui al medico, pero no encontraban nada, hasta que me mandaron ha terapia psicologica y psiquiatrica, despues hable con ellos pero creian que solo inventaba para ya no hacerme cargo. y segui, hasta el final, apoyandome de mi papá quien me habia empezado ayudar a dializarla los fines de semanas para que yo descansara ( el proceso de dialisis peritoneal, les recuerdo es de lunes a lunes, 4 veces todo el dia 6am, 11:20am, 4:40pm, 10pm).
    En fin pasamos muchas cosas, hoy que ya no está, la extraño tanto, mi hijo la extraña, llego a casa y espero verla, recostada o en su silla de rueda, en el baño dandose su ducha… tantas cosas que no encuentro un solo rincon que no me la recuerde, a veces me ocupo y no la pienso tanto,o ocupo todo mi tiempo libre en dormir, sino es que salgo… pero la noche, cuando todo es silencio, cuando ella roncaba o se quejaba, la noche es dificil. Estás palabras me mueven mucho “¿Y ahora qué sucederá con mi vida?… Toda nuestra rutina estaba dedicada al cuidado de nuestro familiar por lo que es usual que durante esta etapa como cuidador hayas renunciado a socializar, a trabajar o bien a dedicar tiempo a tus intereses personales. Ahora eres completamente libre de hacer lo que te gusta pero ¿cómo podré retomar las actividades que antes solía disfrutar? El proceso de duelo consiste en no sólo adaptarnos a la ausencia de nuestro ser querido sino también en encontrar una “nueva normalidad” frente a un presente y un futuro en ocasiones desconcertante. Cuando comprendes que tienes libertad de hacer lo que deseas es posible que sientas malestar o culpa… Te has olvidado de cómo disfrutar de ti mismo… de vivir una vida sin horarios, sin medicamentos, ni citas médicas”… que hago, tengo a mi hijo, a mi pareja… pero Yo, me hace falta, me hace falta, esa ocupación en ella, me hace falta ELLA, y entonces como se le hace?

  26. florencia dice

    Hola querido Juan. Gracias por confiarnos sobre tu pérdida. Recuerda ir paso a paso en este proceso de duelo, expresa tus emociones y encuentra a seres queridos a quienes poder confiar tu tristeza. Has tenido la maravillosa oportunidad de compartir tu vida con ella por lo que poco a poco en este camino de duelo irás construyendo una nueva relación con tu ser querido fallecido basada en el amor y los recuerdos compartidos. Sin importar el tiempo ni la distancia, nadie quitará de ti esos almuerzos, charlas u horas de caminatas inolvidables con tu madre… son esos bellos momentos los que ahora se convertirán en tu mayor tesoro y en la energía que requieres para continuar desandando este camino de duelo. Un fuerte abrazo

  27. juan dice

    varios años mi madre se fue acabando en su enfermedad fueron tiempos difíciles, muy difícil para cuidarla no siempre tuve el apoyo de la familia, el dia que ele dio un paro cardíaco en el hospital recuerdo que llore y también en casa, ella se recupero, nuevamente se puso delicada y al hospital ya era cotidiano entrar y salir del hospital, sus últimos tres días platique mucho con ella, agradeciendo y que agradeciera a Dios por los años vividos, y de pronto platicando en la noche se fue durmiendo y se sacudió un poco y se durmió en la muerte. no estaba preparado para su ausencia en vida, descanse es verdad pero no estaba preparado para vivir solo sin su compañía, la cocina en la tarde y sobre todo en la mañana cuando almorzamos.y en las horas de caminata que hacíamos

  28. florencia dice

    Gracias a ti Rosalba por compartirnos tu experiencia de duelo. Respecto al llanto, te sugiero leer el artículo “No puedo llorar a pesar de la tristeza”. El duelo es una experiencia universal con respuestas individuales frente al dolor por lo que cada uno tendrá sus propios tiempos, reacciones y conductas. Un fuerte abrazo

  29. Rosalba dice

    Hola, mi mamá murió el pasado 30 de marzo a la edad de 89 años. Tenía cáncer de mama pero no nos dijo nada (porque no le dolía), hasta principios de febrero. Yo vivía con ella y fue muy difícil ver como se deterioraba. Yo pensaba cada día que se me iba muriendo poco a poco. Tenía dolores que todavía respondían a los medicamentos y descansaba. No fue sino 3 días antes de su muerte que empezó a padecer dolores tan fuertes que era un suplicio para ella y para nosotros sus hijos verla sufrir tanto.
    Este artículo me ha ayudado bastante, pues efectivamente lo que yo sentí fue un gran alivio al ver que ella ya no sufría. Le he llorado muy poco o casi nada, pero lo que siento es una gran paz. Cuando me preguntan las personas como me siento, se extrañan mucho al decirles que estoy bien. Llegó un momento en que pensé que podía hacer para llorar, pues parece que esto es lo que esperan de mi.
    Gracias por su artículo, ha sido de una gran ayuda para mi.

  30. florencia dice

    Hola querida Juana. Gracias por compartir tu experiencia de duelo con nosotros. Es una pérdida muy reciente por lo que procura encontrar contención y escucha atenta en tus seres queridos. Permítete expresar tu dolor y encuentra espacios libres en donde renovar tus energías para continuar con este camino emocionalmente exigente. Recuerda que cada duelo es absolutamente personal por lo que no te presiones ni te compares con los demás. Te sugiero leer el artículo “7 Claves para vivir mejor tras una pérdida”. Un fuerte abrazo.

  31. juana dice

    Hola, mi madre murió hace una semana. En junio de 2013 nos dijeron que el cáncer se había vuelto a reproducir, y que ya no había solución. Yo creo que mi duelo empezó ahí, que me he ido despidiendo de ella poco a poco. Como dices, el deterioro, el estar pendiente, el no tener libertad para vivir…..ha sido una luchadora, los médicos estaban asombrados de su resistencia….pero para los hiijos ha sido muy duro. La hemos atendido las 24 horas del día, hemos seguido con nuestros trabajos…..y llegó un momento que estábamos agotados. He llorado mucho, pero ahora que ha muerto….lo he hecho muy poco. No siento culpa, porque creo que la cuidamos bien, y no la dejamos sola ni un momento. Murió con sus hijos. No se si más adelante experimentaré eso que comentas, la culpa, pero de momento saber que no sufre, y que se ha reunido con mi padre…..me alivia.

  32. florencia dice

    Gracias a ti Leonor por formar parte de esta comunidad. Nos reconforta saber que estos artículos sean de utilidad para ti. Deseamos desde aquí poder acompañarte y serte de gran ayuda. Cariños

  33. Leonor dice

    Muchas gracias por su pagina creo que brinda un apoyo muy grande para entender los procesos que se sufren durante estos acontecimientos, soy enfermera jubilada y pienso que estoy un poco preparada para eso pero solo hasta que pase por sucesos lo sabre, mi padre fallecio hace muchos años y recuerdo haberlo aceptado tranquilamente, tambien he conocido personas que sufren durante años y no aceptan que la vida sigue, leo con mucho interes sus articulos, gracias de nuevo.

  34. gaby dice

    Gracias por el artículo, así me siento en estos momentos, mi madre falleció hace 2 meses después de una agonía de un año por cáncer, tuve que dejar mi trabajo, para ayudar a mi padre a cuidarla, y estuve sumida en tristeza por ella y por mí, ya que efectivamente tuve que dejar mis amistades, mi intereses, tenía 2 casas que tener en pie en todos los sentidos, ver por mis hijos y ver por ella y mi padre, cuando mi madre agravó lloré tanto que no sabía de donde me salían tantas lágrimas, Ahora la extraño, siento que se fue con ella la mitad de mi corazón. Aún pienso que no es verdad que ella ahí esta aún en su cama esperando que la atienda. Me encuentro desolada, sin saber que hacer con mi vida, tengo mi propia familia pero aún siento que me falta algo. Y honestamente no sé como retomar mi vida.

  35. florencia dice

    Hola Consuelo. Gracias a ti por contarnos tu experiencia y confiar en nosotros. Este alivio nada tiene que ver con el profundo amor que tienes hacia la persona fallecida sino que es correlativo al estrés físico y emocional que implica cuidarlo y observar cada día su deterioro físico. En tu comentario expresas muchas cosas que hiciste por él, las ideas y venidas a la clínica, las noches sin dormir… Ten paciencia contigo misma, cuídate, expresa tus emociones y tómate el tiempo que necesites para construir una “nueva normalidad”. Cariños

  36. Consuelo dice

    Hola:

    Primeramente gracias por crear este blog, me ha servido mucho en este proceso que estoy pasando, hoy justamente hace un mes y medio que falleció mi papa, ha sido una etapa muy dura para mi, en la cual he llorado mucho, por su partida, a pesar de que se que mi papa ya descansa y dejo de sufrir, aun no me hago a la idea de que ya se murio, duele su ausencia, duele llegar a casa y que no este y me diga como estoy o que me fuera bien, mi papa estuvo en cama por casi 5 años, los cuales se estuvo dializando, fue muy valiente, y pues siempre estuvimos mi mama y yo con el, hasta el final, y pues he llegado a sentir culpa por que el ultimo día que lo internamos yo me sentía muy cansada, días antes casi no había dormido por lo mismo de que el estaba muy inquieto, y el me pedía que lo ayudara a voltearse pero no podía con el ya estaba muy débil y estaba muy pesado, yo le dije que no podía que me dejara dormir un ratito y tal vez suene ridículo, pero siento que debí haber hecho mas, y no lo hice, y me siento mal, por eso, y también como menciona su articulo, se acostumbra uno a cuidar a su paciente que ahora que ya no esta, no sabes que hacer, como retomar tu vida, lo único que pido a Dios es la fortaleza de seguir adelante, y pues también que los ayude a todos los que han comentado, gracias por compartir su experiencia, les mando un gran abrazo, que estén muy bien.

  37. florencia dice

    Hola Mónica. Si bien cuando un ser querido padece una enfermedad y sabemos sobre la inminencia de su muerte atravesamos un duelo anticipado, esto no implica que no tengamos que hacer un proceso de duelo posterior a su pérdida. Tómate tiempo y avanza a tu propio ritmo. Te escribiré un correo privado. Cariños.

  38. Mónica Mercedes Partida González dice

    hola que tal, gracias me ha ayudado mucho el manejar el duelo, mi padre murió hace una mes y medio, yo casi no le he llorado pues me sentía bien en apariencia fueron y han ido pasando los días y he caído en depresión moderada, me han enviado con el psiquiatra a valorar para k me de medicamento para dormir, pero la verdad no deseo tomar nada para que me haga dormir, se que el iba morír pero estaba consiente de eso pero no pensé que fuera tan pronto , su deceso en el tiempo que el estuvo enfermo deje de realizar todo lo que me gustaba par estar a su lado hasta su último suspiro, trabajo en una unidad médico y veo pacientes graves y se me viene a la mente mi padre y se me rasan mis ojos, y solo le doy gracias a Dios que mi padre no paso por esa situación como algunas personas solo se fue quedando dormido hasta el final, pasa el el tiempo y mas lo extraño, lo extraño por que ere mi compañía y yo la de él, convivíamos mucho andábamos juntos era mi acompañante y mi compañero de vacaciones, salía de vacaciones y nos íbamos los dos todos los días k tenía y el recordar que no está me entristece mucho, he llorado tanto mas que cuando el falleció ahora se que aunque uno sepa el desenlace nunca esta preparado para ver partir a los que amamos.

  39. florencia dice

    Hola Susana. Gracias a ti por confiar en nosotros y contarnos sobre tu pérdida. Luego de una dolorosa y larga enfermedad, es usual sentir alivio…Sin embargo, eso no quiere decir que no lo queremos sino que para quien tanto amamos ese sufrimiento terminó, ya no tendrá que soportar ese dolor físico y emocional que lo aquejaba. Un gran cariño.

  40. florencia dice

    Hola Pedro. Recuerda que esta sensación de alivio no refleja el amor que tenías hacia quien murió sino que es una respuesta natural a la ausencia de una tensión física y emocional en la que vivías durante la enfermedad de tu esposa. Cariños

  41. florencia dice

    Hola Cleopatra. Como tu bien dices, la culpa nos conduce al autocastigo en momentos en los que es necesario tener cariño y paciencia con nosotros mismos. El proceso de duelo nos enseña sobre la importancia de aprender a perdonar y ser perdonas para poder seguir avanzando. Cariños

  42. Susana dice

    Me alivia e informa un montón leer los artículos de ustedes. Mi hija falleció en mis brazos luego de una cruenta enfermedad, largo y doloroso tratamiento que finalmente le produjo una total atrofia muscular. Al cerrarle los ojos sentí como un soplo una infinita paz y hasta vi una sonrisa en su rostro (¡me creerán loca!). Pero eso es lo que yo viví en un momento tan doloroso. Ahora que lo recuerdo estoy bañada en lágrimas. Comparto esto por si puede servirle a alguien. Todo su velatorio me sentí invadida por una fuerza muy grande que todavía no sé de donde salió. Ella parecía un ángel dormido en infinita paz, lo viví yo y me lo decían todos los que la vieron. Gracias, muchas gracias por acompañarme y permitir compartirlo.

  43. Pedro Marcos Jimenez dice

    Efectivamente queda un sentimiento de culpa ,porque cuesta aceptar la nueva realidad de vivir ,pues mi amada Ana ya no esta con nosotros ,en mi caso particular tengo la dicha de tener a mi única y menor hija por quien velar y seguir adelante en esta vida. ese es mi consuelo .

  44. Cleopatra dice

    La culpa no deja nada bueno ni nos lleva a ningún lado, la culpa a donde nos conduce es al sufrimiento, autocastigo y autocítica, con lo que nos paralizamos y lejos de arreglar alguna situación crece cada vez mas.

¿Qué opinas?

Tus comentarios y sugerencias son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.